Empresas

¿Puede un caballo acabar con los prejuicios hacia el coche eléctrico?

Volkswagen asegura que el sector del automóvil va a afrontar el mayor cambio de su historia: el de reemplazar todos los actuales vehículos de combustión por otros sin emisiones. Sin embargo, son conscientes de que ese nuevo tipo de movilidad aún genera escepticismo. ¿Cómo lo quieren combatir?

Ilustración del emperador Guillermo II de Austria

Precios elevados, recargas muy lentas, autonomías aún por mejorar, riesgos en caso de accidente, pesos considerables… La popularización del coche eléctrico va a tener que hacer frente a muchos obstáculos y a una serie de prejuicios más o menos fundados.

Las marcas de automóviles lo saben y, por eso, van a tener que complementar su ofensiva con una árdua labor de comunicación que ayuda a difundir las virtudes de un coche ‘cero emisiones’. ¿Cómo?

A Volkswagen, por ejemplo, se le ha ocurrido una original idea: viajar hacia atrás en el tiempo y demostrar que otros prejuicios históricos, pronunciados por personajes relevantes del pasado, también han caído por su propio peso con el paso del tiempo. No todos tienen que ver con el automóvil, pero son demostraciones de que hay ideas que, aunque estén extendidas en la sociedad y les ponga voz alguien importante, no tienen por qué ser ciertas.

“El automóvil es un fenómeno temporal”

La frase fue pronunciada por el emperador Guillermo II de Prusia, que en su momento opinaba que los caballos no tenían rival frente a los entonces incipientes automóviles, unos artilugios -de tres o cuatro ruedas- que, según su parecer, eran más lentos, menos versátiles y tenían que parar a repostar.

A día de hoy, hay más de mil millones de vehículos circulando por las carreteras de todo el mundo, y más de dos millones ya son eléctricos. Según VW, su nueva gama de modelos ID podrá alcanzar autonomías de hasta 550 km con una recarga.

Ya se ha inventado todo lo que se podía inventar

Cuando en 1899 el Comisionado de la Oficina de Patentes de EE.UU., Charles H. Duell, pronunció esa sentencia, la sociedad vivía un momento de apogeo con avances como la bombilla, los ferrocarriles, los motores diésel… que habían hecho de la vida cotidiana algo mucho más llevadero. Sin embargo, aún había mucho lugar para la sorpresa: de hecho, en el siglo XX llegarían la televisión, los ordenadores, Internet, los viajes en el espacio, los aviones modernos…

Ilustración de un inventor delante de su nueva máquina

Por suerte, tan sólo analizando lo que es el mundo del automóvil, quedó claro que la afirmación del señor Duell era equivocada. En los siguientes 120 años, este sector ha evolucionado en todos los campos: seguridad, prestaciones, comodidad, eficiencia… y, en breve, se darán más pasos con la movilidad eléctrica, los vehículos plenamente conectados o la conducción autónoma.

Los grupos musicales con varias guitarras han pasado de moda

Esa fue la excusa -y la de decir que “su sonido no nos gusta”- que puso la discográfica Decca Records para rechazar a los Beatles. Por suerte, eso fue tan sólo el principio de la que está considerada una de las mejores bandas musicales de la historia. Y es que se estima que el cuarteto de Liverpool ha logrado vender cerca de mil millones de discos en toda su historia. En Decca pronto enmedaron su error volviendo a apostar por grupos ‘guitarreros’, como unos tales Rolling Stones.

A día de hoy, en el mundo del automóvil hay ciertos conceptos que, en el momento de su aparición, pueden provocar dudas por resultar ‘diferentes’. Es lo que pasó con el Escarabajo en los años 50, el Golf en los 70… y, sin embargo, terminaron convirtiéndose en dos iconos de las cuatro ruedas. El próximo coche con el que Volkswagen quiere repetir la jugada es con el inminente ID3.

¿Quién diablos quiere escuchar a los actores?

La industria del cine de principios de siglo se basada en películas mudas en cuanto a diálogos y voces de los protagonistas, pero acompañadas de bandas sonoras. Uno de los fundadores de Warner Brothers fue el que, en 1927, aún opinaba que el cine hablado no tenía ninguna razón de ser… aunque sólo hicieron falta diez años para demostrar lo equivocado que estada. En la actualidad, el sonido es algo fundamental en cualquier film, y las salas cada vez añaden fórmulas más sofisticadas para que las voces, los efectos o la música de una película envuelva a los espectadores.

En cuanto a los coches, llevamos más de cien años escuchando su propia banda sonora -la que producen sus motores-… y puede que, con la proliferación del coche eléctrico, haya que acostumbrarse al silencio. Eso también puede tener su lado bueno, en cuanto a confort de marcha y la posibilidad de disfrutar al máximo de los equipos de sonido.

“La gente se cansará pronto de la televisión”

El CEO de los famosos estudios de cine de la 20th Century Fox, Darryl F. Zanuck, pronosticaba en 1946 que la televisión sólo aguantaría seis meses en los hogares y que, a partir de ese momento, los espectadores se cansarían de mirar todas las noches “una caja de madera contrachapada”.

En lo único que acertó Zanuck es en que los televisores ya no serían de madera… pero, por lo demás, a día de hoy, los alemanes pasan más de tres horas y media al día viendo la televisión, y los españoles cerca de cuatro. Incluso la gente no duda en viajar cientos de kilómetros para juntarse y ver algún acontecimiento importante en pantallas gigantes.

Ilustración de un grupo de amigos viendo la televisión

Lo del apego a una pantalla también se está trasladando a los vehículos; de hecho, en la actualidad, los coches modernos cuenta cada vez con más pantallas a bordo. En ellas se muestra de todo: desde información práctica de la conducción hasta los mapas del navegador, imágenes de las cámaras que controlan el perímetro del vehículo… y, en los modelos más sofisticados, las imágenes del receptor de televisión digital.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.