Car Lab

Opel Insignia S. Tourer Excellence

¿Puede un Opel ofrecer la tecnología de una firma premium? De ser así, ¿funciona igual de bien que en modelos más caros? Lo comprobamos con dos sistemas del Insignia que son la especialidad de la casa.

Qué debes saber de nuestro Insignia

Que la variante probada dispone de un motor 2.0 turbo gasolina de cuatro cilindros y 260 CV. Con un consumo medio de 8,7 l/100 km, es capaz de alcanzar 245 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en 7,5 segundos.

Que esta mecánica únicamente se combina con tracción a las cuatro ruedas y un cambio automático de ocho velocidades. El precio del modelo es 42.794 euros, si bien en estos momentos no se ofrece en la gama.

Que nuestra unidad cuenta con la carrocería familiar, denominada Sports Tourer. Eso quiere decir que estamos ante un coche de nada menos que 4,986 m de largo, con cinco plazas y un maletero de 560 litros.

Que por terminación, nuestro Insignia es un Exclusive, es decir, es el acabado más completo de la gama, con la particularidad de que el cliente puede personalizar su unidad hasta el último detalle como, por ejemplo, el color de carrocería, eligiendo el que desee -incluso uno que proponga y que no ofrezca la propia marca-. Acabados excelentes, detalles diferenciadores -llantas, carcasas de los retrovisores- y detalles en el interior en negro brillante distinguen al Insignia más lujoso de la historia.

El primer Insignia ya fue un serio aviso de cómo una berlina generalista podía sorprender por tecnología. Esta segunda generación es aún más completa, avanzada y conectada

Más páginas para hablar de tecnología

En apenas cinco años, los dossieres de prensa de la práctica totalidad de los nuevos modelos presentados por las marcas han aumentado su grosor de forma considerable. Y si lo han hecho, se debe, principalmente, al incremento en el número de sistemas tecnológicos que han ido sumando los coches según han transcurrido los años y las generaciones de los diferentes coches.

En la actualidad, que un Opel Insignia, una berlina de categoría media-alta pueda llevar sistemas como los servicios de emergencia y asistencia en carretera o los faros inteligentes no sorprende a nadie; pero, en realidad, el mérito de este coche es que ya tuvo un antecesor, comercializado hace ahora diez años y que ya era capaz de incluir esos dos sistemas que hoy siguen sorprendiendo a muchos por lo que aportan… pero que si miramos una década atrás, eran casi de ciencia ficción.

Luces y una estrella que te pueden salvar la vida

Si hoy los coches son mucho más seguros se lo debemos, precisamente, a marcas como Opel; mientras que a otros fabricantes les debemos el aplicar tecnologías para que los coches frenen mejor (con el ABS), o reduzcan las lesiones en caso de accidente (con el airbag), a la firma alemana debemos agradecerle que nuestro coche pueda salvarnos las vida después de sufir un golpe o permitirnos conducir de noche con mucha mayor tranquilidad.

Probar ambos sistemas ya sería una buena excusa para que el Opel fuera uno de los primeros protagonistas de Hacker Car… pero es que en el lapso de tiempo que ha separado sus dos generaciones, el Insignia se ha ido armando de tecnología y hoy es un clarísimo ejemplo de lo que un modelo de precio absolutamente razonable puede ofrecer a su propietario en campos como la conectividad, el entretenimiento a bordo, los gadgets, los asistentes a la conducción…

Pero empecemos por los sistemas que siempre han hecho especial a este Opel; el primero de ellos es, sin duda, el dispositivo OnStar. Un sistema que comenzó siendo un dispositivo de llamada de emergencia y de asistencia en carretera, pero que cada vez ha ido sumando nuevas funcionalidades, lo cual ha convertido al Insignia en uno de los pioneros entre los modelos conectados e inteligentes. Hablamos de una tecnología aplicada por primera vez en coches de serie por GM hace nada menos que 22 años y que ahora, en 2018, ofrece las más diversas posibilidades.

Y es que el hecho de contar con una tarjeta SIM que comunica al vehículo con el exterior, mediante el envío y la recepción de datos, consiguen que el Insignia -en combinación con un call center de GM- pueda ayudarte a reservar una habitación en un hotel -en este caso, utilizando la ayuda del buscador Booking- o a encontrar un parking cercano -pero no para reservar una plaza-, (los estrenó este Insignia).

Asimismo, puedes mandar desde casa destinos al sistema de navegación para que, en cuanto subas a bordo, el coche ya sepa a dónde tienes que ir; pero eso no es todo: la ayuda de OnStar también es válida para ayudarte a localizar el coche si te lo roban, a realizar un chequeo a distancia del vehículo -calidad del aceite, presión de los neumáticos, si hay algún testigo encendido…-.

