Salones

Peugeot e-Legend: tecnología para resucitar a los difuntos

Peugeot lleva hasta el extremo en su concept e-Legend la tendencia de sustituir botones y mandos por pantallas. Este ha sido el resultado.

En la actualidad, el número máximo de pantallas que podemos encontrar en un vehículo ronda las cinco: una para la instrumentación, un par más en la consola central, tal vez otras dos para los pasajeros de las plazas traseras… incluso algún modelo como el reciente Audi e-Tron se atreve con otras dos que hacen las veces de espejos retrovisores.

Pues bien, Peugeot piensa que aún queda mucho espacio en el habitáculo de un coche para instalar otras cuantas pantallas extra y, de esta manera, convertir el automóvil en un entorno 100% digital.

Pero antes de entrar en detalles, situemos este nuevo Peugeot e-Legend Concept-car -que es su nombre completo-. Lo que tenemos aquí es, en primer lugar, un homenaje a un modelo mítico del pasado de la firma francesa: el 504 Coupé.

Su sucesor es un dos puertas de 4,65 m de largo y 1,37 m de largo que, además de representar todo un homenaje a su antepasado, también es un claro guiño, tecnológicamente hablando, de cómo se plantea su futuro la firma del león.

Y su futuro se prevé “eléctrico y autónomo”, si bien se empeñan en dejar claro, desde la segunda línea del dossier de prensa, que un vehículo así no tiene por qué ser monótono, sin carácter o aburrido. Veamos.

Eléctrico: sinónimo de muy rápido… en aceleración

El e-Legend es un eléctrico puro, equipado con una mecánica capaz de ofrecer 340 kW -que equivalen a unos 462 CV, con un par máximo de 81,6 kgm. Con una velocidad máxima de 220 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en menos de cuatro segundos, Peugeot asegura que no sólo la autonomía es excelente, de unos 600 km -con la ayuda de sus enormes baterías de 100 kWh-, sino que gracias a su dispositivo de recarga rápida apenas necesita 25 minutos para conseguir 500 km… y ni siquiera necesita cables, porque recurre a un sistema de carga por inducción.

El otro aspecto destacable es su condición de coche autónomo de nivel cinco, a tenor de la información facilitada. Lo bueno es que, además, también se puede conducir en modo ‘manual’, para que el conductor pueda disfrutar al volante. En todo caso, según Peugeot, este modelo cuenta hasta con cuatro modos de conducción, a seleccionar “dependiendo de las condiciones de tráfico o del estado de ánimo del conductor”.

Los modos autónomos serían el ‘Soft» y el ‘Sharp’; la diferencia es que mientras que en el primero se apuesta por el confort de los pasajeros y la existencia de las mínimas distracciones posibles -por ejemplo, reduciendo la información que se ve en las pantallas-, en el segundo ofrece una auto-conducción más dinámica; curiosamente, se combina con la “máxima posibilidad de conexión a actividades digitales, como redes sociales o agenda”.

Si el usuario elige uno de estos dos modos, el volante se oculta bajo el salpicadero, surgen unos apoyabrazos laterales y una zona de carga por inducción para el móvil.

En cuanto a los modos de conducción manual, se denominan ‘Legend’ y ‘Boost’; con el primero, la apariencia del interior del vehículo adopta un estilo ‘retro’, proyectando de forma digital la imagen de inserciones de madera… en las pantallas del vehículo.

Si elegimos el segundo, se apuesta por ofrecer las máximas prestaciones de su motorización eléctrica, al tiempo que se proyecta la carretera en una gran pantalla.

Muchas pantallas y algún pantallazo

Hablando de pantallas, esa es sin duda otra de las características clave del modelo, ya que cuenta en total con 16, de distintos tamaños, repartidas por todas partes del habitáculo. Sin duda, todo el protagonismo es para la pantalla principal, curva y panorámica, de 49”, ubicada en el salpicadero, por encima de una barra de sonido.

Asimismo, en las puertas las hay de 29”, en los parasoles hay otras de 12”… ¡incluso el mando giratorio situado en la consola central desde el que se gobiernan buena parte de las funciones del coche integra una pantalla táctil de 6”!-.

También es muy sofisticado el equipo de sonido, desarrollado por la firma Focal y que ofrece funciones tan curiosas como la denominada ‘mapping’, que permite que el conductor pueda estar escuchando las indicaciones del navegador mientras que el resto de pasajeros disfrutan de su música favorita; o la función ‘zoning’, que crea ‘burbujas’ sonoras para que cada ocupante escuche lo que desee sin molestar a los demás.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.