Tecnología HC

Para qué ha emparejado Skoda estos Superb

En su 'patio trasero' Skoda acaba de lograr un primer esbozo de conducción realmente autónoma: dos coches que siempre van juntos. ¿Qué sentido tiene para ellos este experimento?

Los Superb del proyecto Skoda Follow the Vehicle

Si eres un lector asiduo de esta web, ya sabes que la conducción autónoma es uno de nuestros temas favoritos. No en vano, es una vía de innovación tecnológica que aspira a convertirse en un paradigma de la automoción futura.

Eso sí: en honor a la verdad, si lo comparamos con la conectividad y la electrificación, sus principales postulados aún están ‘en el aire’. Los agentes de esta revolución incipiente -entre ellos, las propias marcas- parecen no terminar de encontrar la forma adecuada de lograr la autonomía total. Automatizar acciones del conductor es sencillo, pues ya lo podemos disfrutar en muchos modelos actuales. Sin embargo, lograr que un ‘ordenador’ sustituya al humano en su tarea de discernir cuándo -y cómo- debe realizarlas es una tarea desafiante.

Según los grandes gurús, el principal obstáculo es el hecho de que las máquinas reciben la información, pero no son capaces de procesarla salvo que exista una costumbre previa implementada. Y eso sólo les servirá para tomar una decisión unívoca ante una situación concreta.

Investigando en ‘pareja’

No obstante, hay quien prefiere ser optimista y darle la vuelta al problema, aprovechándolo para seguir perfeccionando sus tecnologías. Eso es, exactamente, lo que está haciendo Skoda en colaboración con la Universidad Técnica de Ostrava.

Su proyecto ‘Sigue al Vehículo’ se compone de dos coches que siempre viajan juntos… pero sólo uno de ellos lleva conductor. Este ‘vehículo líder’ es el encargado de trazar la ruta y seleccionar la velocidad, el carril y otros parámetros. Los datos necesarios -del control de la dirección, la aceleración y el frenado- para replicar sus movimientos en el coche autónomo se transmiten por radiofrecuencia, siempre y cuando se mantenga a unos diez metros de distancia del líder.

Skoda Superb autónomo del proyecto Skoda Follow the Vehicle

Previo al inicio del trayecto, ambos Superb reciben un código digital para establecer el vínculo. La información de sus redes de sensores y cámaras se transmite entre ellos mediante protocolos V2X, respaldado por redes móviles 4G y 5G.

Así lo comenta Christian Strube, responsable de desarrollo Técnico de Škoda: “‘Sigue al Vehículo’ demuestra los altos estándares técnicos de nuestros actuales sistemas de asistencia, e ilustra de forma impresionante las oportunidades que estos sistemas pueden llegar a ofrecer cuando se combinan con las tecnologías relevantes del ámbito de la conducción autónoma. El proyecto también nos permite comprometernos con nuestro papel como promotor de la educación técnica en la República Checa. Estamos encantados de poder trabajar con los estudiantes e investigadores de la Universidad Técnica de Ostrava que, con sus ideas, experiencia y devoción, están siendo instrumentales para el proyecto”.

Diego García
Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.