Tecnología HC

¿Por qué se ha enfadado Jaguar… con el diccionario?

El lenguaje es tan rico y completo como lo queramos hacer nosotros. Sin embargo, para Jaguar, algunas definiciones se quedan tan escasas… ¡que hasta han protestado ante la Universidad de Oxford!

Imagen de la campaña #RedefineTheCar lanzada por Jaguar

La humanidad está en constante cambio y evolución. Y, más que nunca, en el mundo de la automoción estamos avanzando sin apenas descanso. Si ya eres un lector avezado de esta web, tal vez estés abrumado por la enorme cantidad de conceptos nuevos que la actual etapa tecnológica del automóvil nos ha traído.

Desde luego, todas las nuevas tecnologías surgidas en este campo están cambiando la definición del coche, tanto de la máquina como del mismo término… Bueno, quizá esto último no. De lo contrario, Jaguar no estaría tan “a mal traer” con el diccionario.

Palabras, palabras…

No, no nos hemos vuelto locos. Lo estás leyendo bien: Jaguar ha presentado una reclamación formal en la Universidad de Oxford. La intención de los muchachos del felino no es otra que modificar la definición de ‘coche’ contenida en el popular diccionario de la institución.

Según el decano tratado -considerado como autoridad de referencia en el idioma inglés- un coche es, textualmente, “un vehículo propulsado por un motor de combustión interna”. Tal definición -aunque correcta- ha indignado a los británicos, cuyo I-Pace fue el Coche del Año 2019. ¿Cómo es posible si -haciendo caso al diccionario-, al tener un motor eléctrico ya no puede ser un coche?

Por ello -como buenos caballeros ingleses- la firma registró recientemente dos peticiones para modificar esta entrada: una para la edición impresa del diccionario, y otra para la ‘online’. En ellas se solicita incluir que un automóvil pueda propulsarse -entre otras formas- también con electricidad.

Por otro lado, la marca ha iniciado una campaña en sus perfiles de redes sociales con la etiqueta #RedefineTheCar, buscando la opinión del público acerca de cómo debe definirse un coche.

David Browne -responsable del “comité de nombres” de Jaguar-Land Rover- afirma que “se invierten mucho tiempo y pensamientos en el nombre de un nuevo vehículo o tecnología para asegurar que atrae a los consumidores, así que sorprende ver que la definición de ‘coche’ esté tan obsoleta. Por tanto, invitamos al Diccionario Oxford de Inglés y a Oxford Dictionaries a que actualicen sus entradas y reflejen el cambio de los tradicionales motores de combustión hacia plantas motrices más sostenibles”.

Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.