Tecnología HC

¿Qué nos venden las marcas? Así ha cambiado la publicidad de los coches

A lo largo del tiempo, los argumentos para vender coches han ido evolucionando al ritmo cambiante de la sociedad. Más o menos... ¿Cómo han variado nuestras necesidades? ¿Y la presentación de los productos?

Imagen artística de una persona con su coche
Foto: Imagine_Images en Pixabay.

Muchos expertos convienen en que una buena forma de comprender, de un vistazo, la historia contemporánea consiste en analizar la publicidad de los objetos de consumo.

En lo que respecta al automóvil, sus anuncios han cambiado una barbaridad en los últimos cuarenta años. Y es que, aunque no te hayas dado cuenta, los gustos y preferencias generalizados han recorrido un largo camino.

Como verás a continuación, en cada momento el consumidor ‘pide’ unas cualidades muy concretas:

Los 70: Un coche para todo el mundo

La era del ‘funky’ tenía un precepto claro: la gente socializaba sin miedo, disfrutando de la vida. Por ello, el coche era el mejor aliado para salir de la ciudad y pararse a disfrutar de un bocadillo bajo el primer árbol que tuviera buena sombra.

En el anuncio que puedes ver a partir del minuto 1:22 del Rekord D -fabricado entre 1971 y 1977-, a pesar de la voz en alemán, se preconiza exactamente eso: la idea de un ‘coche para todo’. Con practicidad suficiente tanto para una familia numerosa, como para una pareja de novios. Justo lo que sus clientes buscaban.

Los 80: El ruido y la furia

Si algo se debe destacar de esta década, es sin duda su plasticidad. Era una época de constante ‘mirada al futuro’, pero siempre con optimismo. Por encima de la electrónica -que ya comenzaba a convertirse en nuestra compañera-, el automovilista quería «sentir».

Anuncios como el del Kadett GSI canalizan esa ‘furia’, utilizando recursos muy cinematográficos como la iglesia a oscuras, los perros de presa… Incluso el color rojo del coche -como la sangre- enfatiza las sensaciones que te llevarás si lo compras. Y qué decir de la voz en ‘off’, a cargo del inmortal Constantino Romero… ¿Por qué será que estos ‘spots’ aún perviven en nuestra memoria?

Siglo XXI: «¿Y tu coche tiene…?»

Después de este ‘subidón’, si algún entusiasta nostálgico decide cerrar esta ventana ahora, queda perdonado. Porque ya hemos llegado a nuestros días, donde la tecnología manda sobre todo lo demás.

Muy posiblemente, con un anuncio distinto la WiFi del Astra hubiera pasado desapercibida para los potenciales compradores. En cambio, la polémica que levantó este vídeo fue todo un espaldarazo para la aparición de OnStar en Europa, y nos enseñó a consultar con los comerciales los servicios conectados y las aplicaciones disponibles para nuestro móvil. Mal que nos pese, ni los niños preguntan ya «¿cuánto corre ese coche?».

Diego García
Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.