Novedades

Mitsubishi Colt: Por qué relanzarlo es una decisión muy inteligente

Con 63 años de historia, el Colt es uno de los urbanos más longevos de todo el mundo, pero también uno de los más desconocidos en España. Algo que se solucionará con la llegada de una nueva generación.

Nuevo Renault Clio tres cuartos delantero

Hay decisiones que pueden salirte muy bien con el paso del tiempo; por ejemplo, si en octubre de 2012 hubieses decidido adquirir 50 bitcoins y gastarte en esa operación unos 500 euros, con paciencia y nueve años más tarde, su valor se habría incrementado hasta 3,25 millones de euros.

Sin duda, un negocio muy bueno… algo que también podría decirse del acuerdo entre Renault y Mitsubishi para que esta última pueda lanzar en los mercados europeos, varios modelos del fabricante francés, pero ligeramente adaptados al estilo de la marca japonesa.

Pasó hace unos meses con el renovado Mitsubishi ASX, que en realidad es un Captur y, por lo tanto, uno de los mejores SUV urbanos del momento. Ahora, la jugada se repite con una denominación mítica de la casa nipona: el Colt. Incluso en nuestro país, ese urbano de Mitsubishi se ha ofrecido en varias ocasiones; la última de ellas, entre 2004 y 2014, donde era un urbano de estilo llamativo, precio razonable y muy buena calidad, que debía enfrentarse a modelos de la talla del Seat Ibiza.

Nuevo Renault Clio por dentro

Fruto de un desarrollo conjunto con Smart -que tenía un modelo, el ForFour, con el que compartía plataforma y motores-, el Colt contaba con una gama particularmente interesante, donde no faltaban motores diésel, versiones de tres, cinco puertas y descapotable, o hasta una variante deportiva con 150 CV. Tal vez por todo eso consiguió acumular más de 400.000 unidades vendidas, que no está nada mal.

Casi 10 años después, el fabricante retoma la denominación Colt en el mercado europeo, pero lo hace sin tener que invertir ingentes cantidades de dinero para desarrollar, desde cero, un nuevo vehículo. En lugar de eso y muy inteligentemente, han tomado la base del Renault Clio, con leves diferencias estéticas, otra estructuración de la gama…

Más allá de lo evidente -que todo el mundo da por hecho que, en realidad, debajo del logotipo de los tres diamantes hay un modelo francés-, lo cierto es que, como decimos, la maniobra de Mitsubishi se antoja de lo más interesante.

El mejor ejemplo es que, al igual que su antecesor, parece que el nuevo ASX nacerá, desde el principio, con una gama bastante amplia. Es cierto que solo va a haber una carrocería de cinco puertas o que ya no habrá versiones diésel ni deportivas… pero, a cambio, se centrará en el tipo de motores que ahora mejor ‘funcionan’, y prescindirá de formatos, como el tres puertas o el coupé-cabrio, que hoy en día ya no tienen demanda.

Así, la oferta mecánica va a dar comienzo con el denominado Colt 100 MPi, con su motor tricilíndrico y una potencia de 65 CV que, combinado con el cambio manual de cinco marchas, debe ser una de las maneras más asequibles de hacerse con un Mitsubishi -si exceptuamos el Space Star-. Si tomamos como referencia el Clio equivalente -el SCe authentic-, el modelo galo con las diversas promociones sale por cerca de 16.300 euros.

Por encima se emplaza el que puede que resulte el motor más equilibrado: el 1.0 turbo, gasolina, de tres cilindros, con una potencia de 90 CV y cambio manual de seis velocidades, que comercialmente se va a llamar Colt 100T.

En este caso, no habría sido mala idea la opción de considerar que se ofreciese la alternativa que sí que tiene el Clio de poder optar a esta misma mecánica, pero con la posibilidad de utilizar GLP, ya que en ese caso la potencia sube a 100 CV, puede utilizar un combustible muy barato y si se juntan las autonomías de los dos depósitos, el resultado es un urbano con una excelente autonomía que puede superar fácilmente los mil kilómetros.

