Movilidad

¿Vendrá a España el mejor Toyota Prius?

Siempre ha sido considerado la referencia a la hora de hablar de vehícuos híbridos. Sin embargo, el Prius cuenta con una avanzada variante enchufable de la que no se habla tanto, a pesar de que suele incluir continuas mejoras. ¿Cómo es ese modelo y qué acaba de estrenar?

Imagen del nuevo Toyota Prius enchufable tres cuartos delantero de color negro

Lleva más de 20 años siendo considerado el pionero e inventor de una nueva clase de coches: aquellos capaces de combinar el tradicional propulsor térmico de toda la vida -en este caso, de gasolina- con un pequeño motor eléctrico allimentado por una buena batería.

El resultado de todo esto, combinado con un sofisticado cerebro que indica cuándo debe funcionara cada uno de los motores -o los dos al mismo tiempo- para lograr el perfecto equilibrio entre consumos y prestaciones.

Imagen del interior del Toyota Prius enchufable

Una solución que el propio Prius se encargó de evolucionar en sucesivas generaciones; de hecho, la anterior a la actual ya comercializaba -hablamos de 2012: ¡hace siete años!- una variante de tipo híbrido enchufable. Es decir, conservaba el motor de gasolina, pero disponía de un propulsor eléctrico más potente y una batería de mucha mayor capacidad con el objetivo de que el coche pudiese circular sin combustible durante intervalos de tiempo más largos y a mayor velocidad. A cambio, para que la batería se ‘recargarse’ con rapidez había que conectar el coche a un enchufe, como sucede con los eléctricos.

El Prius ‘Plug-in’ Hybrid que existe a día de hoy es capaz de cosas muy llamativas; por ejemplo, sólo con su parte eléctrica, este japonés tiene autonomía para rodar unos 45 km y potencia para alcanzar los 135 km/h sin que intervenga el propulsor de gasolina. Como resultado de todo lo anterior es capaz de homologar un consumo medio de tan sólo 1,3 l/100 km, que corresponde a unas emisiones de 28 gramos de CO2 por km, datos oficiales de la marca y que se han obtenido utilizando el método de homologación más estricto, conocido como ‘WTLP’.

Los datos son buenos, en parte, porque el modelo recurre a soluciones que le ayudan a ser más eficiente, como la bomba de calor que utiliza calor procedente del exterior del automóvil y con el que ayuda a que la batería alcance lo antes posible su temperatura óptima de funcionamiento -en especial en los ambientes más fríos, que son los que más perjudican los coches con algún sistema eléctrico de propulsión-.

Tampoco falta una solución que sigue siendo exclusiva de este Prius: el gran panel solar opcional que cubre todo el techo y cuya energía se utiliza para cargar la batería del sistema híbrido -algo parecido anunciaba Hyundai hace unos meses-. Dice Toyota que, según las condiciones climáticas, “la energía solar puede dar hasta cinco kilómetros extra de autonomía al día, lo que puede equivaler a unos 1.000 km al año -si utilizas el coche unos 200 días y siempre con sol-“.  Desde su lanzamiento en septiembre de 2016, más de 1.700 Prius híbridos enchufables han salido de fábrica con este equipamiento.

Vale, pero… ¿qué ha cambiado?

En realidad, los cambios de la gama 2019 son menores; el más importante es que la banqueta trasera ahora puede acoger a tres pasajeros, de tal forma que este Prius ahora está homologado para cinco ocupantes. Asimismo, se añaden unas nuevas llantas de aleación de 17” y un color negro metalizado para la carrocería; en el interior cambian algunas inserciones y tapizados.

Lo que no cambia es el elevado nivel tecnológico del modelo; por ejemplo, muchos de sus asistentes a la conducción se engloban bajo lo que la marca denomina ‘Toyota Safety Sense’ y que utiliza 22 sensores de todo tipo repartidos por todo el vehículo. Eso le permite disponer de funciones como el sistema de seguridad pre-colisión que logra que el coche sea capaz de frenar de manera autónoma si detecta un posible riesgo de impacto contra un objeto o de atropello a peatones o ciclista.

Asimismo viene con avisador por cambio involuntario de carril -que, junto con el llamado sistema de mantenimiento de trayectoria es capaz de lograr que el Prius casi circule por sí solo., reconocimiento de las señales de tráfico, cambio automático entre luces cortas y largas, monitor de ángulo muerto -te avisa de la presencia en el lateral o en la trasera de otros vehículos antes de que efectues un cambio de carril- o control de velocidad inteligente, capaz de mantener la distancia con el vehículo que te precede, acelerando o frenando de manera automática.

También tiene otras tecnologías, como el sistema de aparcamiento automático, capaz de medir un posible hueco donde estacionar y tomar el control de la dirección para realizar las correspondientes maniobras que le permitan aparcar a la primera. Asimismo emplea faros delanteros de leds, tiene un dispositivo de proyección de datos en el parabrisas para el conductor, sistema de acceso y arranque sin llaves, cargador inalámbrico para móviles que sen compatibles con dicha tecnología…

El otro elemento destacado es el sistema multimedia Toyota Touch 2, que engloba en una pantalla táctil de 7” funciones como el navegador, el bluetooth para conectar tu teléfono, la imagen de la cámara de marcha atrás, el excelente equipo de sonido JBL con 10 altavoces…

La redacción de HACKERCAR la componen periodistas que trabajan en colaboración con expertos en tecnología y ciberseguridad. Hablamos de vehículos, de movilidad, de consejos... y también nos gusta el formato audiovisual. ¿Tienes algún tema que te gustaría que tratásemos o investigásemos? Escríbenos a redaccion@hackercar.com

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.