Concepts y prototipos

¿Será este Nikola el camión de la basura eléctrico del futuro?

La firma Nikola, especializada en camiones eléctricos, sigue haciendo promesas: ha anunciado un camión de la basura 100% eléctrico para el 2023.

Nikola camión basura tres cuartos frontal

El fabricante de camiones eléctricos Nikola ha recibido un pedido de 2.500 camiones de basura, según ha anunciado la propia compañía. Con esta noticia, el fundador de Nikola, Trevor Milton, cumple su objetivo de recibir un gran encargo antes del final de 2020.

El peticionario es la empresa de Arizona «Republic Services», y el encargo podría ampliarse hasta las 5.000 unidades. Republic Services es la segunda compañía de reciclaje y residuos más grande de Estados Unidos. Cuenta con 36.000 empleados y más de 14 millones de usuarios.

¿Qué se sabe por ahora?

La producción de estos camiones no comenzaría hasta 2023, mientras que las pruebas en carretera se han programado para el 2022. Todavía no se ha fabricado ningún prototipo, pero las dos compañías han difundido una recreación del aspecto que tendrá la cabina del vehículo. Por otro lado, Nikola adelanta que montarán el mismo tren de potencia que el primer camión presentado por la firma: el Nikola Tre. Gracias a ello, prometen 240 km de autonomía con una sola carga. Según el presidente de Republic Services, Jon Vander Ark, esta cifra bastaría para que el camión prestara servicio durante todo un día.

Por su parte, el paquete de baterías estaría a la altura de un vehículo de estas dimensiones, con una capacidad de almacenamiento de 720 kWh. Los módulos de las baterías se fabricarán en Valladolid y Madrid, fruto de una alianza entre Nikola Motors y la matriz de Iveco, CNH Industrial. Estas baterías provocarán que pese más que un camión de la basura convencional, pero sus responsables no han proporcionado la cifra exacta. Eso sí, Vander Ark admite que, en algunos estados, para no perder capacidad, necesitarán que se les permita pesar más de lo reglamentario con el camión cargado… Este tipo de normas se imponen para que los vehículos pesados no deterioren en exceso las vías por las que circulan. En cuanto a la potencia, estaría limitada mediante software a 1.000 CV. Se trata de una cifra tres veces superior a lo que suele ofrecer un camión diésel o de gas natural, por lo que resulta ideal para subir grandes pendientes con el vehículo cargado.

¿Te fías del proyecto?

Pero, si hay algo de lo que está orgulloso Mark Russell, el CEO de Nikola, es de que se les haya encargado tanto el chasis como la carrocería. La práctica habitual de los compradores de camiones es pedir los chasis a un suministrador y las carrocerías a otro. Nikola no solo proporciona los dos, sino que ofrece la misma garantía de fábrica.

La cotización de Nikola en Bolsa respondió muy positivamente a la noticia, pero eso no debería sorprender. Al fin y al cabo, sus acciones comenzaron a un precio de 10,16 dólares (8,64 euros) en el índice NASDAQ; en apenas unas semanas, alcanzaron los 93,99 dólares (79,90€). En general, el comportamiento bursátil de Nikola ha sido volátil y extraño: un día de junio se disparó un 103% en una sola jornada; y, aunque todavía no haya producido ni un solo vehículo, su valoración ha llegado a superar a las de Ford o Fiat Chrysler. Algunos analistas creen que Nikola debería mostrar planes más sólidos para confiar en esta inversión. En el año 2018, Nikola ya cerró la venta de 800 camiones de hidrógeno a la cervecera Anheuser-Busch.

Mercedes Anguita
Periodista y académica de la comunicación. Quería descubrir cómo sería el automóvil del siglo XXI. Ahora que lo sé, quiero descubrir cómo será el de la era cibernética. Trabajar en HackerCar me permite disfrutar de él en todo su esplendor. El mejor coche es el que está por llegar. Apasionada de la competición y de cómo las nuevas tecnologías se aprovechan para obtener la última milésima.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.