Tecnología HC

Poppy: con ustedes, el coche autónomo ‘tuitero’

Te presentamos a Poppy, un Chevrolet Volt de la filial de General Motors Cruise Automation, que ejerce como coche autónomo por las calles de San Francisco. A Poppy le encantan las redes sociales, y nos deja muchos ejemplos curiosos…

Chevrolet Volt Cruise lateral Poppy

¿Quién se podía imaginar que un Chevrolet Volt sería tan simpático? Se llama Poppy, y es uno de los vehículos autónomos de la empresa Cruise Automation, que circulan por San Francisco (California). La compañía, una filial de General Motors adquirida en 2016, lo describe como una de sus unidades favoritas, y a su trayectoria como “una carta de amor a San Francisco, cada vez a un barrio”. De hecho, Poppy asegura que le encantan los vientos y las colinas de esta ciudad. Durante los peores momentos de la pandemia, Poppy se dedicó a servir miles de comidas a sus vecinos; sobre todo, en los vecindarios más desfavorecidos.

Un recuerdo para cada comunidad

Pero, ¿qué se cuenta Poppy en las redes sociales? Entre otras cosas, a animar a los San Francisco Giants antes de un partido clave de fútbol americano, y a mostrar su asombro por los ciclistas que se atreven a subir por Twin Peaks. “¿Qué tipo de batería tenéis?”, se pregunta. También fomenta mucho los comercios locales: aprovechando el Día Nacional del Helado, Poppy nos recomendó las heladerías Swensen’s, Miyako y muchas otras a lo largo de todo un hilo de mensajes. Tampoco se le olvidó el Día Mundial del Queso, ni hablarnos de Chinatown… ni visitar las taquerías de San Francisco con motivo del Cinco de Mayo – la conmemoración de la victoria de México contra Francia en la Batalla de Puebla-.De vez en cuando, Poppy menciona a sus compañeros Pride y Sprout.

A pesar de que los Chevrolet Volt que utiliza Cruise no tienen volante ni pedales, son vehículos autónomos de nivel 4. Esto significa que, aunque tienen algunas limitaciones, no hace falta un conductor preparado para intervenir en caso de emergencia, porque cuentan con un sistema de respaldo. Cada unidad monta cuatro radares articulados, cinco sensores LiDAR y 16 cámaras. En su interior, todo se opera a través de la voz o de una aplicación móvil. Ponerlo a rodar en las calles de San Francisco no fue fácil, puesto que GM tuvo que pedir una serie de exenciones a las autoridades estadounidenses que abrieran el camino a esta tecnología. Por ejemplo, ¿cómo se le puede exigir un airbag en el volante a un vehículo que no tiene?

Poppy es sólo el principio

Próximamente, a Poppy le saldrán varios ‘hermanos’… En estos momentos, en un centro de tests de GM en Michigan, Cruise está probando unidades de preproducción del robotaxi Origin. El Origin comenzará a producirse el año que viene para, a continuación, salir a las vías públicas a ofrecer un servicio de transporte que rivalice con Uber y Lyft.

Por cierto, si lo prefieres, también puedes seguir a Poppy en las redes sociales Instagram y TikTok. No obstante, encontrarás contenidos prácticamente idénticos a los de Twitter.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.