Tecnología HC

Qué formas existen de que te llegue la música

Seguro que si echas un cálculo rápido comprobarás que pasas muchas horas al año dentro de tu coche. Una manera de que se hagan llevaderas es disfrutando... de buena música.

Imagen de una chica tumbada mientras escucha música con sus auriculares
Foto: whoalice-moore en Pixabay.

En la actualidad, y gracias al desarrollo de las nuevas tecnologías, existen multitud de maneras de disfrutar de música a bordo, desde las más clásicas… a las más avanzadas y modernas. ¿Por dónde le llega la música a un coche? Hemos querido averiguarlo…

Sintonizador de radio: un clásico que no falla

La clásica ‘radio’ todavía sigue siendo algo habitual en la práctica totalidad de coches que se venden en el mercado. Estos sintonizadores nos permiten no sólo contar con música a bordo, sino también estar al tanto de la actualidad, escuchar programas con todo tipo de temática… y hacerlo cada vez con mejor calidad de sonido.

Incluso también ya es habitual que muchos fabricantes ofrezcan para sus equipos el sistema DAB -de serie o en opción por unos 150/200 euros- con el que escuchar emisoras de radio digitales, en teoría sin interferencias y con un sonido más limpio.

Fuentes externas: conéctale casi de todo

Los vehículos modernos han ido ganando en posibilidades a la hora de reproducir música proveniente de dispositivos auxiliares. Es decir, que la música que tú tienes guardada en un USB, un MP3, una tarjeta de memoria SD o cualquier otro soporte esté disponible para que suene a través de los altavoces del equipo de audio de tu modelo con la máxima calidad. Una buena manera de garantizarte más de 3.000 canciones para los viajes de casi todo el año.

Infinitas horas de música que caben en un disco -duro-

Los vehículos equipados son sofisticados sistemas de navegación suelen incluir también, entre su pliego de características, un disco duro o jukebox, donde se pueden almacenar todo tipo de contenidos -por ejemplo, la cartografía de un sistema de navegación, fotos, vídeos-… siendo la música el que más ‘juego’ te puede dar durante los viajes.

Con una capacidad de 8, 16… o hasta 40 Gb, son una solución interesante, si bien es cierto que conviene llevar el contenido musical convenientemente organizado, y que para ir introduciendo nuevo material seguirá haciendo falta contar con alguna memoria externa que conectes al coche vía USB o SD.

Radio por Internet: qué es lo que se escucha en el resto del mundo

En la actualidad, gracias a Internet, existen millones de emisoras de radio de todo tipo -incluidas las de contenido musical- que se pueden escuchar desde cualquier parte del mundo con muy buena calidad.

Cada vez existen más fabricantes que en los dispositivos multimedia de sus coches incluyen algún tipo de aplicación que agrupan emisoras de este tipo -como RadioFy, con más de 1.200-… aunque también necesitarás que el coche tenga conexión a Internet para poder reproducirlas.

En algunos casos, el coche dispondrá de su propia conexión y, en otras, tendrás que ‘darle datos’ desde tu móvil. ¿Ventajas? No es sólo música, también encontrarás información, entretenimiento, deporte… de cualquier rincón del mundo y sin los problemas de pérdia de señal de las emisoras de radio en FM/AM.

Plataformas musicales: elige cualquier canción que te guste

En los modelos más conectados, los sistemas multimedia suelen contar con todo tipo de aplicaciones, al estilo de los teléfonos móviles. Algunas de ellas permiten acceder a conocidas plataformas de música online, como Spotify, TuneIn, Tidal, Deezer… -suelen ser de pago-.

La ventaja es clara: tienes a tu disposición todo tipo de música, sin interrupciones, de todas las épicas, de cualquier genero y con buena calidad. Lo malo es que el coche necesita una buena conexión de datos -o que se los proporciones tú desde algún dispositivo, como tu móvil- y que estos servicios se música son de pago -aunque hay alguna gratuita, como Pandora o Soundcloud-, con costes que pueden rondar los 10 euros al mes.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.