Empresas

Mercedes pone en marcha su fábrica más inteligente

Mercedes jamás se ha tomado su Clase S a la ligera. Por eso, la última iteración se construirá en la planta más avanzada que posee.

Exteriores de la Mercedes Factory 56

Como bien sabes si eres conocedor de este mundillo, Mercedes no gusta de bromear cuando se trata de poner en la calle un nuevo modelo. Pero si, además, ese modelo es una nueva generación de su legendaria Clase S, puedes estar seguro de que nada en torno a él será tomado en vano.

Ya te venimos contando que -una vez más- todo parece apuntar a que el nuevo ‘buque insignia’ de la casa de Stuttgart marcará nuevos hitos tecnológicos que sus rivales se verán obligados a igualar. No obstante, en esta ocasión cabe preguntarse si, en un coche tan ‘digital’, será posible mantener los estándares de calidad que la marca aplica en su línea de mayor prestigio… ¡Como si no conociéramos a Mercedes! Ellos mismos ya se lo han planteado, y su respuesta es la ‘Factory 56’.

Un mundo digital ‘a escala’

Con este ‘nombre en clave’, la firma de la estrella hace mención a la línea que acaba de inaugurar en su planta de Sindelfingen. Con una inversión de 730 millones de euros -de un total de 2.100 millones destinados a todo el complejo-, la marca ha creado un ecosistema industrial completamente digital.

En un solo nivel de ensamblaje, la Factory 56 será capaz de construir tanto los Clase S ‘convencionales’ como su tradicional variante de ‘batalla larga’. Más adelante, también se empleará en el montaje de la versión Maybach y del EQS, el primer eléctrico de la gama. Y será posible gracias un planteamiento de alta flexibilidad, mediante el cual todo el equipo y maquinaria está preprogramado para acoger cualquier modelo de la marca.

Empleado y Directivo de Mercedes en la Factory 56

Toda la actividad de la línea se controla a través de la MO360, una ‘suite’ digital compuesta por diversas aplicaciones. Todas ellas se conectan entre sí a través de interfaces compartidas, y manejan información en tiempo real sobre el estado de la producción.

Una IA incorporada es capaz de analizar las necesidades -por ejemplo, stock de un componente– al instante, y ‘traducirlas’ en instrucciones precisas para los operarios. Toda esta conectividad ‘de altos vuelos’ está soportada sobre una red WLAN propia de gran ancho de banda, reforzada por otra inalámbrica -de tipo 5G de alto rendimiento.

Diego García
Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.