Consejos HC

Madrid Mobility 360: ¿qué puede hacer esta app… y cómo es su privacidad?

La app para moverte de la forma más eficiente por Madrid ya lleva unas semanas funcionando y hemos querido saber qué tal lo hace en cuestiones claves como ciberseguridad y privacidad.

Imagen del asfalto de una calle donde están pintadas unas letras de
Foto: Piqsels.

La aplicación Madrid Mobility 360 fue presentada a principios de este mes de diciembre como una forma de optimizar los trayectos de los madrileños por la ciudad. Ha sido desarrollada por la Empresa Municipal de Transportes de Madrid -EMT- y ya lleva unas semanas en marcha, pero ¿hay algo que reprocharle en materia de ciberseguridad o privacidad?

¿Qué puede hacer esta app?

Para saber sus posibles riesgos, es importante recordar qué funcionalidades permite esta aplicación.

Madrid Mobility 360 tiene el objetivo de ayudar a planificar al usuario sus desplazamientos por la capital de España. Cubre diferentes opciones del ecosistema de movilidad de Madrid: autobuses, metro, tren, bicicletas, taxi o patinetes. Teniendo en cuenta todas esas opciones, promete optimizar los desplazamientos de los usuarios para que se hagan de la forma más rápida o barata posible. “Cualquier persona dispondrá de la mejor combinación posible con todos los medios de movilidad para desplazarse tanto en tiempo como en dinero”, explicó el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida.

Además, de forma exclusiva para autobuses, la app calcula el nivel de ocupación de cada vehículo para poder elegir el itinerario en el que haya menos densidad de pasajeros y permite realizar pagos para adquirir el billete sencillo del autobús. También permite utilizar los servicios de bicicletas compartidas BiciMAD y BiciMAD go.

La aplicación Madrid Mobility 360 es gratuita y está disponible para descargarse en los dispositivos móviles a través de las tiendas virtuales de Google y Apple.

Una vez analizadas las funcionalidades que aporta esta app, queda por saber si conllevará algún riesgo de ciberseguridad o privacidad para los usuarios.

¿Podría repetirse el crackeo que tuvo lugar en Manchester -Reino Unido- hace un año, cuando un colectivo de piratas informáticos descubrió una forma de vulnerar la aplicación de una empresa de autobuses para viajar gratis en autobús?

El consultor de Presencia Digital y Reputación Online Pablo F. Iglesias tiene todas las claves.

¿Debe preocuparnos la privacidad?

Como se ha señalado anteriormente, esta app permite saber cómo de ocupado están los autobuses. Ahora mismo, esa capacidad predictiva está disponible en el 20% de las líneas de autobús de la EMT y esperan alcanzar la totalidad de las mismas a principios de 2021. Esta funcionalidad podría generar dudas sobre si se monitoriza la ubicación del smartphone que la tiene instalada. Pero Iglesias explica que no hay que preocuparse en ese sentido.

La ocupación de los autobuses se determina mediante un modelo estadístico predictivo que utiliza tanto los datos de validación de subida de viajeros como la información aportada por sensores instalados en los autobuses. El experto indica que tecnologías similares llevan años usándose, por ejemplo, en los centros comerciales.

Como para hacer esos cálculos no se emplea la ubicación de nuestro smartphone, Iglesias explica que podemos estar tranquilos porque la app NO utiliza los permisos de ubicación de nuestro móvil“. A lo sumo, matiza, “a nivel de privacidad podríamos preocuparnos por el uso de sensores”. 

¿Podrá un cracker coger el autobús gratis?

Si no hay grandes preocupaciones sobre la privacidad, ¿las hay sobre ciberseguridad?

En este sentido, Iglesias manifiesta que “el riesgo siempre va a estar ahí. Una moneda o un billete en papel no es crackeable. En el momento en el que digitalizamos el sistema de pago hay un riesgo”.

Pero no es tan sencillo lograrlo. “Pasamos de un riesgo local -me roban la cartera y con ella me pueden usurpar la identidad- a otro global -un ataque a la EMT que comprometa la identidad de millones de usuarios-. A cambio, las barreras de entrada son mayores -robarte la cartera lo puede hacer ‘cualquiera’, pero comprometer la seguridad de una organización pública es otro cantar-“, explica el experto.

Además, “las medidas tomadas para evitar potenciales fugas o tergiversaciones de uso que comprometan esa información seguramente sean considerables” añade.

La clave es complementar, no sustituir

Por último, a Iglesias le parece una buena idea que se digitalicen este tipo de servicios: “La idea, el día de mañana, es que quien quiera no tenga por qué llevar tarjetas. Y si no es necesario, pues lo mismo tampoco llevamos cartera, ahorrándonos tener un bolsillo ocupado por completo”.

Eso sí, matiza que no debería suprimirse la opción tradicional -tarjetas- para no depender exclusivamente del móvil: “No debería significar que el día de mañana o dependes del móvil, o no puedes salir de casa. Simplemente que tengamos ambas opciones, y ya cada uno decide qué hacer en su caso” concluye.

J.M. de la Torre
He estudiado Periodismo para aprender cada día algo nuevo y Humanidades para pensar por mí mismo. Después de ponerme tras los micrófonos de COPE, estoy dispuesto a pasar página en el periodismo del motor. Desde bien pequeñito, los coches han estado en el centro de mis intereses y (según cuentan mis padres) ya con 3 años dejaba alucinada a la gente porque sabía reconocer la marca y el modelo de los coches que veía. La curiosidad es algo fundamental para un periodista, y ¡cómo no iba a sentir curiosidad por los coches del futuro y las tecnologías que los harán posibles!

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.