Novedades

Polestar 3: cómo es el SUV eléctrico con la batería más grande del mercado

A día de hoy, la tecnología no impide que las baterías de los coches eléctricos sean pequeñas y ligeras, de tal forma que para que ofrezcan la mayor autonomía deben ser grandes y pesadas. El nuevo Polestar 3 lleva una enorme; ¿de qué le sirve?

Imagen del nuevo Polestar 3 tres cuartos delantero

La carrera de Polestar está siendo meteórica, al estilo de otras firmas que han aparecido en el último lustro, como es el caso de Cupra o el de Aiways. Y es que en apenas cinco años ya han comercializado dos modelos y han anunciado otros dos. De los últimos, seguramente uno de los más avanzados y exclusivos vaya a ser el Polestar 3 o, cómo una marca interpreta el concepto de SUV eléctrico de gran tamaño.

Lo primero que hay que decir es, por tanto, que estamos ante un vehículo enorme, parecido a lo que sería un Volvo XC90. En concreto, se trata de un coche que mide 4,9 m de largo, por 2,12 m de ancho -incluidos los retrovisores- y 1,61 m de alto. La distancia entre ejes que anuncia es de 2.985 m, mientras que la altura libre al suelo no está mal, con 20,2 cm.

La batería más grande del mercado

Sus datos, entre los vehículos eléctricos, son muy buenos. El modelo anuncia una autonomía máxima de 610 km, pudiendo recargar su generosa batería -de iones de litio con 111 kWh de capacidad– del 10 al 80% en apenas 30 minutos… si encuentra un cargador lo suficientemente potente como para funcionar a 250 kW.

Imagen del nuevo Polestar 3 perfil

En cuanto a la parte mecánica, el modelo equipa dos motores eléctricos que, en conjunto, proporcionan una potencia de 489 ó 517 CV -dependiendo si el coche cuenta con el denominado ‘Performance Pack-, que es suficiente para que el vehículo acelere de 0 a 100 km/h en 4,7 segundos en la versión situada en lo más alto de la gama -cuya autonomía es algo inferior que la mencionada anteriormente: se queda en 560 km- o para llegar a una velocidad autolimitada electrónicamente de 210 km/h.

Ojo, porque entre las opciones no va a faltar el denominado ‘pilot pack con Lidar’ de Luminar. Básicamente, es un dispositivo pensado para escanear de manera constante el entorno que hay frente al vehículo, con el objetivo de crear una imagen tridimensional de los alrededores.

Dice Polestar que es una ayuda que llega donde no lo hace la vista de la persona que conduce -de hecho, es especialmente eficaz en condiciones de poca luz o visibilidad adversa por las condiciones meteorológicas- y que con esta tecnología ya están más cerca de la conducción verdaderamente autónoma. Con todo, por ahora dispone de un completo control de velocidad adaptativo o el sistema de centrado dentro del carril.

¿El más autónomo y el más completo?

Siguiendo con las tecnologías, al Polestar 3 no le falta casi de nada. Por citar algunos ejemplos, cuenta con una suspensión neumática activa, capaz de variar tanto la altura del coche como la dureza de la amortiguación. También dispone de faros de led, si bien los más avanzados son opcionales por 1.900 euros y destacan por incluir millones de mega-píxels de luz.

Lo que sí viene de serie es el completísimo equipo de sonido Bowers & Wilkins con sus 25 altavoces, 1.610 vatios de potencia, un amplificador de 28 canales o un subwoofer muy sofisticado.

Imagen del nuevo Polestar 3 por dentro

Puede que menos vistoso, pero el parabrisas delantero también es muy avanzado, pues de tipo acústico e infrarrojo, lo que significa que ayuda de forma significativa a mantener la temperatura en el interior. Por ejemplo, en verano, filtra gran parte de los rayos solares que producen el calor, al tiempo que la luz entra sin problemas.

Del interior, lo más sofisticado sigue siendo el sistema multimedia, el más grande -por ahora- de los modelos de la marca, con su pantalla táctil en formato vertical y un tamaño de 14,5″. Con una CPU de Nvidia y movido por sistema operativo Android, permite disponer de muchas funciones habituales en los móviles, como Google Maps, asistente virtual o tienda de aplicaciones.

Imagen del nuevo Polestar 3 tres cuartos trasero

Por supuesto, está conectado a Internet y puede recibir actualizaciones inalámbricas, así como el resto del vehículo -de hecho, el Performance Pack incluye, entre otras mejoras, un aumento de la potencia ‘vía software’-.

El resto de ‘pantallas’ en el salpicadero son la instrumentación, con su display de 9″ y el dispositivo HUD de proyección de datos en el parabrisas, con un área de visualización de 9,3″ y que, aún estando bien, quizá resulte lo menos llamativo de un coche tan avanzado.

Para finalizar, hablaremos del tema de los precios: la versión menos potente pero con más autonomía sale en 92.900 euros, mientras que con el pack Performance el precio pasa a ser de 99.500 euros.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.