Tecnología HC

Porsche ofrece una tecnología que quita años a sus coches

Hay muchas formas de rejuvenecer un coche que ya tenga unos cuantos años encima; una de ellas la propone Porsche, y es muy interesante porque consiste en incluir una tecnología de última generación en su salpicadero.

Porsche tecnología multimedia

Solemos incidir de nuestras pruebas, pero también cuando se conocen los primeros datos de algún nuevo modelo, en lo crucial e importante que resulta que ese vehículo cuente con un sistema multimedia lo más avanzado posible; entendiendo como tal que disponga de una pantalla de buen tamaño, numerosas funciones y que, además, esté bien integrado en el salpicadero.

Tan importante es este tipo de tecnología para cualquier vehículo, que además de ser algo ya muy común en todos los fabricantes, también existe un amplísimo catálogo de firmas electrónicas que ofrecen sistemas multimedia aftermarket para casi cualquier modelo del mercado; pero, normalmente, con el fin de mejorar los equipos que ya incluían un dispositivo que puede que se haya quedado anticuado con el paso del tiempo.

Ahora bien, ¿qué sucede con esos coches que, debido a sus años, no podían llevar todavía ese tipo de tecnología? Pues por ejemplo, en el caso de Porsche, han desarrollado una serie de sistemas que sean compatibles con algunos de sus modelos… incluso los que ya podrían tener la consideración de clásicos.

El denominado PCM es uno de los elementos más avanzados y sofisticados de cualquier Porsche actual; además, ha ido mejorando y progresando con el paso de los años, y no hay más que ver el que te puedes encontrar en cualquier Cayenne o Panamera actuales. Pero la firma de Stuttgart es de las que se caracteriza por cuidar más a sus propietarios ‘de toda la vida’. Por eso, ahora cuenta con el PCCM… es decir, el dispositivo Porsche Classic Communication Management.

La marca es muy clara para definirlo: es un sistema que «se puede incorporar a ciertos modelos clásicos de Porsche para dotarlos de funciones de conectividad propias de un coche actual, como contenidos multimedia y navegador». Y en cuanto a los candidatos a llevarlos, aseguran que pueden ser todos los vehículos de serie del programa Porsche Classic, excepto el Porsche 356 -por una simple cuestión de veteranía- y el Carrera GT -en este caso, entendemos que por el propio diseño peculiar del salpicadero, que no permitiría ‘encajar’ uno de estos PCCM-.

En concreto, Porsche ofrece dos variantes de este nuevo dispositivo multimedia; la primera de ellas está pensada para aquellos vehículos que llevaban en su salpicadero un equipo de sonido ‘normal’, los que habitualmente se conocen como tamaño 1-DIN o DIN simple y que era lo habitual en los coches de este fabricante hasta mediados de los años 90. Sin duda este dispositivo es el que tiene un mayor número de candidatos para ir incorporado; por ejemplo, desde el 911 de la serie F hasta el 993, pero también un 914 de motor central o los Porsche de motor delantero y propulsión trasera, como los 924, 944, 968 y 928.

Así eran los primeros navegadores del mercado

En este caso, basta una pequeña pantalla de 3,5″ -equivalente a 8,9 cm de tamaño- pero muy bien aprovechada, junto con la presencia de dos mandos giratorios, seis botones, así como dos micrófonos -uno interno y otro externo-, para que estos coches ya ofrezcan un interesante nivel de infoentretenimiento.

Porque es que disponen hasta de navegación, con una cartografía que se almacena en tarjetas de memoria de tipo SD, que se pueden adquirir por separado en las tiendas online de Porsche Classic o en los propios centros Porsche. ¿Y cómo muestra las indicaciones de navegación en una pantalla tan pequeña? Pues como se hacía en los primeros sistemas de este tipo: con flechas en dos o tres dimensiones.También se incluye en estos dispositivos la función TMC, es decir, la posibilidad de recibir información sobre el estado del tráfico.

Este dispositivo -que tiene un acabado mate con textura rugosa, para ‘encajar’ a la perfección en la apariencia de los salpicaderos más clásicos- también permite ofrece radio digital DAB, se puede conectar mediante Bluetooth con teléfonos Apple -siempre que sean iPhone 5 o posteriores; algo que también permite reproducir contenidos que tengas almacenados en el teléfono- y también viene con conexiones auxiliares para USB y AUX.

La versión algo más actual y sofisticada de estos dispositivos que ha lanzado Porsche es el denominado PCCM Plus, que tiene un tamaño de pantalla 2-DIN o doble DIN. Es el adecuado para un modelo como el Porsche 911 996 o para el Boxster, dos modelos que en su momento ya podían contar con sistemas multimedia. Pero si en su día no lo equipaste y no quieres recurrir a los sistemas aftermarket, Porsche ofrece este sistema con su gran pantalla de siete pulgadas, es decir, 17,8 cm de tamaño.

Las funciones que ofrecen son las mismas que las de su hermano pequeño, pero obviamente todas las indicaciones, diseños gráficos y menús son más vistosos y se pueden manejar de forma táctil desde la propia pantalla. Además, en este caso la compatibilidad con teléfonos no es sólo para Apple Car, sino también para Android Auto. También al igual que el PCCM, el sistema se aprovecha de la instalación de audio que lleve el vehículo, concretamente la antena, los altavoces o el amplificador, pero no permite gobernar el cargador de CD’s -aunque sí cualquier otra fuente de sonido.

Además de estar muy integrado en el salpicadero, es compatible con pantallas de navegación que el modelo en cuestión llevase en la instrumentación. Estos sistemas de los que hablamos se pueden reemplazar en los Centros Porsche en una operación que no supone ni media hora de tiempo. El precio es de 1.439 euros para el PCCM y de 1.606 euros para el Plus, sin contar con la mano de obra, por lo que se puede hablar de unos costes razonables.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.