Concepts y prototipos

Polestar O₂: el coche sueco con un dron que te persigue

A Polestar le está sucediendo con Volvo... lo mismo que a Cupra con Seat: que, en poco tiempo, el alumno está superando al maestro en diseño, tecnología... y capacidad para atraer las miradas de los clientes.

Imagen del nuevo Polestar O2

Desde su adquisición por parte de uno de los mayores grupos automovilísticos de China, Volvo ha experimentado una gran mejora en todos los aspectos. No solo eso: partiendo de su tecnología y todo su saber hacer, ha sido capaz de desarrollar dos nuevas marcas, cada una con un enfoque diferenciador.

Así, mientras que Volvo sigue manteniendo el papel de firma ‘seria’, que cuida mucho la seguridad y cuyos modelos son de representación, por otro lado apareció Link & Co, con un enfoque más tecnológico y juvenil, así como con fórmulas novedosas de compra -por ejemplo, lo de tener un coche por suscripción-. Y, por otro lado, está Polestar, que representa la deportividad, pero desde un punto de vista sostenible.

Un buen ejemplo de lo que quiere ser lo hemos tenido con sus dos primeros modelos, el Polestar 1 y el Polestar 2; y el futuro que se le presenta a esta marca pinta muy bien, ahora que nos han mostrado el llamado Polestar O₂; de momento es solo un concept, pero representa un posible anticipo de un deportivo original y llamativo. Para empezar, porque hablamos de un vehículo que viene a encuadrarse en un segmento que se pondrá de moda en los próximos años: el de los roadsters eléctricos.

Imagen del nuevo Polestar O2 por dentro

En realidad, cualquier segmento va a terminar pasándose a lo eléctrico, pero bien es cierto que segmentos más de nicho, como el de estos descapotables de 2+2 plazas, será de los últimos en completarse… y, por lo tanto, los que antes cuenten con un modelo en la categoría partirán con ventaja. Ya sabemos que Tesla estará presente, y en un escalón por debajo en cuanto a potencia se emplazaría un vehículo como este O₂.

La propuesta que llega de Suecia recurre a un techo rígido que se puede retirar, de tal forma que el vehículo puede ser tanto un coupé como un descapotable. El vehículo recurre a la plataforma del Polestar 5, la futura berlina completamente eléctrica, y cuyo elemento más destacable es que tendrá una construcción en aluminio ‘pegado’, sin empleo de soldaduras.

Promete una gran rigidez, algo que ayudaría a que el comportamiento del coche sea mejor; además, la dirección también es muy directa y los responsables del producto hablan también de unos balanceos de carrocería reducidos.

Hemos comentado que es un modelo eléctrico y que con eso se pretende asociar el concepto de deportividad al de sostenibilidad; pero también es algo que se busca en otros elementos del coche. Por ejemplo, el interior recurre a un monomaterial termoplástico; eso quiere decir que se utiliza un único material base para diversos componentes del habitáculo… y que, por supuesto, está hecho a base de componentes reciclados.

Y luego, el O₂ recurre a poliéster reciclado para todo lo que son componentes blandos en el interior, como pueden ser espumas de los asientos.

El coche que se monta sus propias películas -en serio-

Una de las características más curiosas del modelo es que lleva incluido un dron cinemático autónomo que se ubica detrás de los asientos traseros. Ha sido desarrollado por la marca Hoco Flow y está listo para ser utilizado, incluso, con el vehículo en movimiento… ya que el propio diseño aerodinámico del coche en la zona posterior del habitáculo ha permitido crear una zona de ‘presión negativa’, para que dron despegue sin salir despedido por la propia velocidad del viento.

Imagen del nuevo Polestar O2 tres cuartos trasero

Este dron funciona de manera autónoma y es capaz de seguir al Polestar a velocidades de hasta 90 km/h. Su misión es filmar tu conducción, cosa que puede hacer en una secuencia más tranquila… o en una más dinámica y llena de movimiento. Una vez que el dron ha captado las imágenes necesarias, vuelve a su base para mostrar el material recogido en la propia pantalla de 15″ del sistema multimedia -en este caso, solo se puede hacer con el vehículo estacionado-. Y desde ahí también se puede compartir o, incluso, editar.

Los Polestar que hay y los que vendrán

El primer modelo fue el Polestar 1, que se fabricó entre 2019 y 2021, un híbrido enchufable de tipo coupé, con carrocería de fibra de carbono, nada menos que 609 CV y capaz de ofrecer una autonomía completamente eléctrica de 124 km. Luego llegó el Polestar 2, en este caso un modelo completamente eléctrico, con variantes de hasta 78 kWh de batería y potencias de hasta 408 CV.

En los próximos tres años van a llegar tres nuevos modelos, uno por año y todos con algo en común: ser completamente eléctricos. El primero es el Polestar 3, listo para este mismo año: un SUV de altísimas prestaciones; le seguirá en 2023 el Polestar 4, que encaja en el segmento de los coupés deportivos y que tendrá un tamaño más ajustado. Finalmente, en 2024 llegará el mencionado Polestar 5 GT, una berlina de cuatro puertas para ‘atacar’ a los Tesla Model S. Cada uno de estos coches quiere contribuir a que la marca sea completamente neutral en cuanto a emisiones para el año 2030.

Llevo años dedicándome al mundo del motor; porque me gusta, porque es el único que he practicado y porque es un sector que no deja de evolucionar. Me gusta buscar la noticia -a veces es ella que me encuentra-, soy cotilla por naturaleza y creo que la exclusiva la puedes hallar muchas veces en el sitio más inesperado.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.