Comparativa

PSA vs VAG: ¿Quién ve mejor por la noche?

Algunos de los coches más tecnológicos del momento incorporan extras muy curiosos… que te permiten ver cuando no hay luz. Pero ¿quién tiene el mejor sistema para conducir ‘a tientas’?

Imagen de un vehículo con visión nocturna
Photo by Steve Jurvetson

En los automóviles modernos -como los que probamos en esta sección-, parece que nunca se acaba el espacio para añadir nuevas funciones y sistemas. Algunos de ellos son extremadamente útiles -como un control de crucero-, otros aumentan increíblemente el confort a bordo -como el masaje en los asientos-, y otros… despiertan la curiosidad.

Los equipos de ‘visión nocturna’ -que pronto pasaremos a comparar- pertenecen, sin duda, a esta última categoría. Aunque llevan ya algunos años entre nosotros -la primera aparición se le atribuye a Cadillac en el 2000-, lo cierto es que han comenzado a popularizarse entre las versiones ‘top’ de muchos modelos.

Aquí, nuestro CarLab ha visto pasar ya tres vehículos que lo incorporaban: el Peugeot 508, el DS 7 Crossback y el VW Touareg. Tres productos pertenecientes a dos grandes grupos industriales -y eternamente enfrentados-, PSA y VAG. Hemos rebuscado en nuestra hemeroteca digital qué opinamos, en su momento, de este extra. He aquí el resultado.

Esperando que caiga la noche estoy…

Con la introducción de los ‘Virtual Cockpits’ en un alto porcentaje de sus gamas, los coches del conglomerado francés han mejorado varios enteros en lo que respecta a las tecnologías de información y entretenimiento. Ahora sus paneles de instrumentos son muy personalizables, permitiéndote elegir en cada momento lo que quieres ver en la pantalla.

Eso sí, para activar esta opción –que vale unos 1.200 eurosdeberás esperar a que caiga la noche… o adentrarte en un túnel suficientemente largo para ‘engañar’ al sensor lumínico. Cuando se den estas condiciones, tendrás disponible la ‘Visión Nocturna’.

Detalle de la cámara de visión nocturna del DS 7 Crossback

Una vez la elijas, una cámara instalada en la parrilla frontal captará todo lo que esté a menos de 200 metros por delante del coche, y te lo mostrará en una imagen térmica -en blanco y negro-.

La calidad de la misma varía notablemente en función de la luz que haya en el entorno aunque, evidentemente, esta vista no está hecha para maniobras de precisión. Tampoco se diseñó para ser un ‘kamikaze’ nocturno: se desactiva automáticamente si circulas por encima de 160 km/h.

Imagen que muestra el dispositivo de visión nocturna

Lo más destacable es la detección de movimientos. Si un peatón, ciclista o animal entra en el rango de la cámara, ésta lo advertirá y te lo marcará en la pantalla con un recuadro de color. Dicho marcador también acompañará el movimiento del animal o personaje en cuestión.

Nuestra compañera B. Rozas, en la prueba del Peugeot 508, dejaba así su veredicto sobre este sistema: “funciona muy bien y, si está dentro del ancho de visión de la cámara, es capaz de percatarse de todo… e, incluso, llega a mostrar motoristas que circulen por delante de nosotros… sin llevar ningún tipo de iluminación”.

Como y cuando quieras

La versión desarrollada por el Grupo Volkswagen funciona de manera similar, aunque añadirla a tu configuración supone un desembolso notable de 2.200 euros. Para activar la cámara -situada, en el Touareg, a un lado del logotipo central- basta con utilizar el selector del brazo derecho del volante.

Imagen de la VW Touareg Night Vision

Una vez selecciones la opción de la visión nocturna, podrás iniciarla con sólo pulsar el botón. Este simple gesto ya le hace ganar puntos frente a su oponente francés, ya que puedes hacer que funcione cuando tú quieras. Incluso a plena luz del día… a pesar de que, así, no sea demasiado útil.

Su mayor coste no sólo se compensa con su calidad de imagen, que es superior. También deja atrás a su equivalente galo por su ‘inteligencia’. Y es que el dispositivo germano actúa más como elemento de seguridad activa.

Por ejemplo: dentro de sus 130 metros de alcance -algo menos que la de PSA- no sólo señalizará en pantalla a las personas o animales sino que, además, lanzará ráfagas luminosas como advertencia y precargará el asistente de frenada de emergencia para evitar un posible atropello.

En conclusión…

La visión nocturna es un extra difícil de calificar. Por un lado, puede ser útil como ayuda para ver mejor en la oscuridad. No en vano, por muy potentes que sean nuestros faros siempre puede aparecer un ente inesperado en un ‘punto oscuro’. Sin embargo, más allá de situaciones puntuales de ese tipo resulta complicado justificar el alto desembolso que exigen las marcas por el sistema.

Dicho esto, de cara a escenarios futuros -como el de la conducción autónoma- es posible que estos dispositivos vayan ganando más protagonismo. Desde luego, propuestas como la de VW demuestran que pueden trabajar en equipo junto a otras ayudas y mecanismos de seguridad, salvando con ello muchas vidas.

Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.