Empresas

Para qué quieren Renault, Nissan y Mitsubishi una ‘nube’

Para que los coches inteligentes sean capaces de desplegar todo su potencial necesitarán estar conectados entre sí, también a centros de control y a infraestructuras a través de una nube como ésta.

UN Renault ZOe y un Nissan Leaf posan frente a instalaciones de Microsoft

La plataforma, conocida como Alliance Intelligent Cloud, en realidad ha sido desarrollado por un gigante de la informática como es Microsoft, que ya cuenta con su servicio en la nube denominado Azure. ¿Para qué la quieren usar?

Para ofrecer servicios conectados a sus modelos en cualquiera de los 200 mercados en los que los ofrecen. Entre esos servicios, la inteligencia artificial y el Internet de las cosas aplicadas a sus vehículos, la alianza que componen Renault, Nissan y Mitsubishi anuncian que estarán preparados para llevar a cabo “el programa de vehículos conectados más ambicioso en la industria automovilística”.

Los primeros modelos en beneficiarse de esta nube de servicios serán la nueva generación del Renault Clio y algunas versiones del Nissan Leaf, tanto en Europa como en Japón. Hablamos de modelos que estarán permanentemente conectados a Internet, lo cual les permite entre otras cosas que se les pueda realizar diagnósticos a distancia, podrán recibir todo tipo de actualizaciones de software -programas informáticos- y firmware -las instrucciones que siguen esos programas- vía OTA -over the air, es decir, a distancia-… y, por supuesto, disponer de todo tipo de servicios de información y entretenimiento, personalizados para cada usuario.

Con todo esto, el cliente de un Renault Clio puede encontrarse que de un día a otro, durante la noche, el coche se ha estado actualizando y puede ir mejorando paulatinamente distintas de sus funcionalidades. Es lo mismo que cuando ponemos a actualizar nuestro móvil u ordenador.

Pero eso no es todo; la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi hablan de una “plataforma evolutiva”, de tal manera que se trata de un servicio con un largo recorrido que podrá ir añadiendo nuevas prestaciones con el tiempo.

Estar en contacto con los coches… y más

La ventaja de tener todos los coches conectados a estos ecosistemas digitales también tiene otras ventajas, como el hecho de que también se podrá conectar a los vehículos con las infraestructuras que les rodean -un paso vital para conseguir automóviles completamente autónomos- y otros socios y empresas que quieran ofrecer servicios para los vehículos de una marca -por poner un ejemplo: una compañía que aprovechando los datos generados por miles de vehículos, pueda calcular en tiempo real, incluso mientras circulas por la calle, dónde hay un hueco de aparcamiento en las proximidades-.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.