Movilidad

Así son las nuevas normas -y multas- de la DGT

La Dirección General de Tráfico quiere poner a raya a todos los imprudentes, especialmente a los amantes de la velocidad. Unas nuevas medidas que también afectan a los patinetes eléctricos.

Nuevas medidas DGT

El Consejo de Ministros acaba de aprobar una batería de nuevas medidas que entrarán en vigor de forma paulatina a partir del año que viene. Con ellas, la Dirección General de Tráfico pretende rebajar el número de imprudencias al volante y, de esta forma, contribuir a descender la cifra de muertos anuales en un 50% -2019 acabó con 1.098 fallecidos-.

Y, cuidado, porque algunas de las sanciones no sólo afectan a los conductores de turismos, furgonetas, motos…. también se aplicarán a los usuarios de patinetes eléctricos.

El Real Decreto hace especial hincapié, por ejemplo, en perseguir el uso del teléfono móvil cuando se conduce -ahora se perderá un punto más a los tres habituales-, el no emplear el cinturón de seguridad -en automóviles- y casco -en motocicletas- y los límites de velocidad en los tramos urbanos. En todos estos campos, la detracción de puntos por infracción cometida se endurecerá de manera sustancial.

En cuanto a los límites de velocidad se reducen de manera notable con el objetivo de disminuir el número de atropellos en las ciudades. Según el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, las limitaciones no cree que vayan a suponer un incremento de la congestión para el tráfico de las zonas afectadas, que es de hasta un 80% en capitales como Madrid.

Reducción de velocidad en ciudades

Así, en las vías que dispongan de plataforma única de calzada y acera -es decir, que ambas esté al mismo nivel- el límite será de 20 km/h. En las que sólo contengan un carril por cada sentido de la circulación, la velocidad no podrá superar los 30 km/h. Si la señalización establece lo contrario, hasta ahora la máxima estaba en 50 km/h.

Lo único que no ha cambiado es el límite de 50 km/h en aquellos trayectos urbanos con dos o más carriles por sentido de la circulación, que permanecerá intacto.

Superar los 20 km/h ya no será lo convencional

En este sentido, quien desee realizar un adelantamiento en una carretera convencional de doble sentido ya no contará con los 20 km/h adicionales de margen que concedía la DGT. Al parecer no se ha tenido en cuenta que ese ‘extra’ de velocidad es muy necesario para completar una maniobra en el menor tiempo posible y, por lo tanto, con mayor margen de seguridad.

De esta forma, si para adelantar a un vehículo que circule a 85 km/h nos ponemos a 115, el infractor tendrá que afrontar una sanción que aunque no se ha dado a conocer, debería ser similar a la de circular, sin adelantar a otro coche, por una vía limitada a 90, es decir, cien euros. En enero de 2021 este tipo de conductas ya serán sancionables.

Los tramposos pasarán por caja

El conductor desobediente que se las ingenie para conducir bien únicamente en zonas donde hay radares, también tiene novedades. A partir de este momento, basta con la tenencia de un dispositivo que detecte los radares -aunque esté apagado-, incurrirá en una pérdida de tres puntos y 500 euros de sanción económica. Previamente se podían tener, pero nunca en funcionamiento.

Por supuesto, el Real Decreto también va dirigido contra los aspirantes a conductor. La DGT no piensa pasar por alto a los estudiantes que utilicen dispositivos de intercomunicación para facilitar los aprobados en las distintas pruebas de la obtención del carné. Además de impedir que se presenten durante seis meses, tendrán que abonar una multa de 500 euros.

Cuidado con los patinetes

Los conductores de patinetes también serán castigados. La DGT tratará a estos usuarios como conductores al uso, por lo que el cumplimiento de las normas de tráfico serán obligatorias en toda su expresión. El patinete eléctrico será considerado como vehículo, siendo necesario que el propietario lleve consigo el certificado de circulación en el que deben figurar los datos técnicos del aparato. La vigencia de esta norma, en cambio, se demorará dos años desde que sea publicada en el BOE.

¿Y los coches conectados?

Para el Ministerio del Interior el asunto de los coches conectados y su ciberseguridad aún no se contempla. Al ser estos todavía una realidad incipiente y con mucho recorrido por delante, no existe ninguna legislación reguladora. Tampoco en la Unión Europea, claro.

Quien sí se ha adelantado a los acontecimientos es la ONU, que este verano ha establecido una norma que establece que los fabricantes deberán crear para sus modelos un Sistema de Gestión de Seguridad Cibernética -CSMS por sus siglas en inglés-. Tener un certificado de cumplimiento del CSMS será necesario para homologar nuevos vehículos en Europa a partir de julio de 2022 y para todos los nuevos modelos que estén a la venta a partir de julio de 2024.

Un CSMS que cumpla con los requisitos marcados por la ONU demostrará que los fabricantes gestionan la ciberseguridad de sus modelos a lo largo de todo su ciclo de vida: desarrollo, producción y posproducción. Cada una de esas fases incluirá protecciones contra sus amenazas de ciberseguridad específicas.

¿Y qué pasará si los fabricantes ponen a la venta en la UE un vehículo que no cumpla con esto? Que se enfrentarían a sanciones de hasta 30.000€ por coche y se podrán ordenar retiradas del mercado en toda la UE por haber infringido la legislación comunitaria sobre homologación de vehículos.

Joven picapedrero del teclado. Periodista siempre en formación, porque uno no termina nunca de serlo del todo. Polivalente, ambicioso y con un punto mesurado e imprescindible de visceralidad. En otro orden de cosas, amante de la música y los eventos culturales en directo. Ahora, tras haber escrito sobre política y deporte en medios punteros, es el momento de acercar al público el desconocido mundo de la ciberseguridad automovilística. Para ello, sencillez, vocación divulgativa y una cucharada sopera de humor. Seguro que lo pasaremos genial.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.