A revisión

McLaren llama a revisión al Artura para solucionar este grave problema

¿Qué hacer para evitar que arda un superdeportivo de más de 210.000 euros cuando se le detecta un defecto de fabricación? McLaren ha avisado de un problema con las tuercas del Artura, que puede llegar a provocar un incendio.

McLaren Artura tres cuartos frontal

En EE.UU., 164 unidades del McLaren Artura han sido llamadas a revisión por problemas en el sistema de combustible. Al parecer, se producían fugas cerca de los componentes más calientes del motor… Obviamente, esto conlleva un riesgo de incendio nada desdeñable.

El origen del problema se encuentra en una tuerca defectuosa en el conducto de combustible de alta presión que monta el modelo. Al parecer, existe el riesgo de que se afloje y acabe con el aislamiento de los distintos conductos del sistema. En consecuencia, el carburante se puede acabar escapando.

Los casos que encendieron las alarmas

Según informa McLaren a la autoridad de tráfico estadounidense (la NHTSA), es improbable que ninguna unidad afectada termine por arder en la calle. McLaren asegura que sólo existe un riesgo real de que el incidente se produzca si se practican maniobras propias de la conducción deportiva en circuito. De hecho, eso fue lo que le pasó a la primera unidad afectada de la que se tuvo noticia. Con apenas 1.000 km de rodaje, acababa de regresar de pista cando sufrió una fuga en el tubo de combustible de alta presión izquierdo. La investigación arrojó que no se había apretado suficientemente la tuerca durante la instalación.

A continuación, antes del lanzamiento del Artura al mercado, McLaren implantó un nuevo procedimiento para apretar las tuercas. No bastó. El pasado mes de noviembre, otra unidad sufrió una fuga parecida, tras 2.800 km de uso. Por lo tanto, la única salida que quedaba era la llamada a revisión.

Durante las revisiones, la solución de McLaren pasará por sustituir las tuercas actuales, de rosca laminada, por unas más largas y con roscas cortadas. En realidad, el fabricante de superdeportivos comenzó a usar las primeras en marzo de 2021, debido a que su proveedor sufría escasez de tuercas mecanizadas. En cualquier caso, habían superado las pruebas de durabilidad de la marca.

Un «parto» complicado

McLaren indica que apenas son 50 las unidades que se han entregado a clientes con el defecto. El resto todavía se encuentran en los concesionarios o en las flotas de la marca. Cabe recordar que, tras su presentación en febrero de 2021, el lanzamiento del McLaren Artura sufrió hasta cuatro retrasos que demoraron un año su puesta de largo. Fundamentalmente, se debieron a diversos problemas técnicos con su arquitectura híbrida enchufable. Los clientes no han recibido las primeras unidades hasta octubre de 2022.

De hecho, el actual consejero delegado de la compañía, el ex de Ferrari Michael Leiters, criticó que los anteriores gestores pusieran en manos de los clientes “productos que no estaban maduros”. Asimismo, los sobrecostes acumulados durante el desarrollo del Artura obligaron a McLaren a vender su colección de 54 monoplazas históricos de la escudería al fondo soberano de Bahréin (quien, a su vez, es el primer accionista de la empresa).

“Hacer esto [retrasar la comercialización del Artura] ha puesto en riesgo la situación financiera de la empresa, pero creo que era un cambio muy importante”, afirma Leiters; “a nuestros clientes y vendedores les mandamos un mensaje muy importante: que en el futuro la calidad será nuestra prioridad. No diremos nunca más: ‘el coche es tan rápido y te hace sentir tan conectado que debéis disculparnos nuestros problemas de calidad’”.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.