Empresas

Mercedes quiere entenderse con las carreteras europeas

Encontrarse con una dificultad en la carretera es una de las experiencias más imprevisibles que existen. Pero ¿y si alguien te avisara con antelación? Así es este proyecto que busca securizar la red viaria europea.

Imagen de una mujer asomada a la ventanilla de un coche que va por una carretera
Foto: Pexels en Pixbay,

En un viaje por carretera, puedes tener todo preparado al milímetro: la ruta, las horas aproximadas de salida y llegada y hasta las paradas previstas. Pero en cualquier recodo de tu camino -por muy despejado que parezca- puede surgir una complicación.

Las causas pueden ser varias: un desprendimiento -si es un puerto de montaña-, obras en la calzada, atascos de tráfico… o, incluso, un accidente. También la climatología influye, especialmente si la lluvia o la nieve entran en juego.

Ahora Mercedes -junto a otras firmas como Ford, Volvo y BMW- colabora junto a la Unión Europea en un proyecto destinado a ofrecer una solución tecnológica a estos problemas.

En diálogo con el entorno

La expresión ‘Car-To-X‘ define un protocolo de comunicación entre los vehículos y las infraestructuras viarias, principalmente los centros de control que ya existen en buena parte del continente.

Básicamente, ambos elementos intercambian información entre ellos, pudiendo emitir y recibir al mismo tiempo. Por ejemplo, un coche que encienda sus luces de emergencia enviará con ello una señal al control, el cual advertirá al resto de usuarios que se encuentren en las proximidades.

Diagrama explicativo del protocolo Mercedes Car-To-X

Del mismo modo, los centros controladores pueden enviar también una advertencia a los automovilistas. En cualquier caso, entra en acción un intermediario conocido como el ‘agregador’.

Este último se trata de una nube que cumple dos funciones. Por un lado, recoge y almacena los datos de los incidentes. Por otro, los compila y edita para crear una pieza de información que, posteriormente, enviará a todos los vehículos y controladores próximos.

De momento el proyecto se encuentra en una fase experimental que se está llevando a cabo en Holanda. Pero de cara a cumplir con los objetivos de la UE para 2050, se irá extendiendo a otros países -como España-, que ya cuentan con el visto bueno de sus gobiernos para su implantación.

Diego García
Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.