Novedades

Nissan Qashqai 2025: El SUV más deseado estrena más tecnología y un nuevo aspecto, ¿cuándo llega y cuánto cuesta?

Este año, el Qashqai alcanzará la mayoría de edad y lo hará sin haber dejado de ser un éxito en ningún momento. Su fórmula ha funcionado bien, en cualquiera de sus tres generaciones. Ahora, se pone al día para ofrecer un punto más en cuanto a tecnología o diseño.

Imagen Nissan Qashqai 2025 rojo tres cuartos delantero en carretera

El Qashqai es un producto de éxito tan asentado en los mercados que, en cierta forma, recuerda a esos influencers con millones de seguidores, en el sentido de que, hagan lo que hagan, van a seguir triunfando y teniendo el favor del público. ¿El motivo? Bastante sencillo: Ser uno de los pioneros en explotar una fórmula -la de los crossover- y ofrecer un producto que la gente demanda.

Cuando allá por 2006 llegó el primer Qashqai, el concepto parecía sencillo, pero muy acertado: Ofrecer algo a medio camino entre un compacto ‘tradicional’ y un todo camino. Eso permitía aunar las ventajas de ambos tipos de vehículos, al tiempo que se limitaban al máximo los defectos. Entre eso y que, por precio, era un modelo interesante, Nissan logró tener un coche que prácticamente le garantió la subsistencia en Europa.

Cerca de 18 años después, el Qashqai ha ‘consumido’ tres generaciones. Cada vez se ha hecho más grande y ya está más bien integrado con los modelos que, de inicio, se situaban por encima de él. Es decir, ya es uno más entre la enorme cantidad de SUV compactos que existen en el mercado y que van desde el Ford Kuga al Hyundai Tucson, pasando por un Seat Ateca o un Skoda Karoq.

La gama 2025 ha introducido cambios estéticos más importantes de lo esperado. De hecho, cuando sus antecesores llegaron al ecuador de su vida comercial, recibieron diferentes mejoras, pero no sufrieron modificaciones sustanciales en su apariencia. Ahora no: El lavado de cara del Qashqai 3 se puede considerar ‘sustancial’.

Todo el frontal es diferente, con una gran parrilla que lo acapara todo, con un estilo que, según Nissan, es como las escamas de las armaduras japonesas antiguas. Los faros son ahora más afilados aún e, incluso, parte de las luces se integran en la mencionada parrilla. En opción, pueden incluir iluminación matricial adaptativa, de tal forma que al circular de noche, lo puedes hacer con las luces largas y sin deslumbrar a otros usuarios.

Imagen Nissan Qashqai 2025 rojo por dentro

Por lo demás, se renuevan los paragolpes, las taloneras laterales inferiores, las llantas -que va desde las 18 a las 20″– o los colores de carrocería, con tres nuevas opciones disponibles; una de ellas, el Deep Ocean es sofisticado y tecnológico, porque dependiendo de la incidencia de la luz muestra una apariencia más azulada o verdosa.

Asimismo, y siguiendo el ejemplo de muchos de sus rivales, llegan una nueva terminación, conocida como N-Design, que le da al coche un aspecto más deportivo. Por ejemplo, con llantas bicolor o extiendo el color de la carrocería a las zonas que, en otras versiones, van en negro. Y por último, la parte trasera es la que menos varía, si bien la distribución de las luces de los faros posteriores sí que ha cambiado.

En el interior se ha intentado conseguir un estilo más premium y lujoso -algo que ya lograba en buena parte el modelo anterior al restyling-. Según versiones, por ejemplo, se utiliza cuero vegano, cuero premium o Alcántara para recubrir casi todo lo que hay a la vista. Asimismo, ahora llega un dispositivo de iluminación ambiental con colores como rojo, verde o azul.

Una tecnología que le permite tener ‘más ojos’

Tecnológicamente, Nissan hace incidencia en un dispositivo que ha acompañado al modelo desde 2007, cuando todavía era una tecnología poco habitual. Nos referimos al conjunto de cámaras 360º. En la última actualización del modelo, esta ayuda recibe nuevas funcionalidades, como una visión 3D, con el objetivo de poder observar el vehículo desde cualquier ángulo.

Asimismo, dispone de asistente de intersección -para acceder con más seguridad a un cruce, gracias a que la cámara delantera cuenta con un gran angular-, asistente off-road -para ver con más detalle todo lo que nos rodea cuando se practica una conducción fuera de carretera… e, incluso, lo que hay bajo el vehículo gracias a la función ‘capó transparente– o un siempre útil asistente de remolque.

Por otra parte, la instrumentación, que sigue siendo digital, ahora es más personalizable. De hecho, su colorido varía según el modo de conducción seleccionado -rojo para el Sport, verde para el Eco y gris para el modo Normal-, al tiempo que se suma un modo simplificado, pensado para ofrecer menos información y, de esta manera, reducir el nivel de distracciones de quien conduce.

Con todo, quizá la principal novedad es que la parte multimedia ahora se integra con el ecosistema Google, de tal manera que muchas funciones habituales en los teléfonos con sistema Android pasan a estar disponibles en la gran pantalla central del coche. Las más significativas son tres. Por un lado, disponer de Google Maps como eficaz dispositivo de navegación.

Por otro lado, el Google Assistant, con quien interactuar mediante comandos naturales de voz, comenzando con las palabras ‘OK Google’. Y, por último, poder disponer de la tienda de aplicaciones Play Store, con algunas disponibles para vehículos -por ejemplo, de audio-libros, música online, podcast…-.

Tan conectado como antes

La conectividad sigue siendo muy buena, como lo demuestran dos ejemplos. El primero, que el Nissan viene con Alexa integrado, de tal manera que en combinación con un dispositivo inteligente de Amazon instalado en casa, puedes interactuar con el coche cuando estás en casa… y viceversa, ya sea para enviar un destino al navegador desde el sofá de tu domicilio o para controlar dispositivos inteligentes de tu hogar mientras conduces.

Imagen Nissan Qashqai 2025 rojo tres cuartos trasero en carretera

Por lo que se refiere al apartado dinámico, en primer lugar no se avecinan modificaciones en las mecánicas… que tampoco las necesitaba pues los actuales propulsores son muy buenos. Por ejemplo, el 1.3 turbo gasolina de cuatro cilindros y sistema micro-híbrido sigue disponible en sus variantes de 140 y 158 CV, las dos con etiqueta ECO. Y como alternativa más sofisticada, el Qashqai E-Power, de 190 CV, y que siendo un híbrido le da el papel principal de impulsar el vehículo a la mecánica eléctrica. En todo caso, para cualquiera de los tres motores, se anuncian cifras de consumo más ajustados… pero que tienen más que ver con la mejora en aerodinámica del vehículo.

La llegada del modelo está prevista para la vuelta del verano y es de prever que los precios no experimenten cambios sustanciales respecto al modelo que aún se vende, si bien es cierto que en estos últimos meses, es muy probable que las unidades que queden disfruten de muy buenas promociones. De hecho, en estos momentos, la versión de 140 CV con cambio manual de seis marchas y acabado Acenta desde los 26.300 euros -32.450 euros sin rebajas-. En el otro extremo, un Qashqai Tekna Plus con la mecánica E-Power, alcanzaría los 40.350 euros -45.800 euros sin posibles descuentos-.

¿Quieres recordar nuestra prueba del actual Qashqai?

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.