Para disfrutar de más servicios, es aconsejable descargarse la app MyOpel, muy sencilla de manejar (previo registro en el que te piden tus datos y los del vehículo, incluido el número de bastidor) y con la que, por ejemplo, puedes recordar dónde dejaste aparcado el coche, descargarte el manual de instrucciones del vehículo, mostrar vídeos para saber cómo funcionan determinadas tecnologías del Insignia, pedir cita en el taller, encontrar el concesionario de Opel más próximo, conocer ofertas y promociones…

Tranquilo: aquí dentro también hay WiFi

Pero, sin duda, lo que más atraerá al público -en especial, el más joven- es la posibilidad de contar con una red wifi 4G a bordo, a la cual se pueden conectar hasta siete dispositivos móviles y disfrutar de Internet a alta velocidad.

Es decir, en principio, todo suena bien y son muchas las ventajas, pero también hay que tener en cuenta distintos aspectos; por ejemplo, en lo relacionado con la privacidad. La marca nos asegura que es el propietario del vehículo el que decide lo que puede o no puede hacer OnStar -“nada es posible sin tu autorización”, aseguran- y que el usuario es quien “controla la información que compartes”.

Pero, como sucede en muchos móviles, si comienzas a denegar muchos permisos de privacidad, la mayoría de las funcionalidades de un dispositivo como el OnStar no serán útiles y perderá buena parte de su sentido. En cualquier caso, el propietario puede, por ejemplo, pulsar un botón negro de privacidad en el sistema OnStar (ubicado en la zona del techo, cerca del plafón de luces delantero; ver más abajo en la prueba práctica) para que se desactive la localización del vehículo, que sólo se reactivaría excepcionalmente en caso de emergencia.

Es muy probable que nunca vuelva a existir un asistente personal para vehículos tan bueno como el OnStar de este Opel

Si no tienes ningún problema es que el sistema maneje tus datos, OnStar dice que no comercializará tu información… personal; también añade que los datos son facilitados “a empresas afiliadas, asociadas o que trabajan en nombre de OnStar y a los concesionarios Opel”.

Por otro lado, Opel dice que “toda la información relacionada con OnStar, así como la base de datos principal de consumidores de Opel se almacena en Europa. Su información se mantendrá a salvo y es confidencial. Para obtener información más detallada sobre el tratamiento de sus datos, diríjase a política de privacidad”, facilitando el siguiente enlace.

A modo de curiosidad, en el documento se asegura que los datos que se facilitan para descargarse la app MyOpel y crearse un perfil, se guardarán durante diez años… desde el momento en el que se quede inactiva.

Luego tenemos el tema del coste económico; tener un Insignia con este magnífico nivel de conectividad no es gratis y, de hecho, es una opción de 500 euros -un precio razonable para todo lo que ofrece; incluso en ocasiones, Opel solía ofrecerlo de regalo como promoción en varios de sus modelos-.

Por ese dinero, tenemos derecho al propio dispositivo y a un servicio gratuito durante 12 meses; a partir de ese momento, la cuota es de 99,5 euros al año, que sigue siendo un precio ventajoso. En cuanto a la wifi a bordo, se regalan tres meses o tres gigas de prueba; desde ese momento, tendrás que contratar una línea de datos. La propia Opel recomienda una tarifa de Vodafone, como se puede ver en este enlace.

Quizá el tema que más pueda preocupar a los usuarios es que, debido a la adquisición hace ya más de un año, de Opel por parte del grupo PSA, la firma alemana deja de pertenecer al gigante GM, que es quien tienen en propiedad el sistema OnStar. Por lo tanto, dejará de prestar los servicios de dicha plataforma a los coches de esta firma -y de su filial inglesa Vauxhall- a partir del 31 de diciembre de 2020. En realidad, no habría que alarmarse, ya que hace unos meses se anunció que Opel va a lanzar Opel Connect, que se empezará a implementar poco a poco en toda la gama y que muy probablemente ofrezca gran parte de las funcionalidades de OnStar. ¿El único consejo? Tal vez no contratar OnStar en un Opel cuando quede menos de un año para que el servicio sea dado de baja.

Analizada toda la parte teórica, toca ver cómo funciona de manera práctica el OnStar; en realidad, resulta muy sencillo e intuitivo, y desde el interior del coche todo se basa en el manejo de tres botones ubicados junto al retrovisor interior: uno con la leyenda SOS -el ubicado más a la derecha-, otro con el logo de OnStar -el del centro, que sirve para hablar con el asistente del call center y pedir asistencia, reserva de hotel, encontrar un parking- y un pulsador negro con el símbolo tachado de antena emitiendo, que si se mantiene pulsado unos segundos permite desactivar -o volver a activar- la transmisión de la localización de vehículo; este botón también se emplea para responder o finalizar una llamada que nos haga un asistente.

