Tecnología HC

Qué autobuses coger para protegerte del coronavirus

Medidas de distanciamiento, desinfección, ventilación… Ante la actual emergencia sanitaria, el fabricante británico Arrival ha creado un prototipo de autobús libre de COVID-19. Irizar también ha aportado nuevas soluciones.

Si hay un entorno delicado durante la pandemia del coronavirus, es el del transporte público. Aglomeraciones, imposibilidad de mantener las distancias con otras personas, superficies “manoseadas”… Al final, los constructores de autobuses han pensado en estas dificultades. Con sus ideas, no solo protegen nuestra salud, sino que evitan que abusemos del vehículo particular con la excusa de librarnos de contagios.

El Arrival Bus: eléctrico, económico y “anti-COVID”

La empresa británica Arrival es una firma especializada en soluciones eléctricas de movilidad urbana. Comercializa taxis, robots repartidores, infraestructuras de recarga… En consecuencia, como no podía ser de otra manera, el propulsor del vehículo propuesto es eléctrico. Pero, cuando deje de ser un prototipo, Arrival se compromete a comercializarlo a un precio equivalente al de sus rivales de combustión. Además de estar participada por la compañía de logística UPS, el grupo Hyundai-Kia ya ha invertido 100 millones de euros en Arrival.

Arrival ha reducido al mínimo la presencia de esquinas en los recubrimientos interiores. De esta forma, se facilita la limpieza de sus superficies. Pero la gran ventaja del Arrival Bus es la configuración modular de la distribución de asientos. Éstos se pueden añadir o retirar en función de la demanda. De esta manera, si viajan pocas personas, un operario puede quitar plazas. Así se asegurará de que todo el mundo viaja a una distancia segura… Pero también puede colocar más asientos en las horas punta.

Soluciones “a la española”

Mientras tanto, Irizar ha presentado una serie de dispositivos para minimizar el riesgo de contagio en sus autobuses. La compañía española ofrece una cámara inteligente para controlar el acceso de los pasajeros. Además de ayudar a comprobar que todo el mundo se sube con mascarilla, su sensor detecta si la temperatura corporal del viajero excede los 37ºC. Una advertencia sonora advertirá a toda persona que no deba montar en el vehículo. Sobre la privacidad de este dispositivo, Irizar asegura que no registra datos personales.

Irizar también ha desvelado un sistema de aeronebulización homologado por el Ministerio de Sanidad. Con él se desinfecta el habitáculo cuando el vehículo está vacío. El proceso lleva entre 15 y 30 minutos; después, hay que esperar unas tres horas antes de subir de nuevo. Mientras tanto, con el autobús en marcha, el purificador Eco3 protege de bacterias, virus y alergenos; este sistema aumenta la concentración de oxígeno en el aire del habitáculo. Mediante los sistemas de climatización de Irizar, dicho aire se renueva cada poco tiempo; entre tres y seis minutos, concretamente, e incluso con más frecuencia si las compuertas de renovación se mantienen abiertas. Tanto si se quedan abiertas como cerradas, están diseñadas de forma que la circulación del aire dificulte el contagio entre pasajeros. Por último, Irizar ofrece nuevas mamparas y paneles divisorios para conductor y pasajeros.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.