Consejos HC

Panasonic y McAfee se unen para vigilar los ciberataques en los coches

Estas dos empresas desarrollarán un centro que vigilará y actuará ante posibles problemas de ciberseguridad en los vehículos. ¿Cómo funcionan estas instalaciones y qué podemos esperar de ellas?

Imagen de un hombre joven, en mitad de un desierto, mirando al horizonte a través de unos prismáticos negros.
Foto: Piqsels.

Panasonic y McAfee han anunciado que construirán de forma conjunta un centro de operaciones de seguridad para vehículos –VSOC.

Este tipo de instalaciones sirven para vigilar de forma permanente la flota de coches de los clientes que contraten el servicio, de forma que, si surgiera un riesgo de ciberseguridad en alguno de esos vehículos, se podría detectar rápidamente y, por tanto, dar una respuesta temprana, lo que ayudaría a minimizar las consecuencias del ataque. Es decir, los VSOC monitorizan constantemente el estado de los coches que están registrados en él. Alertan ante cualquier anomalía de ciberseguridad y desde el puesto de control se puede actuar para contrarrestarla.

Según explica Panasonic en una nota de prensa, este VSOC permitirá prestar servicios de monitorización para vigilar activamente los coches conectados en todo el mundo. El objetivo que buscan es “contribuir al desarrollo de una sociedad de movilidad segura y protegida”.

Imagen: Panasonic.

Tanto Panasonic como McAfee tienen experiencias previas con otros SOC. Panosonic lleva operando con estas instalaciones desde 2016 para proteger sistemas y redes que administran y controlan equipos de fábrica y procesos de producción. Además, ha desarrollado un Sistema de Detección de Intrusiones Automotrices, que se monta en los vehículos para detectar ciberataques y saber qué tipo de ataque es, y un Sistema de Gestión de Eventos e Información de Seguridad, que analiza y visualiza los datos recibidos de ese sistema. Por su parte, McAfee también ha creado y opera numerosos SOC.

No han trascendido más detalles sobre qué servicios prestará este VSOC ni cuándo entrará en servicio.

¿Cómo funciona un VSOC?

Alejandro Aliaga, experto en la gestión de la ciberseguridad, define los VSOC como “una instalación encargada de recoger todos los datos críticos de seguridad que originan en los vehículos conectados. Estos datos son analizados por personal altamente cualificado, capaz de responder rápidamente frente a incidentes de seguridad a todas horas y todos los días del año.

En este artículo, Aliaga explicó que un VSOC se compone de los siguientes grandes bloques:

  • Recepción de logs: el VSOC deberá ser capaz de recoger información de todos los sistemas que componen el vehículo conectado: telemetría del vehículo, sensores, servicios del fabricante al usuario, API’s, aplicaciones móviles, etc.
  • Transformación de los logs recibidos: toda la información proveniente de los diferentes sistemas del vehículo conectado, tras recibirse en el VSOC, debe pasar por un proceso de estandarización para su posterior transformación en información útil.
  • Análisis de los logs recibidos: aplicaciones especialmente diseñadas para entender este tipo de telemetría e información que provenga del vehículo. Se encargan de correlar la información recibida para tratar de identificar alguna anomalía que pueda ser indicador de un ciberataque.
  • Detección y respuesta: en caso de detectarse una anomalía, los ingenieros de seguridad realizan un trabajo de investigación, y en caso de confirmarse un ciberataque, pueden iniciar contramedidas para tratar de mitigar el ataque.

Aliaga también explicó que, en su opinión, como todos los coches estarán conectados en el futuro, será necesario “disponer de un ‘guardián digital’ que se encargue de velar por la seguridad de todos sus sistemas”.

Además, aventuró que, quizá, en el futuro sean las propias marcas quienes oferten los servicios de su propio VSOC a los clientes que compren uno de sus modelos para mantenerlo vigilado contra ciberataques.

J.M. de la Torre
He estudiado Periodismo para aprender cada día algo nuevo y Humanidades para pensar por mí mismo. Después de ponerme tras los micrófonos de COPE, estoy dispuesto a pasar página en el periodismo del motor. Desde bien pequeñito, los coches han estado en el centro de mis intereses y (según cuentan mis padres) ya con 3 años dejaba alucinada a la gente porque sabía reconocer la marca y el modelo de los coches que veía. La curiosidad es algo fundamental para un periodista, y ¡cómo no iba a sentir curiosidad por los coches del futuro y las tecnologías que los harán posibles!

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.