Empresas

Por qué a Tesla no le afecta el Estado de Alarma

El coronavirus parece haber golpeado a toda la industria del automóvil, pero Tesla se sigue manteniendo a flote pese a la adversidad ¿Se han resentido mucho sus cifras y planes? ¿Qué métodos están siguiendo?

Tesla coronavirus
Photo by Craig Adderley from Pexels

El año 2019 acabó muy bien para los intereses de Tesla. Sus resultados financieros en el último trimestre fueron más altos de lo que se esperaba. Unos datos que parecían condenados a empeorar dada la situación vivida en este primer tramo de 2020. Sin embargo, la compañía ha registrado el mejor primer cuarto de año de su historia en cuanto a la producción.

La cifra total sobrepasa las 100.000 unidades producidas, lo que supone un récord personal para los meses de enero, febrero y marzo. Como muchas otras fabricantes, la empresa se vio obligada ya a primeros de febrero a cerrar sus tiendas e industrias en China. Y más tarde tuvo que hacer lo propio con muchas de sus fábricas norteamericanas.

Las ventas también han mantenido el tono con más de 80.000 coches vendidos. Aunque hayan cerrado muchas de sus tiendas físicas, Tesla fue una de las primeras en apostar por el servicio de venta y entrega online. Este tipo de acciones han hecho que no se vean tan afectados por el coronavirus.

Parar la actividad… a medias

Sin embargo, también existe polémica con respecto a su actividad durante el estado de alarma en Estados Unidos. Pese a haber anunciado hace semanas que cerraría sus dos grandes plantas de California y Nueva York, los trabajadores siguen operando en estas fábricas.

Tampoco ayudan las declaraciones que dio Elon Musk una semana antes de que se declarase el estado de alarma. El CEO de Tesla decía entonces a sus empleados que el coronavirus no era tan nocivo como los accidentes de tráfico que sus tecnologías evitan.

Otro de sus edificios en Nevada también anunció reducciones en su mano de obra, pero sin llegar a frenar en seco la actividad. Toda esta reticencia al cierre ha provocado que las autoridades californianas denuncien la irresponsabilidad de la compañía. Unas críticas que se han recrudecido debido a que uno de sus trabajadores de Nueva York -un colaborador de Panasonic- ha dado positivo en coronavirus.

Al menos, tras las peticiones del alcalde de la ciudad, esta planta solo está trabajando en la producción de mascarillas y material sanitario. Una medida a la que también se han lanzado Ford o General Motors entre otras.

Tesla no ha seguido el camino de otras fabricantes del automóvil durante la crisis del coronavirus. Sus cierres han sido menos restrictivos y sigue compaginando la fabricación de vehículos y piezas con la ayuda sanitaria.

Sin embargo, parece que esto le ha servido para salvar las previsiones que apuntaban a un desplome de la producción y las ventas. Con los datos de este primer trimestre, Tesla sólo ha experimentado una pequeña bajada del 2% con respecto al anterior, convirtiéndose en la única gran fabricante a la que el coronavirus parece no afectarle.

Periodista a punto de licenciarse -en Periodismo, obviamente-. Soy nativo digital e hijo de transportistas, así que la tecnología y el motor me vienen dados. Aunque la carrera sea inútil, creo en el periodismo como profesión y forma de afrontar la vida. Curiosidad, honestidad y pasión por la comunicación. Aun sin carnet el himno de mi vida es Born to Run, y eso que Bruce Springsteen me pilla lejos. Cultura, deportes y videojuegos completan el elenco de mis pasiones.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.