Compras inteligentes MOTOR

Nissan X-Trail 2.0 dCI Tekna

Incluso la versión tope tiene un precio interesante.

Imagen tres cuartos delantero Nissan X-Trail de color gris en el campo

El SUV de mayor tamaño -al menos en Europa- que tienen Nissan a la venta cumple 20 años. Y aunque su cuarta generación ya está próxima, el modelo actual resulta una compra… tentadora.


Y es que, como suele suceder en la mayoría de modelos con cierta trayectoria en el mercado, el coche ha ido mejorando y perfeccionándose con el paso del tiempo. El que naciera para ocupar el puesto del extinto Qashqai +2 es un SUV de tamaño razonable por fuera -mide 4,69 m de largo-, pero con versiones de hasta siete plazas y un diseño inspirado en el de su hermano menor.

Eso es una gran noticia, si tenemos en cuenta que el Qashqai siempre ha tenido en la apariencia uno de los principales motivos de su éxito. Precisamente, la estética, se mantiene sorprendentemente fresca en el X-Trail.

Sin duda alguna, los trazos más redondeados y modernos han aguantado mejor el paso del tiempo en esta generación del modelo, que no hay que olvidar que llegó al mercado en 2013, de tal manera que va a cumplir siete años.

La gama del X-Trail ha llegado a ser bastante amplia… aunque recientemente se ha reducido a los que son, por otra parte, los dos motores más interesantes de la oferta: un moderno turbo de gasolina con 160 CV y su equivalente en diésel, un 2.0 de 150 CV. Aún así, la gama es extensa porque se pueden combinar con cambio manual o automático, cinco o siete plazas y hasta cuatro terminaciones.

Nosotros hemos elegido la variante tope de la gama, resultado de combinar el motor turbodiésel con el acabado Tekna, el cambio automático y la tracción total a las cuatro ruedas. Y lo hemos escogido porque, con sus actuales promociones, el precio sigue siendo bastante razonable: 36.150 euros -si necesitas la variante de siete plazas, sólo te supondrá un incremento de 400 euros en el coste final-.

Imagen tres cuartos trasero del Nissan X-Trail

Lo primero de todo, decir que si el precio resulta ajustado es porque, como viene siendo habitual en este modelo, dispone de una rebaja oficial de nada menos que 6.530 euros -si adquieres el precio en Canarias, su coste es de 31.670 euros-. Y es que, normalmente, el coste del modelo sería de 42.680 euros.

Comenzaremos haciendo un breve repaso a sus características técnicas y de equipamiento. Este coche lleva un motor 1.7 turbodiésel de 150 CV, combinado con una caja de cambio automática por variador continuo y un sistema de tracción total conectable.

El peso del modelo alcanza los 1.742 kg, para un tamaño de 4,69 m de largo, 1,82 m de ancho y 1,74 m de alto con las barras del techo incluidas. Por prestaciones o consumos, cumple bastante bien, porque alcanza los 190 km/h, acelera de 0 a 100 km/h en 12,7 segundos y consume una media de 6,5 l/100 km según el nuevo ciclo WTLP.

En cuanto al acabado Tekna es el más completo de la gama… lo cual quiere decir que viene con todo, es decir, que salvo la pintura metalizada no hay opciones. Evidentemente, eso quiere que cualquier tecnología que puede ofrecer este coche ya viene incluida de serie. ¿Algunos dispositivos que lleva?

Por ejemplo, dispone de un completo sistema de ayuda al aparcamiento que, además de los clásicos sensores que ‘pitan’ cuando te aproximas a un objeto, también cuenta con un conjunto de cámaras -una en el frontal, otra en la trasera y un par más situadas bajo cada retrovisor lateral, como se puede apreciar en la foto inferior- que permiten tener una perspectiva 360 de lo que rodea al vehículo.

Detalle de la cámara del Nissan X-Trail

Otros gadgets incluidos son los faros de leds delanteros -para luz corta y larga- o el portón trasero con apertura automática y función manos libres -basta pasar el pie bajo el paragolpes trasero para que se abra-.

También viene de serie lo que la marca llama ‘escudo de protección inteligente’ y que no es sino una denominación para englobar sistemas como el dispositivo de mantenimiento dentro del carril, el asistente que cambia de manera automática entre luz corta y larga, el sistema que lee las señales de tráfico con la ayuda de una cámara y muestra sus indicaciones en una pantalla de la instrumentación… o el dispositivo de anti-colisión frontal que ‘ve’ por delante del vehículo y en caso de detectar riesgo de choque -contra algo o alguien- puede activar los frenos de manera autónoma.

