Tecnología HC

¿Puede un motor eléctrico funcionar de otra manera?

Independientemente de su rendimiento, los motores eléctricos comparten un mismo principio de funcionamiento. Sin embargo, parece que una posible alternativa se abre paso...

Esquema del Motor de Inducción diseñado por DSD

La razón por la cual -en los albores de la automociónel motor eléctrico fue descubierto antes que el de ‘explosión’ se debe a su sencillez de funcionamiento. Dentro de esta máquina, un imán gira a altas velocidades, repelido por la fuerte corriente electromagnética opuesta que recibe de varios electroimanes que lo rodean.

Es, pues, este constante ‘carrusel’ lo que realmente transforma la electricidad en movimiento. Y así sigue siendo, incluso en aparatos tan tecnológicos y avanzados como los actuales coches eléctricos.

En el camino de la ingeniería, tan sólo caben dos rutas. Lo que la mayoría de técnicos y empresas resuelven es emular “lo que funciona”. Pero siempre existen personajes y entidades que, empeñadas en “patinar cuesta arriba”, trabajan para desafiar lo establecido. La consultora británica Drive System Design pertenece a estos últimos.

Lanzando el ‘electro-guante’

En el marco de la conferencia ‘The Battery Show’ -celebrada de manera virtual-, DSD presentó los resultados de un estudio realizado con motores de inducción electromagnética. Este sistema -desechado por los fabricantes por considerarlo poco eficiente- podría ser útil en determinados tipos de vehículo.

O, al menos, así lo cree Paul Sims, CTS de la compañía y autor de la investigación. A diferencia de un propulsor tradicional, el método de la inducción consiste en crear un campo electromagnético que ‘abraza’ por completo el imán central, lo cual obliga a éste al movimiento… si la fuerza es suficiente para ello.

Para DSD, el secreto reside en una fabricación altamente precisa de los componentes que formarán parte del motor. Uno de sus mayores desafíos -por ejemplo- es el de asegurar la integridad del rotor mientras rota a velocidades muy elevadas. Otro problema -relativamente relacionado con el anterior- es el elevado calor que genera el sistema, lo cual obliga a sacar el máximo provecho de todas las técnicas de control de la temperatura.

Diego García
Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.