Empresas

Lynk&Co: el ‘club de los coches’ aterriza en Europa

La firma más exclusiva del grupo chino Geely se instala definitivamente en nuestro mercado. Y con ella, su particular idea de vender coches.

Imagen de un Club de Link&Co

Ya sabemos que el automóvil del futuro será eléctrico, conectado y autónomo. Lo que es mucho más difícil de predecir es qué ocurrirá con él cuando sea, efectivamente, así. ¿Desaparecerán los coches populares, y sus asequibles precios? ¿Se convertirá -como lo fue en un principio- en el ‘juguete’ de las clases acomodadas? ¿O disfrutaremos todos de ese paradigma que nos prometen los gurús de la movilidad?

Sea como fuere, cada fabricante toma ya posiciones en función de su propia percepción del futuro. Si contamos cada marca como una ‘especulación’ independiente, podemos obtener ya un curioso resultado: el mañana apunta a la élite. Y es que, no en vano, las más ilusionadas con las nuevas tecnologías de la automoción son, sin duda, las marcas ‘premium’. Y, en concreto, las que vienen de China, como mostró el reciente Salón de Pekín.

De entre todas ellas, una de las más enfocadas a esta filosofía es Lynk&Co. Esta firma es -al igual que Volvo- propiedad del grupo Geely. Y, dentro del gigante chino, quiere destacar por ofrecer una forma única de vender coches.

Un nuevo formato: el ‘club’

Aun en el actual contexto ‘contactless’ que impone la pandemia, Lynk&Co quiere explotar la idea de que los clientes se sientan como parte de la marca. Esta componente social se traslada a la que -entienden- será su vía de actuación principal: las membresías.

Ser ‘miembro’ de Lynk&Co permite acceder -según su CEO Alain Visser- a un mundo de movilidad personalizada y flexible. La intención de la compañía es que sus ‘miembros’ puedan disponer de un coche… sin tener que preocuparse por las típicas cargas anexas, como el seguro o los impuestos. Para ello, proponen un método de ‘pago por uso’ mensual, que aumentará en función de los kilómetros que recorras hasta un máximo de 500€.

Como añadido, la marca te permite compartir el uso del coche con amigos o familiares, lo cual puede ayudarte a rebajar la tarifa. Y hacerlo, además, sin preocupaciones: independientemente de quién lleve el vehículo, estará cubierto ante cualquier percance.

Por último, aunque Lynk&Co no cree en los ‘concesionarios’ al uso, sí dispondrá de establecimientos en las principales ciudades europeas. El primero de estos ‘clubs’ abrirá pronto en Ámsterdam -en Holanda-, y progresivamente irán surgiendo más en el resto de países del continente.

Diego García
Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.