Pero quien desee un Colt que ahorre al máximo en combustible y que disponga de las ventajas de la codiciada etiqueta ECO, tendrá que poner sus ojos en el llamado Colt 160 HEV. Se trata de un modelo con tecnología híbrida auto-recargable con una potencia de 145 CV, resultado de combinar un motor 1.6 gasolina con otros dos eléctricos.

El Colt -y uno de los Mitsubishi- más avanzado de la historia

Fabricado -al igual que el Clio- en Turquía, el nuevo Colt emplea la plataforma conocida como CMF-B, de tal forma que será compatible con las mismas ayudas a la conducción del Renault. Según versiones, eso quiere decir que podrá contar con elementos como el control de velocidad adaptativo, el lector de señales de tráfico, el detector de ángulo muerto, el dispositivo de mantenimiento de carril, el cambio automático entre luces cortas y largas… Todo, gracias al trabajo conjunto de sus sensores ultrasónicos -de cámara y radar- que pueden ver todo lo que sucede alrededor del vehículo.

Nuevo Renault Clio tres cuartos trasero

Y en cuanto a la conectividad, podrá equipar el sistema multimedia con pantalla de 9,3″ -aunque en los acabados básicos se queda en 7″-, desde el que controlar elementos como la navegación -con información del tráfico en tiempo real-, el conjunto de cámaras 360º, el selector de modos de conducción, la telefonía o las distintas fuentes de sonido.

Por cierto que, al conocer las imágenes oficiales recientemente reveladas, se pudo comprobar que el Colt nace, desde el principio, con la imagen del actualizado Clio 2023, de tal forma que hasta en eso se va a asemejar a un modelo que es un referente en la categoría.

En el interior, el diseño también es idéntico, exceptuando los logos como el del volante; los detalles tecnológicos los pondrá el equipo de sonido firmado por Bose -con nueve altavoces-, el cuadro de mandos digital -en versiones de 7 y 10″-, el sistema de llamada de emergencia, el selector de modos de conducción…

Cuando el vehículo se ponga a la venta, incluirá un elemento que puede ser decisivo para quien dude si adquirir este modelo o su equivalente de Renault: el Colt vendrá con cinco años de garantía o 100.000 km; cantidad que llega a los 150.000 km o los ocho años en el caso de la batería de la versión híbrida.

¿Qué valor le da Mitsubishi a la ciberseguridad?

Aún siendo un modelo que deriva del Clio, el Colt no deja de ser un modelo de nueva homologación en Europa, de tal manera que debería cumplir con la normativa UNECE/R155 que, precisamente, obliga a que los vehículos homologados desde julio de 2022 sean ciberseguros por ley. No se hace referencia a este aspecto en la documentación facilitada por la marca.

Sin embargo, analizando el informe anual de Mitsubishi Motors correspondiente al ejercicio 2022, se puede ver si hay algún tipo de mención expresa a la ciberseguridad y, en concreto, se menciona en dos ocasiones a lo largo de 68 páginas, pero se centra más en el ámbito empresarial. La primera referencia asegura que “sus medidas para garantizar la seguridad de la información incluyen la implementación y revisión de las normas internas, la gestión de los activos de información, el fortalecimiento de las medidas contra el ransomware y otros ataques cibernéticos, la educación de los empleados a través del aprendizaje electrónico y otras medidas, y el monitoreo de las actividades de seguridad de la información por parte del Comité de Seguridad de la Información”.

La segunda de las menciones a la ciberseguridad habla de diferentes tipos de riesgos ‘opercionales’ a los que debe hacer un gran fabricante de vehículos. En relación al impacto de la informatización y la seguridad de la información, se habla del “riesgo de que, debido a piratería informática y ataques cibernéticos a nuestra infraestructura, productos y servicios, gestión inadecuada o error humano dentro del Grupo o en los contratistas, o la ocurrencia de desastres naturales, pueda haber fuga de información confidencial, personal y de otro tipo, incluida información sobre nuestras tecnologías, suspensión de nuestras operaciones y servicios importantes, papeleo inapropiado o destrucción/falsificación de datos importantes que da como resultado un deterioro de la imagen de marca del Grupo y la credibilidad social que provoca la disminución de las ventas, reclamos legales, juicios o responsabilidad por daños, obligación de pagar multas o multas, o problemas operativos como suspensión de la producción”.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.