Empresas

¿Qué ha hecho Bentley antes de plantar este árbol?

Con este sencillo gesto, Bentley rubrica la construcción de la que será la parte más tecnológica de su factoría. ¿Cómo influirá en el desarrollo de sus modelos?

Imagen del nuevo Test Center de Bentley

La ‘fiebre tecnológica’ que envuelve a la industria automotriz está obligando a sus integrantes a emprender una escalada de innovación y desarrollo como pocas veces se ha visto.

Buena parte de ésta viene por necesidad. Ante el imperativo de las nuevas normativas, la hibridación se extiende por todas las marcas y segmentos como solución inmediata. Y, por supuesto, la electricidad pura aguarda en un horizonte cada vez menos lejano.

Pero este esfuerzo tiene otra faceta menos mediática, y es la profunda transformación -a nivel de organización interna- de los principales constructores. No en vano, para poder mantenerse en esta frenética carrera de progreso, están convirtiendo -a marchas forzadas- sus ordinarias instalaciones de pruebas en auténticos laboratorios.

De ampliaciones en Crewe

Aun a pesar de su apego por lo tradicional, Bentley también se encuentra enfrascada en esta tarea. De hecho, acaba -como quien dice- de inaugurar sus nuevas dependencias de pruebas, alzadas en el interior de su eterno ‘cuartel general’ de Crewe.

Esta sección recién construida iniciará sus operaciones en 2021, cuando se completen los trabajos de distribución interna y dotación de equipos. Una vez en funcionamiento, abarcará una superficie total de 4.600 metros cuadrados repartidos en dos alturas. Entre estas cifras hay que incluir 773 m2 dedicados a oficinas, y los 1.550 que ocupará el simulador dinamométrico de clima, encargado de ‘testear’ los coches en temperaturas extremas.

También existirá un laboratorio dedicado en exclusiva a la realización de pruebas de emisiones en condiciones ‘reales’. Sus operaciones correrán a cargo del departamento de conformidad técnica de la firma británica, y contará con una plantilla de 100 trabajadores. Con ello, Bentley se asegura un mejor cumplimiento de los nuevos protocolos WLTP.

Por último, todo parece indicar que esta edificación funcionará -al igual que el resto de la factoría- de manera sostenible. Ya el acto de ‘fin de obra’ ha sido toda una declaración de intenciones: los dos máximos responsables de la ingeniería y la producción de la marca -Matthias Rabe y Peter Bosch- han plantado un árbol justo al lado.

Diego García
Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.