Tecnología HC

Qué fabricaba Skoda hace 125 años -y no eran coches-

Si indagas en la historia de una marca como Skoda, comprobarás que el negocio de fabricar automóviles lo iniciaron en 1925; sin embargo, hay que retroceder otros 20 años para conocer el origen de todo y qué fue lo que fabricaron antes.

Imagen de la motocicleta creada por L&K

Poco antes de las navidades de 1895, el mecánico Václav Laurin y el librero Václav Klement decidieron unir su pasión por el mundo de las bicicletas y crearon un taller de reparación y fabricación de este tipo de vehículos en la localidad de Mladá Boleslav.

Su objetivo inicial era poder ofrecer bicicletas que, a pesar de un precio ajustado, fuesen de calidad y fabricadas con los mejores materiales de los que dispusieran. Y lo cierto es que lo consiguieron, porque en apenas un año, el taller pasó de tres a 21 empleados que fabricaban hasta cinco modelos de bicicletas; ¿su nombre? Slavia.

En el catálogo de productos empezaron pronto a ofrecer modelos para niños, mujeres, bicis de dos plazas -tipo tándem-, triciclos para transportar personas o mercancías…

No contentos con eso, el 18 de noviembre de 1899 dan un paso más allá y presentan al públicos dos nuevos productos… pero con motor. Así nacen las dos primeras motocicletas de Laurin y Klement, denominadas Slavia A y B. Una de las técnicas más interesantes que aplicaron es que el motor que las impulsaba iba colocado en la zona inferior del cuadro, algo que terminó convirtiéndose en lo habitual y que se lo debemos a Laurin.

Los productos eran muy buenos, la empresa no dejaba de crecer y lograron grandes pedidos de mercados como el alemán o el inglés; incluso sus motos comenzaron a tomar parte en la competición, concretamente uno de sus modelos debutó en la carrera Paris-Berlín de 1901, una prueba de 1.196 km y que ganó una de sus motos.

Sin embargo, todo el mundo cree que el punto culminante de la era de las motos de Laurin y Klement fue la victoria en el campeonato mundial de motocicletas no oficial en Dourdan, cerca de París, el 25 de junio de 1905.

Imagen de los dos fundadores de la marca Skoda

Estaba claro que la historia no iba a terminar ahí; por eso, a finales de 1905, la empresa presenta su primer automóvil, el Laurin & Klement Voiturette A. Era un coche ‘ligero y maniobrable’, con un motor bicilíbdrico de un litro con potencia suficiente para alcanzar hasta 40 km/h. Ni siquiera transcurre un año y la gama de modelos se amplia con alternativas de dos y cuatro cilindros.

No sólo eso: con el Tipo FF de 1907 se convierten en los primeros en ofrecer en Europa un modelo de ocho cilindros. Por todo lo anterior, también por los nuevos éxitos en competición, L&K se convierte en el mayor fabricante de automóviles de Austria-Hungría, exportando a varias docenas de mercados en todos los continentes.

No sería de todas formas hasta 1925 cuando se fusionan con un importante socio estratégico para dar lugar un grupo de ingeniería con sede en Pilsen y que se llamaría… Skoda y que, en primer lugar, daría paso a una nueva generación de modelos que se convirtieron el leyenda: Popular, Rapid, Favorit y Superb. El resto, como se suele decir, es historia.

La redacción de HACKERCAR la componen periodistas que trabajan en colaboración con expertos en tecnología y ciberseguridad. Hablamos de vehículos, de movilidad, de consejos... y también nos gusta el formato audiovisual. ¿Tienes algún tema que te gustaría que tratásemos o investigásemos? Escríbenos a redaccion@hackercar.com

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.