Novedades

Porsche 718 Cayman GT4 RS: a qué tecnologías renuncia para ser el mejor

Todo el mundo sabe que Porsche es muy buena fabricando deportivos... pero es aún mejor mejorándolos. Un buen ejemplo es su 718 Cayman: su coupé más básico que ha evolucionado hasta convertirse en esto.

Imagen tres cuartos delantero Porsche 718 Cayman GT4 RS

Se llama Cayman GT4 RS, y el hecho de que porte dos de las siglas mágicas de la marca ya adelantan que estamos ante el modelo más radical que nunca ha habido del Cayman, que ya es un modelo que acumula 15 años de historia. Es radical comenzando por el precio, pues hablamos de un modelo que en España, cuando lleguen las primeras unidades este mismo mes de diciembre, costará 163.182 euros, dejando de lado cualquier tipo de extra.

Para que te hagas una idea, es cerca de 100.000 euros más caro que el Cayman ‘básico’, pero es que también sale 47.000 euros más caro que un Cayman GT4 o incluso 3.000 euros más costoso que todo un 911 Carrera GTS, así que lo que te esperas es algo muy especial de principio a fin. Y vaya que si lo es.

Para empezar, a todo aquel que lo contemple no le va a quedar ninguna duda de que está ante el Cayman más radical que nunca ha existido, siendo de esos modelos que parecen más pensados para competir que para circular por las vías públicas. El GT4 RS luce, como elemento principal, un enorme alerón trasero fijo, derivado de un 911 RSR de carreras y que también hemos visto ya en el 911 GT3.

Por lo demás, el coche tiene una altura al suelo rebajada en 30 mm respecto al Cayman normal, hay unas llamativas rejillas de ventilación en los pasos de rueda delanteros, una serie de paneles bajo la carrocería se conectan con un difusor trasero -consiguiendo incrementar el agarre a alta velocidad-… y con elementos adicionales como el nuevo paragolpes delantero, se ha conseguido que el RS disponga de un 25% más de carga aerodinámica -es decir, la fuerza con la que el viento ‘empuja’ la carrocería contra el suelo, algo que beneficia el agarre, la estabilidad…-.

Imagen interior Porsche 718 Cayman GT4 RS

Y si, con todo esto, el aspecto no resulta lo bastante deportivo, Porsche cuenta con un pack denominado Weissach -cuesta 14.376 euros… o 18.041 euros si lo quieres con jaula antivuleco- que incluye tubos de escape de titanio, un capó delantero para el compartimento de equipajes, tomas de aire, cubierta de la caja del filtro de aire, las carcasas superiores de los retrovisores exteriores y el alerón trasero con acabados en carbono. Y si lo deseas, es posible añadir unas llantas de 20″ de magnesio forzado -que, eso sí, salen a casi 17.000 euros-: toda una serie de medidas encaminadas a ajustar un poco más el peso ya de por sí reducido de esta variante.

Precisamente, ese es uno de los secretos del modelo: la dieta a la que se ha sometido, y eso se percibe en algunos elementos del interior. En total, el vehículo pesa 1.415 kg con el depósito lleno… y sin conductor a bordo, lo que significa una disminución de 35 kg respecto a un Cayman GT4.

Llegar a ese valor se consigue con medidas como el uso de plásticos reforzados con fibra de carbono en elementos como el capó y las aletas delanteras, así como una luneta trasera hecha en un cristal más ligero, unos paneles de puerta muy livianos… El ahorro de peso llega al extremo de emplear unas alfombrillas específicas o reemplazar los clásicos tiradores metálicos para abrir las puertas desde dentro por otros de tela.

No parece que el aspecto tecnológico haya sufrido una merma; de hecho, puede seguir disponiendo de opciones como los faros activos de leds -2.131 euros-, control de ayuda al aparcamiento con cámara trasera -1.330 euros-, equipo de sonido Bose -1.344 euros, aunque también sin sobrecoste puedes pedir que el coche no lleve ninguno, por ahorrar unos kilos-… incluso ya puede equipar los novedosos asientos tipo bacquet con partes impresas en 3D -3.054 euros, disponibles en tres niveles de dureza-.

Lo que de verdad importa: ¿qué puede hacer?

Evidentemente, donde uno se espera que Porsche ‘lo dé todo’ es en lo relacionado con motor y puesta a punto del chasis. Entre lo primero, este modelo dispone de un propulsor ‘a la vieja usanza’ dentro de la marca, en el sentido de que no emplea la sobrealimentación. El bloque utilizado, que se sitúa en posición central y envía su fuerza a las ruedas traseras mediante una caja de cambio automática de doble embrague y siete marchas, es un 4.0 de gasolina, con seis cilindros opuestos y una potencia final de 500 CV.

Imagen tres cuartos trasero Porsche 718 Cayman GT4 RS

Capaz de funcionar hasta a 9.000 rpm y con un sonido extraordinario, logra que este coche tenga una relación peso/potencia de apenas 2,83 kg/CV. Todo esto consigue que el GT4 RS tenga una velocidad máxima de 315 km/h -que es mucho para un deportivo en el que la aerodinámica no busca la mayor velocidad-, que acelere de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos, de 0 a 200 km/h en 10,9 segundos o que sea capaz de dar una vuelta a los 20,8 km del circuito de Nürburgring Nordschleife en siete minutos y cuatro segundos, lo que supone rebajar el crono de su hermano, el ya de por sí rapidísimo 718 Cayman GT4 en más de 23 segundos.

Lo mejor de todo es que como en la mayoría de los Porsche, el modelo hace gala de un muy rendimiento, y eso se refleja en un consumo medio de 12,3 litros, si bien es cierto que en combinación con los 58 litros de depósito, seguramente tengas que hacer bastantes viajes a la gasolinera si practicas una conducción mínimamente deportiva.

En cuanto al chasis, aparte de las ya mencionadas mejoras para reducir su peso, también hay otros elementos que convierten este modelo no ya en uno de los Porsche más eficaces de la historia, sino también en uno de los coches de producción en serie más deportivos. De esta forma, amortiguadores, barras estabilizadoras y muelles son específicos del RS para, como dicen en la marca «proporcionar una conducción aún más precisa y directa». Los frenos de serie son eficaces, pero como en casi todos los modelos de la gama, en opción puedes incluir unos discos carbocerámicos que cuestan 9.027 euros.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.