Novedades

Peugeot e-2008: la electricidad para el camino

La próxima generación del popular SUV francés traerá consigo importantes cambios. El mayor de ellos será su nueva propuesta motriz. ¿Es una opción tan razonable para el día a día como sus 'hermanos' de combustión?

Imagen frontal del Peugeot e-2008

Uno de los rumbos más sorprendentes que ha tomado la industria automotriz en los últimos años ha sido, sin duda, la explosión de los conocidos SUV. Especialmente, en el momento en que surgió la demanda de hacerlos más pequeños.

Este desarrollo ‘hacia abajo’ ha llenado las gamas de casi todas las marcas con propuestas triunfadoras en la calle. Baste mencionar algunas de las más exitosas en España como el Renault Captur, el Nissan Juke o el Peugeot 2008.

Este último -que se ha convertido, por derecho propio, en el gran superventas de la firma del león- descuenta los días que le quedan para recibir su renovación, tan profunda o más que la de su pariente urbanita el 208. Y, al igual que aquél, ofrecerá desde el principio una ventaja que la mayoría de rivales aún tardarán en adoptar: la versión eléctrica.

Sin ‘malos humos’

Denominada e-2008, promete brindar agradables desplazamientos ‘cero emisiones’ por ciudad y carretera… sin que ello suponga una merma en su practicidad o su confort de marcha. Y es que su plataforma modular CMP permite que los órganos encargados de la propulsión no ‘roben’ ni un centímetro de espacio al habitáculo.

Dichos órganos son los mismos que podrías encontrar en otras novedades como, por ejemplo, el Opel Corsa e: un motor eléctrico de 136 CV cuyo temperamento podrás regular a través de sus modos de conducción: ‘Normal’, ‘Eco’ y ‘Sport’. Con este último, disfrutarás de su aceleración de 0 a 100 km/h en 8,1 segundos.

Imagen del Peugeot e-2008 enchufado a un punto de recarga

Otro punto clave es, desde luego, la autonomía. Según Peugeot, está cifrada en unos 310 km de acuerdo con el protocolo WLTP. No obstante -como ya es costumbre- será la utilización real la que ponga de manifiesto el verdadero alcance de sus células de iones de litio.

En cuanto a la capacidad de recarga, un punto rápido de 100 kWh debería recuperar un 80% de la energía en apenas media hora. El método más común será el cargador ‘wallbox’ particular, mediante el cual necesitarás dejar ‘dormir’ al coche durante ocho horas. Pasado ese tiempo, estará listo al 100% para llevarte a donde quieras.

Como última curiosidad, desde el selector del cambio -automático, por supuesto- puedes acceder a las dos posiciones de regeneración que incorpora el e-2008. En la ‘D’, no se distinguirá de sus parientes gasolina o diésel. Pero en la ‘B’ -de una forma similar al Toyota C-HR-, desde el momento en que levantes el pie derecho estarás decelerando… y ‘arañando’ electrones de vuelta a la batería.

Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.