Expertos HC

¿Por qué la Guardia Civil encerró a nuestros hackers un fin de semana?

Cuatro de nuestros Expertos HC estuvieron un fin de semana con la Benemérita. ¿Qué fue lo que pasó? Nos lo cuentan sus protagonistas.

IMagen de varias puertas de color gris y una de color rojo
Foto: Arek Socha en Pixabay.

Hasta 4 Expertos HC fueron contactados por la Guardia Civil para participar como mentores en la I Liga Nacional Interuniversitaria de retos en el Ciberespacio -o National Cyber League-. ¿Quieres saber cómo vivieron esta experiencia? Tres de ellos nos dan sus impresiones.

Antes de nada, ¿qué es la National Cyber League?

Una fiesta de cumpleaños con la ciberseguridad como protagonista. La Guardia Civil ha celebrado su 175 aniversario demostrando que sabe adaptarse a los nuevos tiempos y, para ello, ha organizado esta competición.

Se trata de un campeonato entre universitarios que se enfrentan para poner a prueba sus habilidades de ciberseguridad. El reto planteado no solo demandaba de hackers, sino que concebía la ciberseguridad de forma pluridisciplinar. Por ello, las pruebas a las que debían enfrentarse los participantes eran problemas técnicos, pero que también debían afrontar desde el punto de vista jurídico y económico, así como desarrollar una estrategia de comunicación para mitigar el daño reputacional a la empresa. Por tanto, perfiles de esos ámbitos también tuvieron su hueco en este certamen. ¿El objetivo? Detectar, captar y retener el talento en esas áreas para que puedan desarrollarlo en España una vez terminen sus carreras.

Durante la fase final de esta competición, celebrada del 14 al 16 de noviembre en Aranjuez -Madrid-, cada equipo universitario estuvo apadrinado por varios mentores. Todos ellos eran profesionales de reconocido prestigio seleccionados en el campo de la ciberseguridad, la abogacía TIC y la comunicación especializada. Y entre ellos se encontraban varios Expertos HC: Álex Casanova, David Marugán, Tomás Prieto y Enrique Serrano.

Estos son las impresiones de los 3 primeros sobre su participación en la National Cyber League.

«El Espíritu de Aranjuez»

Tomás Prieto, presidente del Instituto Internacional de Privacidad y Seguridad de la Información -IIPSI-:

«Hay que poner énfasis en que la convivencia de los mentores y los estudiantes ha resultado un éxito. Mezclar veteranía y juventud ha sido todo un acierto; creándose verdaderos lazos de cooperación y amistad entre jóvenes y veteranos que se mantendrá en el tiempo gracias a las redes sociales. La predisposición de los mentores ha sido digna de elogio, ya que la participación en todo momento es Pro Bono, en el ámbito de la voluntariedad.

«Gracias a ello, ha surgido lo que he llamado ‘El Espíritu de Aranjuez’. No es más que la interacción de treinta y ocho profesionales en su mayoría desconocidos entre sí, pero que, en un marco de inteligencia colectiva, de colaboración e interacción multidisciplinar, todas y todos han remado en la misma dirección para dar lo mejor de ellos conjuntamente y en sus equipos, aportando sus expertise para contribuir en el éxito de la NCL y así se les ha reconocido con el diploma que la organización les ha concedido.

Conclusiones

«Primera. Queda palpable que el nuevo concepto de Ciberseguridad apuesta por la multidisciplinariedad y que las materias que interaccionan en esta nueva realidad son las técnicas, (ingenierías de la computación y telecomunicaciones), la rama jurídica en el ámbito del derecho tecnológico, la privacidad y seguridad de los datos y el periodismo o la comunicación especializados al ámbito digital.

«Segunda. Que los profesionales y las empresas deben apostar por el trabajo en equipo, la colaboración y la interdisciplinariedad.

«Tercera. Que ha llegado el momento de aparcar los egos individuales, que no aportan nada a la cooperación y ya no sirven en el gremio de la seguridad en el ciberespacio.

«Cuarta. Que las empresas privadas y las Administraciones deben apostar porque no se nos marche el talento, por lo que hay que fomentarlo y cuidarlo.

«Quinta. El sector de la Ciberseguridad en los próximos años será una oportunidad de trabajo real. En toda la Unión Europea existe demanda de expertos en Ciberseguridad, Privacidad y Comunicación».

