Ataques

Nuestros datos bancarios online, ¿más blindados que nunca?

El comercio online ofrece un amplio abanico de posibilidades con las que ejecutar nuestros pagos, por lo que se hace imprescindible conocer las ventajas e inconvenientes de cada uno.

Primer plano de una tarjeta de crédito azul sostenida por una mano

Hace tiempo que los billetes y las monedas no están solos. La tecnología ha invadido el mundo de los cobros y eso da al comprador varias opciones que elegir a la hora de pagar. Las más novedosas incluyen cierto grado de conectividad y digitalización. ¿Asumen riesgos de ciberseguridad los usuarios con ellas?

La respuesta rápida es que la ciberseguridad 100% no existe, por lo que siempre habrá alguna forma de que un cracker se aproveche de tu compra. Pero sí que se les puede poner más difícil a los malos. Estas son algunas recomendaciones para los métodos de pago más tecnológicos.

Pago con tarjeta de crédito

Es el método con el que suelen pagar el 85% de los usuarios, según arroja un estudio realizado por la IAB este año. Las tarjetas deben su popularidad a que es la forma que más confianza da al cliente. Además, ahora todas las compras online con tarjeta van acompañadas de una verificación de identidad a través de mensajes de texto y sistemas más radicales, como son la huella dactilar o claves sólo conocidas por el usuario.

Para aumentar la eficacia de nuestra tarjeta de crédito, hay una técnica muy aconsejable que recibe el nombre de Tokenización. Este sistema se utiliza para dotar de seguridad a las tarjetas de crédito. Según UniversalPay, el número de tarjeta de crédito o débito -PAN- del cliente se sustituye por una serie de números generados aleatoriamente -token-. Estos tokens pueden pasar a través de Internet o de las diversas redes existentes, que son necesarias para procesar el pago sin exponer los detalles reales.

De esta manera, se dificulta la intercepción o hurto de los mismos por los crackers y diversos ciberdelincuentes.

Pago con el móvil

¿Y qué hay de los smartphones? Los teléfonos inteligentes saben mucho sobre nosotros, no tienen ninguna piedad cuando les damos acceso a nuestros datos, especialmente a la hora de navegar por Internet.

Si eres adepto a comprar por Internet con estos dispositivos, lo primero que tendrías que revisar son los permisos que le concedemos a nuestras aplicaciones. También debes evitar conectarte a las redes públicas conocidas como ‘WiFi Gratis’. Ahí se encuentra el grueso de los suplantadores que, por supuesto, no van a tener ningún escrúpulo a la hora de robarte.

Lejos de eso, es conveniente que el propietario de un smartphone sea un obseso con la protección de sus datos. Es por eso que, Manuel Prieto, CEO de Easy Payment Gateway, recomienda el uso de técnicas biométricas, sustituyéndolas por contraseñas alfanuméricas si no fuese posible.

Pago a través de plataformas de pago online

En cuanto a las plataformas de pago el cliente también puede mostrarse parcialmente tranquilo. La única precaución que habría que considerar aquí es a quién se entregan esos datos, por lo que sería muy aconsejable leerse con detenimiento las condiciones de privacidad para saber qué uso hacen de nuestros datos y a quién se los ceden.

Pago con monedas virtuales

No es el método más habitual, pero sí uno de los más seguros, pues contiene uno de los cortafuegos más temidos para los crackers basados en una combinación de técnicas criptográficas.

Avatar
Joven picapedrero del teclado. Periodista siempre en formación, porque uno no termina nunca de serlo del todo. Polivalente, ambicioso y con un punto mesurado e imprescindible de visceralidad. En otro orden de cosas, amante de la música y los eventos culturales en directo. Ahora, tras haber escrito sobre política y deporte en medios punteros, es el momento de acercar al público el desconocido mundo de la ciberseguridad automovilística. Para ello, sencillez, vocación divulgativa y una cucharada sopera de humor. Seguro que lo pasaremos genial.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.