Novedades

Nuevo Audi A3: así de digital es la versión 4.0

En 1996, Audi llegaba como 'novata' al segmento de los compactos de gama alta con el A3. Ahora, cada nueva generación debe marcar el camino a seguir a los rivales. ¿Lo cumple este nuevo modelo?

Imagen del nuevo Audi A3 Sportback de color azul

Si eres un compacto, sabes que compites en uno de los segmentos más disputados de toda Europa y cada vez que te renuevas debes superar una auténtica prueba de fuego.

Si, además, perteneces a una marca premium, de ti se espera que te conviertas en una referencia para los demás… incluyendo tus rivales directo de renombre. Pues bien, con toda esa responsabilidad sobre sus hombros, el Audi A3 estrena su cuarta generación -sí, ya han pasado casi 24 años desde que la primera de ellas viese la luz- con un doble objetivo: demostrar que está justificada la más que probable diferencia de precio respecto a cualquier modelo generalista -desde un Renault Mégane a un Ford Focus-, y verse de nuevo las caras -y ya van….- contra sus ‘archienemigos’, los BMW Serie 1 y Mercedes Clase A.

El diseño exterior cambia y evoluciona, dándole un protagonismo aún mayor al frontal -con una enorme parrilla-, adaptando un musculoso perfil y, cómo no, adoptando elementos tecnológicos que quedan muy bien, como el portón trasero con apertura eléctrica o los trabajados faros delanteros.

No sólo son llamativos porque las luces principales sean de leds, sino también porque las diurnas tienen un estilo muy sofisticado, debido al empleo de diversos segmentos de leds. El coche mide 4,34 m de largo, 1,82 m de ancho y 1,43 m de alto, con una distancia entre ejes de 2,64 m-

Imagen tres cuartos delantero

Pero el sitio en el que los clientes del coche van a pasar más tiempo, el habitáculo, también cambia para volverse más conectado y digital. Siguiendo el ejemplo de sus hermanos mayores -desde el todo camino Q3 a las berlinas A6/A8-, todo el protagonismo recae en la instrumentación completamente digital -que puede alcanzar las 12,3″ de tamaño, es decir, unos 31,2 cm en diagonal- y, sobre todo, en la posibilidad en las versiones más completas de incluir una gran pantalla central de 10,2″.

Dicha pantalla es táctil, tiene una apariencia muy elegante y permite el control de buena parte de las funciones del coche. Audi llama a esta tecnología MMI, y aseguran la tercera generación de esta plataforma de entretenimiento cuenta con una potencia de cálculo diez veces superior a la de su predecesora -algo que debería permitir contar con una parte gráfica más evolucionada, mayor rapidez y fluidez de funcionamiento, más naturalidad para elaborar varias tareas a la vez…-.

Entre los elementos que controla, están los clásicos -fuentes de sonido, ajustes del coche, telefonía, compatibilidad con Android Auto y Apple CarPlay…- y otros más novedosos -radio online, navegación con imágenes de Google Earth, posibilidad de gestionar hasta seis perfiles de conductores, servicios car-to-X para comunicarse con otros vehículos o con las infraestructuras, conexión Wifi a bordo…-.

Un poco más adelante, también se va a ofrecer la llave digital, un sistema que te permite abrir o cerrar el coche, incluso arrancar el motor utilizando el teléfono móvil -siempre que sea un modelo compatible de Android- o con Amazon Alexa.

Motores: buenos, pero aún pocos

La gama inicial que se ha anunciado para el nuevo Audi A3 no es especialmente amplia, si bien cubre los niveles de potencia más demandados. En gasolina, por ejemplo, se estrena con un 1.5 TFSI de 150 CV, mientras que también hay dos diésel 2.0 TDI de 116 y 150 CV. En un principio, todos llevan tracción delantera y la posibilidad de elegir entre un cambio manual de de seis velocidades y uno automático de siete velocidades.

Imagen interior de un Audi A3

Más adelante se irán añadiendo nuevas versiones con mecánicas más potentes -por ejemplo, un S3- y variantes de tracción total. Lo que sí está previsto desde el inicio son todo tipo de asistentes a la conducción. Por ejemplo, según versiones cuenta con asistente de salida de carril, control de velocidad inteligente capaz de mantener la distancia con el vehículo precedente -acelerando o frenando de manera autónoma-, aparcamiento automático…

El coche ya se puede encargar, aunque los primeros pedidos llegarán a partir de mayo; como precio de referencia, el 1.5 TFSI va a costar 29.060 euros, un precio en línea con el de sus dos rivales directos. Por encima está el diesel 30 TDI de 116 CV por 30.000 euros y como tope de gama, el 35 TDI S Tronic por 33.480 euros.

En todos los casos son precios con el acabado básico; por encima se emplaza el ‘Advanced’, la serie especial ‘Genuine Edition’, el deportivo ‘S Line’ y el más elegante ‘Black Line Edition-.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.