Concepts y prototipos

Lupa E26: un eléctrico al estilo catalán

¿Y si una empresa de Barcelona hubiese encontrado remedio al tema del coste de los coches eléctricos? Este es el punto de partida de Lupa y su primer modelo, el E26.

Imagen tres cuartos delantero del Lupa E26

Si tecleas la palabra ‘Lupa’ en Internet, te encontarás una avalancha de más de 291 millones de resultados. Pero si le añades algo tan simple como ‘E26’ encontarás el que puede ser el primero coche eléctrico catalán para el gran público.

Hace apenas un año, los creadores de Lupa se hicieron la siguiente pregunta: “¿cómo se puede facilitar al acceso a los vehículos eléctricos?”. Y es que seguramente los responsables de esta firma de Barcelona sepan de las múltiples ventajas de este tipo de modelos, pero también del que sigue siendo su principal inconveniente, a poco que hablamos de un modelo de tamaño compacto: un precio elevado.

Es cierto que cada vez se otean más modelos de un tamaño en torno a los 4,2 ó 4,3 m de largo -como el VW ID.3, que será el referente-, pero son modelos que, incluso con las ayudas, promociones y subvenciones es complicado que bajen de los 30.000 euros. Así que el punto de partida Lupa Motors -ese es el nombre de la empresa- parece de lo más acertado en su propósito de poner el precio de un coche de este tipo… al menos a la altura de los modelos equivalentes de combustión.

Dicho y hecho, en Lupa se pusieron a la obra, y para ello han reclutado a ingenieros, técnicos y conductores de pruebas provienen de empresas tan conocidas como Ferrari, Nissan, McLaren, Land Rover entre otras. En cuanto a situar la sede en Barcelona, aseguran que la ciudad condal es todo un referente en lo relacionado con el mundo de la cultura, la tecnología, la moda y la gastronomía. En definitiva, consideran que “no hay mejor lugar en el mundo para asumir este desafío”.

¿Y qué se sabe de su primer producto, el E26? Pues, en realidad, bastante. Por diseño, estilo y apariencia, sólo hay que mirar las fotos. El estilo es bastante futurista, de trazos sencillos, lo que sin duda puede ayudar a abaratar costes, en vez de apostar por formas barrocas y complejas que cueste mucho estampar.

Las dimensiones son de 4,069 m de largo, 1,78 m de ancho, 1,51 m de alto y una distancia entre ejes de 2,59 metros, de manera que hablaríamos de cotas semejantes a las de los compactos de principios de siglo, pero que hoy se asemejan más a las de un Renault Zoe. El modelo se asienta sobre una plataforma de tipo patín, que alberga en un chasis todo lo que es motor, suspensiones, batería y su sistema de gestión, sistemas térmicos… algo que contribuye, por una parte, a reducir el centro de gravedad del coche -para mejorar estabilidad y comportamiento-, pero también a dejar un habitáculo diáfano para los pasajeros -y equipajes-.

Las características técnicas también suenan prometedoras. Este modelo eléctrico dispondrá de un motor de 118 CV, potencia suficiente para acelerar de 0 a 100 km/h en nueve segundos, con una velocidad máxima de 150 km/h. Dispondrá de tres modos de conducción: Sport -con toda la potencia disponible-, Normal -que limita la potencia a 90 CV- y Eco -que la deja en apenas 65 CV, pero maximiza la duración de la batería-.

Imagen tres cuartos trasero del Lupa E26

El modelo dispondría de una batería de 42 kWh con una autonomía estimada por encima de los 300 km en circunstancias de circulación realistas. Por cierto, que las baterías se podrán adquirir con el coche o en alquiler, para abaratar costes.

En ambos casos, de cumplirse las previsiones hablaríamos de un precio sin competencia. Con la batería incluida, el coste del E26 rondaría los 17.000 euros, y sin ellas el precio caería al nivel de un Dacia: desde 9.400 euros, aunque no se menciona si las tarifas tienen en cuenta posibles subvenciones gubernamentales.

Una idea original es que si decides comprar el coche con la batería, pero en el futuro quieres cambiar a otro modelo nuevo de Lupa -que también tendrá un comercial, un SUV…-, puedas quedarte la batería y ponérsela al coche nuevo, que te saldría mucho más barato. Por cierto, que la batería admite ciclos de carga muy rápidos, de tal manera que en apenas 28 minutos se puede recargar al 80%. Además, Lupa también proporcionará soluciones para hacerlo en casa de forma cómoda y rápida. Incluso más adelante, ofrecerían un dispositivo con cargas solares y una batería -que podría ser la de un E26- para que cargar el coche no te supusiera ningún coste.

La idea es que el coche se pueda reservar en 2022, concretamente en unas 64 semanas a contar desde hoy; sin embargo,

Avatar
La redacción de HACKERCAR la componen periodistas que trabajan en colaboración con expertos en tecnología y ciberseguridad. Hablamos de vehículos, de movilidad, de consejos... y también nos gusta el formato audiovisual. ¿Tienes algún tema que te gustaría que tratásemos o investigásemos? Escríbenos a redaccion@hackercar.com

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.