Además, también hay unos códigos de luces: si está encendida una luz verde, el sistema está preparado para usarse; si esa luz verde es intermitente, hay una llamada en curso. Si se pone en color rojo, indica un problema en el sistema; y si no hay ninguna luz, o bien el sistema está preparado con la transmisión de la localización del vehículo desactivada o el sistema se encuentra en modo de espera.

Además, en el mercado español y en la mayoría de los países europeos se puede disfrutar de la zona wifi a bordo; si queremos conectar un dispositivo a dicha red -hasta un máximo de red-, primero hay que ir a la pantalla táctil de la consola central y pulsar el botón con el icono de la antena emitiendo. Si lo hacemos, nos dirá el nombre de la zona wifi, la contraseña y el tipo de conexión. Seguidamente, como lo haríamos en casa, en el trabajo o en un hotel, buscaremos en nuestro aparato -por ejemplo, el móvil-, las redes wifi disponibles; seleccionaremos la del Opel, cuando aparezca en la lista y, a continuación, introduciremos la contraseña en el dispositivo móvil.

¿Alguna pega del dispositivo? Depende de una línea telefónica, por lo que en situaciones muy concretas -que no haya cobertura de red o porque el equipo haya sufrido daños; por ejemplo, tras un accidente-, el dispositivo podría no funcionar.

¿Se puede cambiar la contraseña? Sí, aunque hay que hacerlo hablando con un asesor de OnStar o bien iniciando sesión en la cuenta en la web myOpel.

Prueba práctica: ¿cómo nos fue con OnStar?
Llevamos a cabo una prueba para ver cómo respondía el asistente de Opel. No hicimos la prueba de la llamada de emergencia por razones lógicas, pero sí que soliciamos la ayuda del asesor.

Nuestras notas: un servicio que vale lo que cuesta

TIEMPO DE RESPUESTA
Corto; desde que accionamos el botón para hablar con un asesor hasta que nos responden, apenas pasan diez segundos.

REQUISITOS QUE TE PIDEN
La persona que nos atiende no nos solicita, en principio, ningún dato. Sólo si le pedimos que, por ejemplo, nos abra o cierre el seguro de las puertas nos requiere una clave PIN -que se le suministra a la persona cuando se da de alta en el servicio-.

TRATO RECIBIDO
Excelente, con una amabilidad extrema y con una claridad de las explicaciones más que notable. Nuestra interlocutora nos muestra todas las posibilidades que ofrece OnStar, incluso con demostraciones prácticas, realizando un chequeo rápido del coche -calidad del aceite, presión de los neumáticos, que no existe ningún testigo encendido de posible avería-, abriendo y cerrando a distancia los seguros de las puertas, recomendándonos un parking cercano y enviándonos el destino de manera automática al navegador.

ALGO CURIOSO
Le comentamos acerca de qué sucederá a partir del 31 de diciembre de 2020, cuando GM dejará de ofrecer los servicios de su plataforma OnStar en los modelos Opel; amablemente, nuestra interlocutora nos comenta que ese tipo de consulta es mejor que la realicemos directamente a la casa alemana. Por otra parte, además de todos los servicios ya comentados, la asistente nos dice que con OnStar se puede ayudar a localizar un vehículo en caso de robo y hasta se puede desconectar el motor -para evitar que el ladrón huya por carretera con el coche-.

CONCLUSIÓN
Se habla mucho de la paulatina incorporación de los asistentes virtuales a nuestras vidas, primeros en los móviles, luego en las casas y ahora también en los coches. Sin embargo, y a pesar de que un Siri, un Cortana, una Alexa o un Google Assistant puedan llegar a hacer lo mismo… nunca será parecido a la cercanía y trato humano del OnStar. Saber que cuentas a todas horas con alguien que te puede echar un cable en todo lo que necesites mientras viajas en el coche, es un servicio premium que no vas a encontrar en prácticamente ninguna marca.

Ojalá el próximo Opel Connect forme parte de algún tipo de infraestructura puesta en marcha por PSA que permita ofrecer algo parecido en los próximos modelos de la firma alemana.

Faros Intellillux: cómo tener una vista con superpoderes

Otro de los campos de especialización de Opel y de los que más ha presumido en los últimos años -realizando, incluso, presentaciones específicas a la prensa con el fin de probar únicamente esta tecnología de sus coches- es el relacionado con la iluminación exterior.

Conducir de noche siempre supone un incremento del riesgo por una simple cuestión de visibilidad; y aunque es cierto que mucha gente lo prefiere porque hay menos tráfico o en verano porque la temperatura es más llevadera, eso no significa que no exista una mayor fatiga visual y cansancio. Faros como los incluidos en este Insignia -de serie- y dotados de una tecnología denominada Intellilux contriubyen a reducir ese estrés para nuestros ojos.

