Tecnología HC

Por qué Nissan ha ‘reinventado’ la fibra de carbono

La fibra de carbono es el material clave para crear objetos -y vehículos- más ligeros sin reducir su resistencia. Pero no es sencillo de producir... ¿Cómo lo hace Nissan?

Un técnico de Nissan trabajando con Fibra Carbono

Por mucho tiempo que pase, un coche siempre estará compuesto por acero. Otra cosa distinta es que, con el correr de la Historia, los fabricantes hayan reducido significativamente la presencia de este metal en sus modelos. Y es que, no en vano, las presiones ecologistas han extendido la utilización del plástico hasta elementos como, por ejemplo, las aletas delanteras.

Sin embargo, también se han popularizado otros materiales más nobles como la fibra de carbono. Otrora reservada a la competición, ahora forma parte de algunos de los deportivos y GTIs más codiciados en las calles. Así ocurre, sin ir más lejos, con el Nissan GT-R Nismo. Al utilizarla en partes altas -como el techo o el capó- el centro de gravedad del vehículo desciende, con lo cual éste gana en agilidad.

Ahora, más sencillo 

Ciertamente, las ventajas de la fibra de carbono son conocidas y evidentes. Pero, por contra, es más cara de producir en comparación con el acero. Unido a la dificultad de su moldeado, este hecho ha obstaculizado su fabricación en masa, limitando su uso -como decíamos- al ámbito de los coches más prestacionales.

Ahora, Nissan ha desarrollado una nueva tecnología de moldeo para obtener piezas en este preciado material. Conocida como ‘transferencia de resina de compresión’, comienza por dar forma a la pieza y dejarla en un molde. Dicho molde posee una pequeña franquicia entre su parte superior y las fibras de carbono, por la cual se inyecta una resina compresora y se deja reposar para que endurezca.

Previamente al descubrimiento, los ingenieros de la firma japonesa desarrollaron técnicas para simular adecuadamente la permeabilidad de esta resina en la fibra de carbono. Tras analizar su comportamiento líquido -mediante un sensor de temperatura y un molde transparente-, aseguran que es posible obtener componentes de calidad en menos tiempo.

La meta de la marca -a corto plazo- es aplicar este proceso en la creación de piezas plásticas reforzadas con carbono para el resto de la gama. Según los cálculos de Nissan, es posible reducir a la mitad el tiempo necesario para fabricar estos componentes, con una ciclo de moldeo hasta un 80 % menor respecto a los métodos convencionales.

Diego García
Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.