Consejos HC

¿Qué sabe sobre ti el ordenador de a bordo de tu coche?

La información que recaba el ordenador de a bordo de nuestro vehículo es muy extensa. Pero ¿cuánto sabe realmente sobre nosotros? ¿Cómo puedes minimizar que acceda a todos esos datos?

Una pareja maneja su móvil durante la conducción
Photo by Pedro Sandrini from Pexels

Un especialista de The Washington Post ha realizado un estudio sobre los datos que registra un Chevrolet para saber hasta qué punto el sistema llega a conocer información sobre el conductor. Jim Mason -el experto informático- ha conseguido introducirse en el sistema de información del coche para averiguar todos los datos que recaba el ordenador de a bordo de dicho vehículo.

El estudio ha revelado resultados sorprendentes. El sistema explora minuciosamente los datos de cada uno de los contactos de los dispositivos móviles que hayan sido conectados. Nombre, número, dirección y fotos. No solo esto, sino que el propio ordenador de abordo interpreta y relaciona diferentes fuentes para deducir los establecimientos en los que el usuario hace un gasto durante un trayecto en el coche. Incluso algunos sistemas recogen los minutos que un vehículo ha estado estacionado con el motor encendido o apagado.

Estos procesos se llevan a cabo con cualquier dispositivo conectado al vehículo. Así podemos ver cómo los sistemas de información, que tienen su centro de control en la pantalla central, funcionan como una enorme base de datos para las compañías del automóvil.

¿Cómo puedes protegerte?

Consciente de que son revelaciones que pueden llevar al alarmismo, el mismo especialista encargado de la investigación pone un dique a la influencia de estos registros: el consentimiento del usuario. Nada será recogido o utilizado por las compañías si el usuario no da el permiso para ello.

El problema aparece cuando la gente desconoce la cantidad de información que registra un coche y cómo puede evitar que esto les perjudique. Cualquier vehículo con ordenador de abordo da la opción de desconectar la recolección de datos, ya sea desde el propio coche o que el vendedor lo desactive de forma remota.

La investigación concluye con un análisis. Las compañías constructoras tienen una cantidad de datos demasiado amplia, por lo que todavía no saben como darle salida a la mayoría de esa información. Algunas constructoras están desarrollando sistemas de gestión que les permitan controlar estos torrentes de información. 20 marcas ya han firmado un convenio sobre privacidad con el objetivo de poner límites a la recogida y el uso de datos.

Por el momento el especialista afirma que la solución pasa por informarse a la hora de comprar un vehículo que cuente con cualquier sistema informático. Preguntar al vendedor sobre como cancelar las opciones de registro de dato -lo preferible- o buscar en internet maneras de desactivarlas- Aunque siempre se puede optar por la opción cobarde, adquirir coches viejos sin sistemas informáticos.

Avatar
Analítico, frío, introvertido, sosegado… Lo de convencer a alguien como yo de que “los sueños se cumplen” no debe ser una tarea sencilla. Pero resulta que aquí me tenéis, ya metido (por poco) en los 40 y sintiendo el privilegio de lo que es trabajar con los mejores del mundo de la ciberseguridad, la tecnología y el motor. Soy licenciado en Periodismo y siempre me ha llamado la atención todo lo que tiene cuatro ruedas y un motor… pero que eso no os confunda: si hoy estoy aquí se debe a toda la gente que ha recorrido conmigo el camino y nunca dejaron de creer en mí. Vamos a pasar página en el periodismo del Motor.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.