Compras inteligentes MOTOR

Opel Astra GS Line

Imagen deportiva, buen motor y gran precio.

Imagen tres cuartos delantero de un Opel Astra 2019 en la carretera y de color azul

La actual generación del Opel Astra es, posiblemente, la más equilibrada y tecnológica de todas. Y esos argumentos se han visto reforzados tras la llegada de una serie de cambios en la gama 2019. ¿Cuál es la compra inteligente?


En realidad, decantarse por una de las distintas versiones de este compacto -en su versión de cinco puertas, ya que también lo puedes adquirir en formato familiar– resulta complicado… por el hecho de que cualquiera de ellas suele ofrecer una excelente promoción oficial por parte de la marca. De tal manera que nos hemos ido a uno de los más interesantes dentro de la oferta de propulsores de gasolina.

Nuestra compra inteligente es el fruto de combinar el moderno motor 1.2 turbo gasolina de tres cilindros con el cambio manual de seis velocidades y el completo acabado pseudo-deportivo conocido como GS Line. El resultado es un compacto muy interesante y que se queda en los 24.100 euros… pero con sus actuales promociones baja de la barrera ‘psicológica’ de los 20.000 euros, hasta quedarse concretamente en unos muy atractivos 19.441 euros.

Esta generación llegó al mercado en 2015 y acaba de estrenar hace escasas fechas su primer lavado de cara; no ha sido especialmente profundo, pero sí ha servido para reestructurar la gama -desaparecen, por ejemplo, las versiones más potentes, con hasta 200 CV-, mejorar su conectividad -con nuevos sistemas multimedia y una app más completa- y mantener sus puntos fuertes: calidad, diseño muy atractivo y buen aprovechamiento del espacio interior y el maletero.

IMagen del interior del Opel Astra 2019

La versión que recomendamos es la que lleva el motor gasolina de 130 CV; se trata de una mecánica con la que el ligero -y aerodinámico- Astra es bastante rápido, con una velocidad máxima de 210 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 10,1 segundos, quedando el consumo medio -según cifras oficiales- en unos sorprendentes 4,4 l/100 km.

¿Qué lleva y qué le puedes poner?

De serie, el Astra GS Line -que mide 4,37 m de largo- viene con los siguientes elementos, bastante ‘clásicos’: elevalunas eléctricos en las cuatro puertas, volante multifunción, ordenador de a bordo, control de velocidad, aire acondicionado, seis airbags, equipo de sonido con seis altavoces y toma USB, luces diurnas de led…

Aunque lo más sofisticado es el conjunto de asistentes recogidos bajo la denominación ‘Drive Assist’ y que engloba, entre otros -y gracias a la ayuda de una cámara situada en el parabrisas conocida como ‘Opel Eye’- el sistema de alerta de colisión frontal combinado con el sistema de frenado de emergencia a baja velocidad -es decir, un dispositivo que puede detectar si se reduce mucho la distancia de seguridad con otro vehículo y, en ese caso, primero puede advertirte o, llegado el caso, aplicar los frenos de manera automática-, el sistema de mantenimiento dentro del carril o el indicador que te marca la distancia de seguridad con el vehículo que te precede.

Imagen tres cuartos trasero de un Opel Astra 2019 en la carretera y de color azul

Entre los elementos opcionales, hay algunos curiosos, como el que por 600 euros dota de calefacción a cuatro de los cinco asientos -además de incluir unas llantas de 17″-; el pack GS Line Plus, que por otros 700 euros suma varios elementos muy interesantes como el de alerta de ángulo muerto de los retrovisores, un climatizador que permite elegir una temperatura distinta para conductor y pasajero, la cámara de visión trasera o el dispositivo de aparcamiento automático.

Por separado también es posible acceder a elementos tecnológicos, como el freno de mano eléctrico -135 euros-, el dispositivo de acceso al interior y arranque ‘manos libres’ -350 euros, pero que sólo puede instalarse si también has solicitado el freno de mano eléctrico-, el sistema de navegación -hay una versión más sencilla por 700 euros y otra más completo que por 1.200 euros también incluye un equipo de audio más completo, radio digital DAB, una ranura para tarjetas de memoria o un cuadro de mandos con la información ampliada-…

Por otro lado, por 375 euros le puedes añadir el asistente de aparcamiento automático, por 200 euros el climatizador bizona -que debería haberse incluido de serie en este acabado- o la alarma -335 euros-. Son tres elementos bastante recomendables y que tienen un precio razonable.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.