Movilidad

Por qué han suspendido los permisos de circulación de los vehículos autónomos de Cruise

La 'California Department of Motor Vehicles' ha decidido suspender los permisos de despliegue y pruebas de los vehículos autónomos de Cruise, la empresa de vehículos autónomos, propiedad de General Motors. La medida entró en vigor de inmediato y se produjo después de una serie de preocupaciones de seguridad y eventos desde que Cruise recibió la aprobación en agosto para ofrecer servicios de robot-taxis las 24 horas del día en San Francisco.

Cruise, vehículo autónomo, conducción autónoma, taxis, taxis autónomos, incidentes, accidentes, tráfico, permisos, licencias, licencia revocada,

La DMV -Departamento de Vehículos Motorizados- de California ya avisó que, cuando existe un riesgo para la seguridad pública, tiene la autoridad para suspender o revocar permisos de inmediato. Según ellos, la decisión se basó en varios factores, incluyendo las regulaciones que permiten la suspensión en caso de que el departamento determine que los vehículos del fabricante no son seguros para la operación pública o que el fabricante ha proporcionado -u omitido- información incorrecta relacionada con la seguridad de la tecnología autónoma de sus vehículos.

Cruise afirmó que colaborará con la investigación en la que se ve envuelta debido a lesiones a peatones por parte de su flota. Esta investigación, encabezada por la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras -NHTSA-, se inició a raíz de múltiples informes de lesiones a peatones en incidentes relacionados con vehículos de Cruise en los últimos meses y abarca un estimación de casi 600 vehículos autónomos.

¿Siguen sin ser seguros los coches autónomos?

Philip Koopman, un investigador de seguridad automotriz y profesor asociado de ingeniería informática en la Universidad Carnegie Mellon, comentó que, en cualquier sistema “crítico para la vida” que enfrenta un “grave incidente”, es importante llevar a cabo una “paralización de seguridad”. Sin embargo, esto ha sido un problema en el pasado para Cruise, ya que no han tomado esta medida voluntariamente, sino que la DMV de California los ha obligado a hacerlo; primero, tras un choque con un camión de bomberos y ahora por el incidente con un peatón.

La aprobación del servicio de robot-taxis 24 horas al día por parte de Cruise, otorgada hace más de tres meses por la Comisión de Servicios Públicos de California, convirtió a San Francisco en la primera gran ciudad de Estados Unidos en permitir que dos empresas de robot-taxis compitan por ofrecer servicio “a todas horas del día o de la noche”. Esto permite que Waymo, la otra empresa de coches autónomos de servicio, propiedad de la empresa matriz de Google; y Cruise expandan sus flotas según sea necesario y cobren tarifas en cualquier momento del día.

Sin embargo, un día después de la aprobación, hasta 10 vehículos autónomos de Cruise causaron un gran atasco de tráfico en San Francisco. Posteriormente, el 18 de agosto, poco más de una semana después de recibir la aprobación para expandir su servicio, la DMV solicitó a Cruise que “redujera de inmediato su flota activa de vehículos operativos en un 50%”, hasta que se completara la investigación.

Imagen de un vehículo "robot-taxi" de Cruise

La DMV ha proporcionado a Cruise una guía para solicitar la reinstauración de los permisos, pero no los aprobará a menos que Cruise cumpla con los requisitos “según el criterio del departamento”. Cabe destacar que esta decisión de la DMV no afecta al permiso de Cruise para realizar pruebas con un conductor de seguridad.

“La seguridad es nuestra principal prioridad”, Kyle Vogt, CEO de Cruise

Es importante destacar que esta suspensión de permisos plantea preguntas significativas sobre la seguridad y la regulación de los vehículos autónomos en California, meca de la movilidad autónoma en Occidente, así como el impacto en la industria a nivel global.

A medida que los vehículos autónomos avanzan hacia una adopción más amplia, es fundamental garantizar que estos vehículos sean seguros para operar en las vías públicas.

Los incidentes subrayan la importancia de la transparencia y la rendición de cuentas en la industria de vehículos autónomos. Las empresas deben proporcionar información precisa y detallada sobre la seguridad y ciberseguridad de sus sistemas, y las entidades reguladoras deben estar dispuestas a tomar medidas cuando surgen preocupaciones, como así ha hecho la DMV de California.

¿Nos llegaremos a cansar del vehículo autónomo?

La suspensión de los permisos de Cruise también plantea preguntas sobre la percepción pública de los vehículos autónomos y la confianza del consumidor. Los incidentes de seguridad pueden erosionar la confianza en esta tecnología, lo que magnifica la necesidad de educación y divulgación sobre los beneficios y riesgos de los vehículos autónomos.

Un coche autónomo de Cruise no supo reaccionar ante la presencia de un camión de bomberos; el resultado: un pasajero del coche resultó herido.

En última instancia, este episodio demuestra que la implementación de vehículos autónomos sigue siendo un proceso en evolución. A medida que avanzamos hacia un futuro con una mayor presencia de vehículos autónomos en nuestras carreteras, la seguridad y la regulación seguirán siendo temas críticos que requieren una atención constante.

Cruise y otras empresas en el campo de los vehículos autónomos hacen frente a desafíos conforme buscan llevar esta tecnología al mercado. La seguridad y la responsabilidad son pilares clave en este viaje, y es esencial que todas las partes involucradas trabajen juntas para garantizar que los autónomos sean una adición segura y beneficiosa a la cotidianidad humana. La historia de Cruise nos recuerda que la seguridad -como también la ciberseguridad- siempre debe ser una prioridad en el desarrollo de tecnologías innovadoras.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.