Personas

Por qué la recarga debe ser de dominio público

Si se quiere -de verdad- combatir el cambio climático, el coche eléctrico debe contar con el apoyo institucional adecuado para llegar a las masas.

Imagen de Francisco Pérez Botello, presidente de VW Group España Distribución

Ya sabemos que la automoción del mañana será eléctrica… o no será. Sin embargo, no toda la responsabilidad de la transición a este nuevo paradigma recae sobre los fabricantes. Como parte interesada, las instituciones públicas necesitan también aportar su granito de arena. No en vano, de ellas depende una faceta importante de la electrificación: las infraestructuras de recarga.

Para el presidente de Volkswagen Group España Distribución, Francisco Pérez Botello, es necesario que las autoridades implementen medidas -a corto, medio y largo plazo- que faciliten la renovación del parque móvil español, de cara a que la transición hacia la electricidad sea lo más ordenada posible.

Por ejemplo, un programa de incentivos para el reemplazo. En este sentido, afirma que «la respuesta más inmediata a la emergencia climática es renovar el parque con vehículos de combustión Euro 6 de bajas emisiones».

Hacia una infraestructura pública

Sin embargo, acciones como ésta no pueden constituir el total de la solución. Deben complementarse con políticas que agilicen el despliegue de una red de carga adecuada para los coches eléctricos.

En su opinión, «declarar de utilidad pública los puntos de recarga de alta potencia que deben instalarse en autopistas y autovías es una medida, sin coste para la Administración, que permitiría agilizar el despliegue de la infraestructura de carga pública, al reducirse -desde los ocho o diez actuales a sólo uno- los trámites administrativos para poner en marcha estas instalaciones».

De esta manera, sería mucho más sencillo garantizar la presencia de suficientes cargadores en los itinerarios más frecuentes. Ello contribuiría, asimismo, a cumplir con los objetivos fijados entre la propia Administración y el resto de agentes implicados.

Por último, Pérez Botello sugiere -como medida adicional- que deje de aplicarse el IVA sobre el precio de los vehículos eléctricos. Esta última iniciativa ya se está llevando a cabo en otros países europeos -como Noruega-, donde su volumen de ventas ha experimentado un crecimiento exponencial.

Diego García
Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.