Otros asistentes incluidos son el que te avisa de la presencia de un vehículo en el ángulo muerto de los retrovisores o el control de velocidad inteligente que, en esta versión con cambio automático de tipo CVT suma la funcionalidad de contar, como vamos a ver más adelante, con asistente en atasco -es decir, que el vehículo puede arrancar y parar por si solo siguiendo el ritmo del tráfico en una retención-.

La parte de conectividad también está bien resuelta: de hecho, en la consola central encontramos un dispositivo multimedia que engloba, en una pantalla táctil de 7″, elementos como el sistema de navegación en 3D, las imágenes del control de aparcamiento que antes mencionábamos, el equipo de sonido Bose de ocho altavoces…

Este sistema, denominado Nissan Connect, es idéntico al que lleva el Qashqai y, a su vez, ambos son una evolución del que llevaban ambos modelos hace un par de años. En ese tiempo, ambos han incorporado nuevas funciones, son más fluidos y han mejorado la presentación, tal y como lo contábamos en un vídeo.

En la pantalla de 18 cm en diagonal se han ido introduciendo mejoras con el tiempo; por ejemplo, una de las más relevantes es que ya es compatible con Android Auto y Apple Car Play. Asimismo, ahora la pantalla principal imita la apariencia de la de un teléfono móvil, con diferentes iconos y widgets que se pueden mover, quitar, añadir…

Sin duda, una de sus grandes ventajas es que este dispositivo, al igual que un portátil, un móvil o una tablet, es capaz de captar redes Wifi que haya cerca de él -por ejemplo, la que tú mismo generes desde tu teléfono-, con el fin de que el dispositivo se conecte a Internet.

Al hacerlo, las prestaciones del sistema mejoran: por ejemplo, el navegador añadirá información del tráfico en tiempo real, que siempre es útil para hacer el mejor cálculo de la ruta o para calcular con más exactitud el tiempo que vas a necesitar para llegar a tu destino.

Por otra parte, también puedes descargarte mapas on line o realizar búsquedas de puntos de interés. Es bueno… pero ganaría con una pantalla más grande –hay rivales que ya superan las 10″– y situada en una posición ligeramente más elevada. A su favor, que buena parte de sus funciones se pueden controlar en combinación con el display de la instrumentación y el completo volante multifunción.

Por asistentes: a la altura de los más modernos

Lo cierto es que si se analizan modelos que tengan ‘la misma edad’ que este X-Trail, es muy probable que descubras que este Nissan es de los más actualizados en todo lo que tiene que ver con ayudas a la conducción.

En realidad, basta con echar un vistazo a su volante para poder controlar la mayoría de ellos; incluso Nissan ha tenido la buena idea de que se puedan activar muchos de ellos a golpe de un solo botón, concretamente el de color azul situado en el brazo derecho del volante, que pone en marcha lo que se llama Pro-Pilot.

Este sistema engloba las tres funcionalidades que hacen de este coche un modelo con ciertas cualidades de vehículo semi-autónomo, aunque como siempre hay que recordar que estos sistemas no dejan de ser ayudas que mejoran el confort y la conducción, pero que no eximen al conductor de ser siempre el máximo responsable y de tener la máxima atención en la carretera y las manos en volante.

La primera de ellas es el asistente de mantenimiento de carril, capaz de realizar pequeñas correcciones sobre la dirección para mantener al Nissan dentro del carril por el que circula. Por otra parte dispone del conocido como control de crucero inteligente mediante el cual, el coche es capaz de mantener las distancias con cualquier otro coche que le preceda, acelerando o frenando de manera automática.

En tercer lugar, dispone del asistente de conducción en atascos; lo que permite es que, en caso de que el tráfico se detenga por una retención o atasco, el X-Trail también se detiene y vuelve a reanudar la marcha cuando lo hace el resto del tráfico. Estas tres funciones, según la marca, han sido desarrolladas para utilizarse en autopistas o autopistas… y aunque su eficacia es muy buena, la marca reconoce que «no puede prevenir colisiones», pero está claro que sí es capaz de minimizar sus consecuencias.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.