“Una experiencia inolvidable”

Álex Casanova, experto en seguridad informática:

“En los últimos años los ciberataques se han multiplicado de forma exponencial, ocasionando en muchas ocasiones grandes daños a las organizaciones que lo han sufrido. Además, como se puede observar, cada vez, son más complejos y sofisticados, muchos de ellos con capacidad de poder trascender de los bits al plano físico. Por esta razón, iniciativas como la National Cyber League son fundamentales para aprender a responder y prepararse frente a estos ciberataques.

“Durante tres días, tuve la oportunidad de compartir junto a casi un centenar de alumnos y 40 grandes profesionales del mundo de la ciberseguridad, la comunicación y otras áreas, una experiencia única y extraordinaria donde se puso de manifiesto la necesidad de preparar a las nuevas generaciones a prevenir, controlar y resolver ciberdelitos.

“El ejercicio que organizó la Guardia Civil ha sido único, tanto por el formato, como por el enfoque. A diferencia de otros eventos similares, no se centró solamente en la parte ‘ciber’, en la que estamos acostumbrados a que los alumnos resuelvan retos frente a un simulador de ciberataques, sino que esta vez, si un equipo quería llegar a la final, no solo debía tener grandes conocimientos de ciberseguridad, sino que también deberían conocer otras áreas tan importantes como la legal y la comunicación. Sin el conocimiento de estas áreas, no podrían llegar a la final donde tuvieron que esforzarse por exponer a un tribunal cómo abordaron las pruebas a las que se enfrentaron el día anterior.

«En este reto, los alumnos pudieron darse cuenta de la necesidad de trabajar en equipo, pero, sobre todo, de la importancia de saber comunicar adecuadamente, de saber emplear el lenguaje para transmitir ante un público muy diverso aspectos técnicos y legales.

“La convivencia con más de un centenar de alumnos y los cerca de cuarenta mentores durante tres días, formó lo que se ha venido a llamar el ‘Espíritu de Aranjuez’. Una experiencia que nos marcó tanto a alumnos como a mentores, donde aprendimos a colaborar, escuchar, y a aprender de todo lo que nos rodeaba. Fueron tres días, en los que se generó un marco incomparable para generar inteligencia, y demostrar los valores técnicos, pero sobre todo humanos, de todos los allí presentes”.

“Pone en valor el talento de España”

David Marugán, especialista en seguridad electrónica y radiocomunicaciones:

“Tuve el honor de participar como mentor en la fase final de la I Liga Nacional de Retos en el Ciberespacio o NCL -National Cyberleague- organizada por Guardia Civil en el Centro Universitario de la Guardia Civil en Aranjuez. En el evento participaron los equipos clasificados como finalistas de las diferentes universidades y centros de formación profesional del territorio español, teniendo que afrontar diferentes retos, y no solo técnicos, como podría ser en un CTF -Capture The Flag-; en este caso también se valoraba la parte jurídica y de comunicación de estos equipos. Por tanto, los equipos eran multidisciplinares, como ocurre en la realidad cuando se debe gestionar un incidente de ciberseguridad. Desde el punto de vista de mentor, pude acompañar a dos equipos finalistas de la Universidad de Extremadura y de Alcalá, además de impartir dos charlas sobre COVCOM -Comunicaciones Encubiertas- y OPSEC -Seguridad Operacional-.

“La vocación de este evento y de la Guardia Civil como impulsor y vertebrador del mismo junto a otras instituciones, patrocinadores y universidades, es la de poner en valor el talento multidisciplinar en materia de ciberseguridad en España, desde un punto de vista muy novedoso y realista; donde estudiantes y profesionales experimentados de diferentes ámbitos tuvieron la oportunidad de colaborar como equipo.

“Mi valoración personal es realmente positiva: poder compartir e intercambiar experiencias con estos jóvenes, como mentores nos ha enriquecido de una manera difícil de resumir en unos párrafos y creo que a ellos también les será dificil olvidar aquellos días en los que «luchamos codo a codo» personas de muy diferentes perfiles en un entorno tan especial como es el Centro Universitario de la Guardia Civil. No en vano, un compañero mentor acuño de forma espontánea para denominar a este sentimiento colectivo: «El espiritu de Aranjuez». 

“Ha sido todo un honor y un placer haber podido vivir en primera persona esta experiencia y colaborar en un evento que ha puesto en valor el talento en materia de ciberseguridad que tiene nuestro país”. 

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.