Empresas

¿Qué aconsejamos que ‘comuniquen’ los nuevos directivos de comunicación en VW?

Para cualquier marca o empresa, comunicar es algo vital. Y cuando eres el segundo mayor grupo automovilístico del mundo, eso se antoja como una tarea imprescindible. ¿Quiénes se encargarán de tan compleja misión en VW?

nuevos responsables comunicación VW

Puede que tus productos sean muy buenos, que superen en calidad o prestaciones a los de toda la competencia; incluso puede que en tu catálogo haya algo que no ofrece ningún rival. Pero de poco sirve todo eso si, de cara al público, no lo comunicas… y, más importante aún, si no lo comunicas bien. Y es que comunicar no solo consiste en hablar de un producto o servicio.

También trata sobre cómo vender que tu producto es algo más que eso; que lo que ofreces cubre las necesidades de un determinado sector del público, que se alinea con las demandas de la sociedad, que responde a las expectativas y que se preocupa por lo mismo que preocupa a los usuarios. En definitiva, comunicar no es fácil y es por eso que esos departamentos juegan un papel clave en cualquier empresa, sea una startup de reciente creación o una multinacional con décadas de experiencia y curtida en mil y una batallas -comerciales-.

Decimos todo esto porque el Grupo Volkswagen ha hecho público nuevos nombramientos ‘en puestos clave’ -tal y como ellos los definen- en el área de comunicación. Vivimos tiempos de cambio en el sector automovilístico, y en muchas ocasiones parece que esos relevos se antojan como algo imprescindible.

En todo caso, por resumir, diremos que Robin Aschhoff, que va a a hacerse cargo de la Secretaría General de Volkswagen Group China a partir del 1 de agosto de 2022, también va a asumir la responsabilidad de Comunicación Internacional. Por otra parte, Jens Katemann, el actual director de Comunicación de Skoda ocupará el cargo de Robin Aschhoff como director de Comunicación de la marca Volkswagen Turismos a partir del 1 de julio de 2022. Finalmente, en esa misma fecha, Ariane Kilian, actual directora de Comunicación de la división de Tecnología del grupo y de Volkswagen Group Components, asume la responsabilidad de la comunicación de Skoda.

¿Qué ‘nos tendrán que contar’ Robin, Jens y Ariane en los próximos años? ¿Qué deberían tener en cuenta? Estas son las tres temáticas que no deberían faltar en sus comunicados de los próximos años.

La ciberseguridad ya está aquí… y preocupa a VW

Siendo Volkswagen el segundo grupo que más coches vendió en 2021 -con 4,57 millones de unidades; solo superado por Toyota con 7,35 milones-, es lógico que tus modelos estén ‘a la última’ en lo relacionado con seguridad, protección medioambiental, conectividad… Pues bien, lo siguiente en lo que el gigante alemán debe demostrar que es la referencia es en el tema de la ciberseguridad.

Es cierto que ya no va a poder presumir de ser la primera marca que ofreció un modelo con un certificado de ‘vehículo ciberseguro’ -se le adelantó la moto eléctrica Nuuk, que lo recibió de manos de AENOR y EUROCYBCAR el pasado 25 de abril en Bilbao, tal y como te contamos en HackerCar-, pero sí que podría ser el primer grupo en disponer de un automóvil con ese reconocimiento… y poder ‘comunicarlo’ a la sociedad situaría al Grupo VW como referencia en temas de ciberseguridad.

Y es que comunicar sobre esta materia va a ser algo imprescindible no ya solo para Volkswagen, sino para todos los fabricantes. Y es que no hay que dejar de recordar que desde julio de 2022, todos los modelos de nueva homologación en regiones como la Unión Europea van a tener que disponer de uno de esos certificados -emitido por una entidad independiente, como la mencionada EUROCYBCAR-, algo que se hará extensivo a cualquier modelo nuevo que esté a la venta desde mediados de 2024. Algo que será así por ley, tal y como determina la normativa UNECE/R155.

Que el futuro será eléctrico, pero no tan rápido

El Grupo Volkswagen ha sido de los que ha desplegado una mayor ofensiva de modelos eléctricos en los últimos años; el mejor ejemplo es la familia de modelos ID, pero también la aplicación de la plataforma MEB a modelos de Skoda, Audi, Cupra… Está claro que el futuro terminará siendo protagonizado por los modelos de cero emisiones -al menos en los mercados europeos-, pero puede que ese ‘futuro’ llegue un poco más tarde de lo esperado.

Y es que, a pesar de los ingentes esfuerzos que están dedicando las marcas para hacer una transición hacia lo eléctrico, la fecha que muchas marcas están poniendo de que en 2030 ya solo comercializarán modelos totalmente eléctricos parece demasiado optimista. Para hacerse una idea, en 2021, la cuota de vehículos eléctricos en el mundo alcanzó el 8’5% y es cierto que en ese mismo año, por primera vez en la historia, se vendieron más de un millón de unidades de coches de ese tipo en la Unión Europea, pero en conjunto la cuota fue del 10,4%. De hecho, en países como España fue del 2,5%.

Por lo tanto, y aunque nadie discute que ese será el final, todo parece apuntar que el camino va a ser más largo y, para ello, habrá que combinar la electrificación con el emplo de modelos de combustión particularmente eficientes y, sobre todo, con reducidas emisiones. Algo que se puede conseguir con una nueva generación de combustibles; precisamente, marcas del grupo Volkswagen, como Porsche o Audi han mostrado lo que son capaces de ofrecer, con nuevos tipos de gasolina y diésel que reducen de manera drástica la presencia de sustancias nocivas.

Que te puedes fiar de la conducción autónoma

Todo parece indicar que los vehículos que ‘conducen solos’ terminarán siendo una realidad antes del final de esta década. Y entendemos como tal, aquellos que cuentan con un nivel de autonomía 4 ó 5, es decir, aquellos que permiten a un modelo conducirse solo, en toda circunstancia, sin la intervención del conductor -hasta el punto de que no necesitan que nadie vaya a bordo… e, incluso, no necesitan contar ni con un puesto de conducción dotado con volante, pedales…-.

Las nuevas cabezas de comunicación del grupo alemán deberán ser capaces de explicar, de manera sencilla, qué tecnología hay detrás de todos estos sistemas, de cómo se han puesto a punto, de las pruebas que han llevado a cabo y de cómo son capaces de reaccionar en situaciones complicadas. Tendrán que explicar la ética que rige el comportamiento de la inteligencia artificial que los haga tomar decisiones en la conducción. También deberían transmitir que ellos, como fabricante, serán los encargados de ‘asumir’ su responsabilidad en caso de que el vehículo falle y surja un problema.

Hablando de tecnología, desde VW tendrán que hacer una labor vital de comunicación… y concienciación, en el sentido de que van a tener que ser capaces de vender todas las virtudes que aportan los nuevos dispositivos que incluye un vehículo -en forma de asistentes a la conducción, sistemas multimedia, app móviles…- pero, al mismo tiempo, avisando a los clientes y usuarios de los riesgos de ciberseguridad que pueden entrañar en caso de que no se les dé un uso ciberseguro. Informar y concienciar, que es lo mismo que HackerCar lleva haciendo desde su fundación, en marzo de 2019.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.