Empresas

Porsche se prepara para fabricar más eléctricos

La firma de Stuttgart está aprovechando el periodo estival para realizar reformas en sus factorías. El objetivo: acelerar la electrificación de su gama.

Cadena de producción en la Fábrica Porsche Leipzig

Una marca de coches no puede pasar -de la noche a la mañana- a fabricar únicamente modelos eléctricos. Antes de que eso suceda, ha de pasar mucho tiempo. Y en ese intervalo, deben cambiar muchas cosas: desde la manera de posicionar los nuevos productos en el mercado… hasta -cómo no- redefinir los procesos de su producción.

Las grandes diferencias que existen entre un coche de combustión y uno eléctrico obligan a transformar -casi por completo- las fábricas. Reestructurar los pasos de las cadenas de montaje, replantear la logística interna de los componentes… Incluso, cuidar que la ‘huella de carbono’ siga siendo neutra.

Todo lo anterior es ‘obra mayor’ para las marcas. Una obra que no puede demorarse demasiado… pero, tampoco, ejecutarse ‘deprisa y corriendo’. Hace falta trazar un buen plan… como el que está siguiendo Porsche.

Algo más que una reforma veraniega

La firma germana está aprovechando la ‘relajación’ del verano para adaptar su planta de Leipzig al futuro que desean. Algunos de estos trabajos -como, por ejemplo, la nave que dará forma a la carrocería del futuro Macan eléctrico– ya están completados. Lo siguiente será preparar -conexiones, tuberías, maquinaria…- su interior.

Además, la línea de montaje está siendo modificada significativamente para ampliar su capacidad productiva. Dicho trabajo -que coincidirá con el cierre de la planta durante el estío- permitirá ensamblar en ella modelos con hasta tres tipos de propulsión diferentes: gasolina, híbridos y eléctricos puros. Esta nueva configuración le dará a la planta una gran flexibilidad.

Directivos de la Fábrica Porsche Leipzig supervisando las obras

En palabras de Gerd Rupp -presidente del consejo director de Porsche Leipzig-: «En las últimas semanas hemos tenido algunos hitos importantes en nuestro camino para convertirnos en un centro de movilidad eléctrica». Y añade: «El período entre este momento y el inicio de la producción de la próxima generación del Macan supone un gran desafío. Sin embargo, también es una oportunidad para preparar el futuro de la planta y demostrarnos lo que somos capaces de hacer en equipo».

Diego García
Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.