En realidad, Opel ya controlaba en este aspecto cuando existían las lámparas de xenón y bixenón; ahora, con la popularización de las luces con ledes y la aplicación de ciertos ADAS -asistentes a la conducción- a este campo de la iluminación, logra ofrecer muchas funciones, muy útiles y muy prácticas.

Para empezar, cada faro delantero -conocido como faro matricial- consta de 32 secciones independientes de leds y es capaz de ofrecer iluminación hasta a 400 metros de longitud. Pero no sólo tienes un haz de luz potente, sino que además, gracias al empleo de una cámara que detecta tanto a los conductores que nos preceden en la carretera como a los que vienen en sentido contrario, es capaz de crear zonas de sombra para evitar deslumbramientos, de tal manera que es posible circular todo el tiempo con las luces de carretera o ‘luces largas’ conectadas.

Eso lo consigue porque, como hemos comentado, en cada faro hay distintas zonas que se pueden apagar o encender de manera independiente. Lo cierto es que durante nuestra prueba nocturna comprobamos que esta tecnología funciona realmente bien; el primer impulso que tienes cuando conduces de noche ‘en largas’ es la de usar la palanca de luces y cambiar a ‘cortas’, pero basta confiar y ver que los faros hacen su trabajo, oscureciendo con exactitud la zona por la que circulan otros vehículos.

¿Qué cosas se consiguen? Por ejemplo, circulando a tan sólo 80 kmh, estos faros permiten ver un posible peligro hasta 40 metros antes que unos faros convencionales, lo que se traduce en que ganas casi dos segundos en tiempo de reacción.

Pero eso no es todo: contar con una iluminación inteligente permite disponer de diferentes patrones de luz, según las circunstancias; así, el Intellillux del Insigni ofrece la llamada ‘luz de remolque’: se activa de manera automática a partir de unos 55 km/h… y que se emplea en situaciones en las que hay luz ambiente.

El haz que emiten los faros es amplio y simétrico que tiene como fin evitar el reflejo a otros usuarios de la carretera. Luego está la ‘luz rural’, que también se activa a la misma velocidad que la anterior y que tiene por fin mejorar la iluminación del carril por el que circulas pero también el lateral de la carretera, sin deslumbrar ni a los vehículos que vienen de frente ni a los que vayan por delante.

Más conocida es la ‘luz de curva’, que gracias al encendido de determinados leds -y teniendo en cuenta factores como la cantidad de giro que hacemos con el volante o la velocidad a la que circulamos-, permite mejorar la iluminación en curvas lentas, pues funciona cuando se circula a entre 40 y 70 km/h. Se complementa con la ‘luz de giro’, que hace algo parecido a lo anterior pero de forma más acusada -por ejemplo, en cruces o entradas a calles- porque sólo se activa a velocidades de hasta 40 km/h.

¿El ordenador de a bordo más completo del mundo?

Es uno de los gadgets más habituales en un coche moderno, pero pocos resultan tan completos como los de este Insignia. En nuestro apartado de micro-tecnología analizamos lo que puede mostrar la esfera central -completamente digital- de este Opel.

Es capaz de mostrar la calidad del aceite del motor, indicando el valor de forma porcentual, lo cual es una ayuda bastante útil a la hora de estirar o acortar un mantenimiento rutinario. Por otro lado, se puede elegir que el velocímetro convencional se complemente con la indicación digital de la velocidad. El control de presión de neumáticos es de los más completos y exactos que se pueden encontrar en un automóvil actual.

Salvo en un viaje por carretera a velocidad constante, lo habitual será este gráfico en forma de dientes de sierra. Por último, desde el propio ordenador podemos configurar qué información observar en el display central -del equipo de audio, el teléfono…-.

Algo curioso: si seleccionamos esta función sobre el lector de señales de tráfico, el conductor dispondrá de esa información por duplicado. Además de saber el consumo medio, el instantáneo o, incluso, el consumo extra de ciertos dispositivos del coche -como el climatizador-, el ordenador también puede mostrar la evolución -o ‘tendencia’- de nuestro consumo en los últimos 50 km.

Bonus track: así aparca a la primera un coche de cinco metros

VALORACIONES
Conectividad
9
Asistentes a la conducción
8
Tecnología de confort
8
Tecnología de entretenimiento
7,5
App
5
P. Parada
Llevo años dedicándome al mundo del motor; porque me gusta, porque es el único que he practicado y porque es un sector que no deja de evolucionar. Me gusta buscar la noticia -a veces es ella que me encuentra-, soy cotilla por naturaleza y creo que la exclusiva la puedes hallar muchas veces en el sitio más inesperado.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.