Tecnología HC

Peugeot 2008: ¿por cuál de sus tecnologías apostar?

Hacía tiempo que Peugeot no luchaba de tú a tú con los coches más vendidos del mercado español. Sin embargo, el 2008 le está permitiendo entrar regularmente en el podium de los más deseados en este año 2021. Por eso, hay algo fundamental...

Imagen de dos unidades del nuevo Peugeot 2008

Siendo un modelo tan deseado y vendido, es importante que toda esa gente que está interesado en él sepa configurarlo con criterio. ¿Qué versión elegir? ¿Y qué opciones ponerle? Estas son nuestras conclusiones.

Por motorización: un gasolina convincente

De la gama actual, sin lugar a dudas, nos quedamos con el propulsor 1.2 turbo gasolina, de tres cilindros y 130 CV. Es más, lo ideal es combinarlo con la caja de cambio automática de ocho velocidades y posibilidad de manejo secuencial, que supone un muy razonable incremento en el precio respecto al manual de seis marchas de 1.250 euros.

Esta combinación, aparte del agrado de conducción y comodidad que aporta, prácticamente no afecta a consumos o prestaciones. Este 2008 tiene una velocidad máxima de 198 km/h, acelera de 0 a 100 km/h en 9,8 segundos y anuncia un consumo medio oficial de seis litros.

Pensamos que es más interesante que el diésel equivalente, que sale por 2.250 euros más.

Por acabado: el Allure, que lo permite todo

Dentro de la gama sería el tercer escalón más completo, sólo por debajo del deportivo GT. Hay varias razones para elegir esta terminación; la primera es que te permite escoger entre toda la gama de propulsores del modelo, sean los gasolina o diésel de 100 ó 130 CV, así como el motor eléctrico. Y también es el que permite escoger las mecánicas más potentes con caja manual o automática.

Por supuesto, también merece la pena porque ya dispone de una dotación de serie lo suficientemente extensa. Entre los elementos que lleva este SUV urbano de cinco puertas, cinco plazas, 4,3 metros de largo y 434 litros de maletero destacaríamos los siguientes.

Por ejemplo, viene con un sistema multimedia con pantalla táctil de 7″ y compatibilidad con Android Auto y Apple Car Play; radio digital; un total de cuatro entradas USB; arranque por botón; control de obstáculos en la parte trasera; faros delanteros de leds…

Este acabado, en combinación con el mencionado motor de 130 CV y el cambio automático tiene un precio de 25.850 euros.

Entonces… ¿por qué tecnología apostar?

Por un lado se ofrece la cámara trasera denominada Visiopark y que ofrece una vista de 180º de lo que hay en la parte posterior del vehículo; su precio es de 208 euros, lo cual es una cantidar razonable que puedes amortizar y que merece la pena si los lugares donde aparcas habitualmente no son muy sencillos.

Por otra parte, el coche puede incluir la navegación conectada, que permite establecer trayectos y recibir información del tráfico. Aquí el problema es que cuesta 624 euros y que puede que con el sistema multimedia de serie y la posibilidad de utilizar Google Maps, Waze o similar, conectado el teléfono al coche, quizá ese desembolso no merezca la pena.

Asimismo, por otros 208 euros, el 2008 puede incluir el Pack Safety Plus, que se compone de un dispositivo de frenada de emergencia, capaz de detectar obstáculos -y de hacerlo tanto de día como de noche- y realizar una frenada autónoma en caso de riesgo de accidente y de que el conductor no reaccione. Siendo un sistema de seguridad que no s excesivamente caro, sí apostaríamos por él.

Imagen tres cuartos trasero de un Peugeot 2008

Lo mismo pensamos del sistema de acceso manos libres para entrar al coche. Con esta tecnología, como sabes, basta con llevar encima el mando a distancia del vehículo para que, cuando te aproximes a la puerta, el 2008 te reconozca y desbloquee los seguros de las puertas para que accedas y, posteriormente, pongas en marcha el motor con sólo pulsar un botón. El precio es de 312 euros, pero la comodidad que te aporta en el día el no tener que estar buscando las llaves del coche, compensa.

Por último, los faros antiniebla del coche que incluye de serie pueden ser reemplazados por unos de leds con función ‘cornering’, que es como se conoce a la posibilidad de que giren su haz de luz allá hacia donde muevas el volante. Cuestan 187 euros… y es una cantidad que tú debes decidir si pagar o no.

Con todo, como pack lo que te recomendamos es el denominado ‘Allure Pack’, que supone 900 euros, pero incluye la cámara trasera, los antinieblas de led, el cuadro de mandos digital, el pack de seguridad… y suma el sistema de llamada de emergencia y los teleservicios. No sólo eso: además, permite escoger un sistema de navegación con la pantalla del sistema multimedia ampliada a la versión de 10″, un control de tracción avanzado que permite circular al coche por terrenos de baja adherencia con bastante soltura y que cuesta 415 euros -es una opción recomendable si sales por caminos de tierra o grava habitualmente-, permite añadir un control de velocidad adaptativo que se combina con el sistema de mantenimiento dentro del carril -por 207 euros seguramente sea la opción más interesante de todas-…

Por último, permite contar con alarma opcional, por 311 euros, que siempre es un elemento por el que merece la pena pagar.

Llevo años dedicándome al mundo del motor; porque me gusta, porque es el único que he practicado y porque es un sector que no deja de evolucionar. Me gusta buscar la noticia -a veces es ella que me encuentra-, soy cotilla por naturaleza y creo que la exclusiva la puedes hallar muchas veces en el sitio más inesperado.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.