Novedades

Mercedes Clase C 2021: los precios para España

Tras una larga espera, la firma de la estrella renueva por completo su berlina 'pequeña'. ¿Cuánto supone en términos económicos, qué equipamiento lleva de serie y cuál es la gama inicial?

Imagen frontal del Mercedes-Benz Clase C

Allá por principios de los ochenta, Mercedes-Benz recibió una oleada de quejas desde la parte más purista de sus seguidores. Y todo, por atreverse a crear una berlina de pequeño tamaño -menos de cinco metros-.

Casi cuarenta años después, un nuevo Clase C deja escapar una carcajada frente a tal ausencia de miras.

Y es que, no en vano, el tiempo le ha dado la razón a Mercedes. Quien, huyendo del ‘acoso’ de los SUV, busca en el clásico ‘tercer volumen’ su razón para cambiar de coche, lo hace con la idea de adquirir el espacio justo y necesario. Y, si sus formas se asemejan a las de un cupé, mejor que mejor.

En este segmento -que, cada vez más, se va convirtiendo en un nicho-, los fabricantes alemanes son los únicos capaces de extraer una rentabilidad mencionable a sus productos. De ahí que la firma de la estrella haya puesto toda la carne en el asador para renovar a uno de sus principales baluartes.

Extremos… que se tocan

No podemos explicarlo de otro modo, tras constatar que el -recientemente presentado- Clase S ha dejado en el recién llegado una profunda influencia. Por ejemplo, en materia de ayudas a la conducción. El control de crucero inteligente Distronic ahora puede detenerse por completo -desde 100 km/h- si detecta un vehículo parado en medio de la calzada. Otros dispositivos -como el lector de señales– son capaces de apreciar señales provisionales, prohibiciones condicionadas -caso de las propias bajo lluvia intensa o nieve– o semáforos en rojo.

Imagen posterior del Mercedes-Benz Clase C

Otro rasgo en lo cual ‘ha salido’ a su pariente mayor son ‘los ojos’. La clase C cuenta ahora también con el sistema ‘Digital Light’, capaz de manipular el haz de led del faro para producir mensajes o pictogramas de aviso.

Pero, si en algo se dejan notar las ‘enseñanzas’ del buque insignia es en el interior. La alargada capilla ‘monoblock’ del anterior MBUX se ve sustituida por la nueva gran pantalla vertical, que engloba también los controles de la climatización.

Interior del Mercedes-Benz Clase C

Por medio de este nuevo ‘centro neurálgico’ accederás a funciones que son, asimismo, novedad en el modelo: identificación mediante huella dactilar, millones de canciones a través de un servicio de música online o un menú específico ‘Smart Home’ para permitirte controlar desde el coche los dispositivos de domótica conectada que tengas instalados en casa. Todo ello, bajo la atenta ‘mirada’ de un sistema que aprenderá sobre ti para mejorar… y pulirá sus ‘defectos’ mediante actualizaciones ‘over the air’.

Y ya sabemos lo que cuesta

La gama inicial en nuestro país se compone de dos versiones diésel y tres de gasolina. Entre los primeros, el escalón de acceso es para el C220d, con 200 CV, un precio de 48.350 euros y, por tanto, un rival temible para el BMW 330d. Por encima, y como tope de gama absoluto en estos momentos se emplaza en C300d, con sus 265 CV, su aceleración de 0 a 100 en 5,7 segundos y su velocidad máxima autolimitada a 250 km/h. Su precio también es el más elevado, puesto que sale por 60.875 euros.

En cuanto a los gasolina, como acceso de toda la gama queda emplazado el C180, con sus 170 CV y un precio de 45.400 euros. Por encima, queda situado el C200, con un motor de 204 CV, que sale por 46.975 euros, y remata la oferta el C300 con sus 258 CV y un precio de 55.425 euros. En todos los casos, estos modelos vienen con un cambio automático de nueve velocidades, propulsión trasera y un sistema microhíbrido que les añade 20 CV. Precisamente, esa sería la gran diferencia con los Serie 3 equivalente, teniendo en cuenta que los precios son muy similares.

De serie, todos los Clase C vienen con servicios de acceso remoto, cámara de marcha atrás, el sistema multimedia con escáner de huella digital, luces de carretera con encendido automático, faros leds, cargador inalámbrico para móviles, volante multifunción deportivo, cámara de marcha atrás…

Por 3.470 euros se puede acceder al paquete premium, con elementos como el asiento del conductor con regulación eléctrica, iluminación ambiental, acceso manos libres, aparcamiento con cámaras 360, un navegador con realidad aumentada, faros leds inteligentes…

Por 7.375 euros hay otro pack más completo, llamado Premium Plus, que a lo anterior suma elementos como el techo corredizo, el equipo de audio Burmerster, el sistema de proyección de datos, el climatizador de cuatro zonas o el sistema multimedia con inteligencia artificial MBUX…

Eso sí, para contar con más asistentes a la conducción conviene pagar los 2.741 euros del pack con control de velocidad con asistente activo de distancia o los sistemas pre-safe que actúan en caso de riesgo de accidente tomando medidas preventivas.

Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.