Novedades

El Mitsubishi ASX 2020 ya tiene precio

El ASX fue una de las primeras respuestas al Nissan Qashqai. En los nueve años que lleva en el mercado, este Mitsubishi se ha ido actualizando… pero nunca se había puesto tan al día -desde el punto de vista tecnológico- como ahora. Esto es todo lo que ha cambiado.

Imagen frontal del Mitsubishi ASX

El ASX es uno de esos auténticos supervivientes: se trata de un SUV compacto que nació con una misión clara: intentar plantar cara a uno de los fenómenos automovilísticos de los últimos años, conocido por todos como Nissan Qashqai.

Por si eso fuera poco, también ha tenido que verse las caras con los múltiples rivales que han ido apareciendo, cada vez más llamativos, tecnológicos y potentes. Y lo ha hecho con continuas y constantes mejoras, pero ninguna de ellas radical. Al final, el ASX se ha mantenido -y con un razonable nivel de ventas- por sus precios, casi sin competencia.

Sin embargo, la firma japonesa se ha dado cuenta de que con eso no es suficiente y, por eso, ha sometido a su modelo a un severo lavado de cara estético, complementado por un incremento notable de la tecnología y la llegada de novedades mecánicas.

Imagen del interior del Mitsubishi ASX

Desde el punto de vista del diseño, el ASX -que en otros mercados se denomina Outlander Sport y RVR- estrena una apariencia semejante a la del Eclipse Cross, especialmente en el frontal. Tecnológicamente, lo más significativo es la llegada de faros con todas las funciones de leds -luces principales, diurnas y antiniebla-.

En cuanto al interior, el salpicadero es más moderno… entre otras cosas porque, ahora, el vehículo cuenta con el nuevo sistema multimedia SDA -ya visto en el Eclipse Cross– con su pantalla táctil de 8”, que puede combinarse con teléfonos tanto Android como iOs. Además, también puede contar con sistema de navegación -suministrado por TomTom- y un equipo de sonido con radio digital.

Alguna nueva ayuda, pero sin revoluciones

Por lo que se refiere a los asistentes a la conducción, también llegan nuevos dispositivos que -según Mitsubishi– tienen como fin “ayudar a prevenir accidentes siempre que sea posible y para mitigar los efectos en caso de una colisión”. Por ejemplo, este ASX ahora puede incluir avisador de obstáculos en el ángulo muerto -que también puede, además, avisar del acercamiento de un coche o peatón cuando sales de un estacionamiento marcha atrás- y asistente por salida del carril.

Imagen tres cuartos posterior del Mitsubishi ASX

Finalmente, la última gran novedad es que el actual motor 1.6 gasolina de 115 CV va a dejar paso a un nuevo 2.0 de 150 CV, que consigue una notable mejora de prestaciones, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 10,2 segundos y una velocidad máxima de 189 km/h -curiosamente no se ha apostado por el moderno 1.6 turbo que lleva su hermano-. Este propulsor se puede combinar con tracción delantera o a las cuatro ruedas, así como con un cambio manual de cinco velocidades o bien una transmisión automática CVT.

La gama 2020 del ASX se articula en torno a cuatro acabados: Challenge, Spirit, Motion y Kaiteki. Los precios arrancan desde los 23.700€ -que se quedan en 16.700€ aplicando la promoción de lanzamiento- de la versión más básica hasta los 32.700€ del más completo, que puede adquirirse ya mismo con una rebaja de 7.000€.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.