Movilidad

¿Por qué los vehículos autónomos siguen provocando atascos?

Los vehículos autónomos aún no están preparados para salir a cambiar nuestra manera de desplazarnos. Todavía tienen problemas al enfrentarse a situaciones cotidianas del tráfico urbano de las grandes ciudades. ¿Con qué consecuencias?

waymo, cruise, taxi, coches autónomos, atascos, San Francisco

Tras el vídeo viral de Bill Gates viviendo la experiencia de dar una vuelta por Londres en un coche autónomo, la tecnología de estos modelos vuelve a estar en boca de todos. A pesar de lo que se pueda pensar, los coches autónomos aún no están disponibles en el mercado para particulares. Actualmente, algunas empresas y startups están desarrollando prototipos de esta tecnología y algunos de ellos se están probando en diferentes ciudades del mundo como servicios de transporte o taxi. Esto ha servido para probar que aún no están listos para manejarse en el tráfico urbano.

Si vives en alguna de estas ciudades, es probable que los hayas visto circulando. Sin embargo, muchos de ellos más allá de hacer patentes su tecnología y modernidad están causando únicamente atascos, lo cual resulta frustrante para los demás conductores que conviven con ellos.

San Francisco y Phoenix son algunos de los lugares donde se han producido más incidentes con coches autónomos. Empresas como Cruise y Waymo, vinculadas a General Motors y Alphabet -la empresa matriz de Google-, operan flotas de prototipos en la ciudad.

Ambas ciudades son un entorno complejo, con calles estrechas y un tráfico intenso. No es sorprendente, entonces, que sean el epicentro de historias de caos causadas por los coches autónomos en las carreteras.

En este vídeo puedes ver los diferentes altercados provocados por los modelos de Waymo.

Algunos vehículos de Cruise se han quedado parados en un semáforo durante más de 10 minutos, mientras que otros de Waymo han bloqueado intersecciones durante horas. Han surgido situaciones potencialmente peligrosas, como coches autónomos que han bloqueado el paso a los autobuses, que se han perdido en la niebla o que circulaban en dirección contraria -algo que ocurrió en Texas-.

Estos incidentes también han generado conflictos con los servicios de emergencia. En una ocasión, un coche autónomo de Cruise intentó atravesar una zona donde los bomberos estaban apagando un incendio. El vehículo estuvo a punto de atropellar las mangueras de los bomberos y solo se detuvo cuando uno de ellos rompió la ventana del coche.

¿Por qué les ocurre esto a los coches autónomos?

Uno de los principales problemas es que los coches autónomos no saben cómo reaccionar ante situaciones complejas. Si el entorno se vuelve demasiado difícil de comprender, si un sensor falla o si algo inesperado ocurre, estos vehículos simplemente se detienen. Aunque esto minimiza el riesgo de colisiones peligrosas, resulta extremadamente frustrante para el resto de conductores.

La clave para solucionar este problema radica en desarrollar coches autónomos capaces de adaptarse a las dificultades del tráfico urbano. Existe una necesidad de establecer mejores protocolos de respuesta ante problemas, evitando que bloqueen las calles sin motivo aparente.

Es vital seguir trabajando en el desarrollo de tecnologías de simulación que permitan a los coches autónomos desenvolverse en situaciones reales de conducción que le entrenen para el caos del tráfico urbano.

Siempre sin olvidar, que se deben preparar estos vehículos para las amenazas cibernéticas a las que se arriesga el proyecto de la movilidad autónoma. La conducción dependerá al completo de un ordenador, que como cualquier otro, puede hackearse. Se debe trabajar en conjunto para mejorar su capacidad de respuesta tanto frente al tráfico como frente a las amenazas de ciberseguridad.

Para ello existen empresas como EUROCYBCAR, capaz de medir el nivel de ciberseguridad de los vehículos y emitir un certificado de acuerdo a la normativa UNECE/ R155. Llevamos tiempos hablando sobre ella en HackerCar y de cómo será de obligado cumplimiento para todos los nuevos modelos que se homologan desde julio del 2022 y para todos los modelos nuevos a la venta desde julio de 2024.

Periodista por la Universidad Complutense de Madrid.  Comunicar siempre ha sido un eje principal en mi formación como persona. La lectura voraz, impulsada por una curiosidad insaciable a temprana edad, me hizo desarrollar una pasión por la palabra que traté de trasmitir a los que me rodeaban.  Siendo un apasionado por el deporte, entre los que incluyo todo aquel relacionado con el motor, que mejor forma que comenzar mi etapa como periodista ayudando a cualquiera a sentirse lo suficientemente seguro en todos los aspectos de su día a día frente al volante.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.