A revisión

¿Por qué Honda llama a revisión a los mismos vehículos por segunda vez?

Honda va a llamar a revisión a 1,6 millones de vehículos en EE.UU., por un motivo que sus propietarios debían de dar ya por resuelto… Los defectos en los airbags del proveedor Takata.

Las unidades afectadas datan de entre los años 2003 y 2015, y sus propietarios serán notificados a mediados de agosto. En realidad, para febrero de 2017, Honda ya había sustituido los airbags de todos los coches que han vuelto a ser convocados. En su momento, Honda sustituyó los componentes defectuosos por otros de la propia Takata.

Sin embargo, ahora quiere asegurarse de que no haya el más mínimo peligro, cambiando todos los airbags por los de otra compañía. Además, la firma japonesa ha dejado para el final aquellas unidades en las que tenía constancia de que el defecto suponía un menor riesgo. Ésta es la quinta y última fase de la operación de llamadas a revisión, y va incluso con adelanto respecto al calendario fijado por la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carretera estadounidense (NHTSA).

El problema se debía a que los airbags de Takata se inflaban con nitrato de amonio. Esta sustancia es muy sensible a los cambios de temperatura. Los airbags podían explotar mientras se desplegaban, provocando que determinadas piezas actuaran como metralla. De hecho, 23 personas han fallecido y cientos han resultado heridas en todo el mundo, a causa de este riesgo.

Numerosos fabricantes han arrastrado continuas llamadas a revisión por este problema desde el año 2013. Después de haber trabajado con los principales constructores mundiales (tales como BMW, Daimler, Fiat Chrysler, Ford, Mercedes, Nissan, Toyota y Volkswagen), la gravedad del error llevó a Takata hasta la bancarrota en julio de 2017. En total, se han tenido que sustituir 50 millones de airbags en 37 millones de vehículos, de 19 fabricantes distintos. Son datos de la propia NHTS).

Honda calcula que, tras esta última llamada a revisión, habrá retirado un total de 22,6 millones de airbags defectuosos, en 12,9 millones de vehículos.

Mercedes Anguita
Periodista y académica de la comunicación. Quería descubrir cómo sería el automóvil del siglo XXI. Ahora que lo sé, quiero descubrir cómo será el de la era cibernética. Trabajar en HackerCar me permite disfrutar de él en todo su esplendor. El mejor coche es el que está por llegar. Apasionada de la competición y de cómo las nuevas tecnologías se aprovechan para obtener la última milésima.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.