Empresas

Los verdaderos problemas de Tesla… no están en sus coches

Tesla levanta pasiones y suspicacias a partes iguales, en buena parte también por su CEO, Elon Mus. El hecho de ser la marca de automóviles más mediática hace que todos hablen de sus positivos avances... pero también de sus sonoros tropiezos.

LOS VERDADEROS PROBLEMAS DE TESLA NO ESTAN SOLO EN SUS VEHÍCULOS

Si algo positivo le podemos atribuir a la empresa Tesla es haber sido uno de los mayores defensores de dos tendencias que van a llegar para quedarse, como son la propulsión eléctrica y la conducción autónoma. Pero ambas tecnologías todavía tienen mucho margen de evolución y necesitan mucha inversión y tiempo para llegar a su máximo potencial… sobre todo la conducción autónoma, algo que va a necesitar de un trabajo cooperativo entre los grandes fabricantes de automóviles -y también de unos marcos legales que ayuden a su desarrollo. Sin embargo, ¿cuáles son los verdaderos problemas de una marca tan exitosa como Tesla?

Diríamos que hay dos principales; el primero es ser una empresa con un gran impacto mediático, y la segunda ser relativamente nueva en el negocio del automóvil. En cuanto al impacto mediático, es algo que se puede volver en tu contra cuando estás vendiendo una tecnología de la cual has generado muchas expectativas, pero que aún puede fallar. Cada vez que hay un problema con alguna unidad de un Tesla, éste se hace viral, afectando a la reputación de la compañía y a la confianza de los usuarios en los coches eléctricos y la conducción autónoma.

El segundo problema significa para Tesla no ser bien recibida en uno de los lobbies mas importantes e influyentes en Estados Unidos y, sobre todo, en Europa. Por ejemplo, seguo que no has escuchado mucho hablar acerca de los problemas de carga de la app de BMW; sin embargo la caída del sistema de Tesla inundó las redes en pocos minutos.

Desde luego, Tesla no es la única firma que ha tenido que llamar a miles de unidades de algún modelo por alguna llamada a revisión. Sin embargo, Tesla es tan conocida por su CEO, Elon Musk,-¿alguien sabría decir quienes son los CEOs de Volkswagen o Fiat?-, tan activo y mediático en las redes con sus avances tecnológicos que cuando algo va mal produce un efecto rebote. Esto, en sí mismo, no hace que la marca sea menos fiable, pero si afecta a la percepción de los consumidores sobre su fiabilidad.

Si miramos en Twitter, Tesla tiene casi 12 millones de seguidores, mientras que BMW apenas llega a los 2,3 millones de followers y Volkswagen ni siquiera llega al millón. Aunque otros fabricantes tengan problemas peores, como ha sido el caso de Chevrolet, con modelos eléctricos que sufrieron incendios al cargar sus motores eléctricos, Toyota con problemas en los sistemas de frenado o los ciberataques sufridos por Renault y Nissan en sus fabricas, su impacto mediático es mucho menor.

Sus últimos incidentes

Tesla cerró el mes de octubre con unos beneficios históricos de 2.000 millones de euros, además de vender un total de 241.300 vehículos. Sin embargo noviembre ha tenido un comienzo complicado; primero, con los 11.700 coches de Teslas llamados a revisión por un error de software que afectaba a los asistentes a la conducción de sus principales modelos el Model S, el Model X, el Model 3 y el Model Y.

Recientemente se sumó otro incidente que impidió a ciertos usuarios de Tesla utilizar el móvil para acceder a su coche y, por tanto, arrancar. Para conocer más sobre este último problema consultamos al área técnica de la empresa EUROCYBCAR, empresa que ha desarrollado el primer test que mide y certifica el nivel de ciberseguridad de un vehículo -y lo hace de acuerdo a la normativa UNECE/R155-.

Nos han explicado que puede haber sido causado por un aumento de tráfico de red, y han tratado de hacer una prueba de mitigación a nivel interno para comprobar cuál es la capacidad máxima de sus servidores. Pero no descartan que Tesla haya sido víctima de un ciberataque; en concreto uno «de denegación de servicio el cual ha podido provocar la pérdida de la conectividad a los servicios de Tesla. Por eso, a los usuarios les salía el error 500 en la aplicación que controla las funciones telemáticas de los vehículos Tesla desde el móvil. Remarcamos que el error 500 es un error muy común y puede deberse a otras posibilidades»

Los ‘recalls’ mas importantes que ha tenido Tesla

Si viajamos un poco al pasado y hacemos un recuento de las llamadas a revisión más importante de modelos de Tesla, nos encontramos con que en 2016, se retiraron 2.700 vehículos Model X en Estados Unidos debido a un fallo en la bisagra de bloqueo de los asientos de la tercera fila. En 2017, Tesla retiró 53.000 de sus coches Model S y Model X para solucionar un problema con el freno de estacionamiento. En concreto se informó que este elemento podría contener un «pequeño engranaje que podría haber sido fabricado incorrectamente por nuestro proveedor externo».

Entre 2017 y 2019, Tesla se vio obligada a realizar llamadas a revisión para el Model S en relación con problemas con el airbag de Takata. Todos los afectados por esta llamada a revisión fueron informados por la propia Tesla, y la marca tranquilizó a los clientes asegurando que solucionaría todos los problemas. Pero algo positivo que podemos recalcar de todos estos incidentes es que la propia marca se ha hecho cargo de reconocer sus fallos e informar rápidamente a sus usuarios, algo que también es así porque cuando son problemas de seguridad, el fabricante está obligado a contactar con sus clientes.

La fiabilidad de los Tesla… muchas veces en duda

Ha habido muchos informes sobre la falta de fiabilidad de Tesla a lo largo de los años, que les han afectado desde su primer Model S; recientemente consumer reports dejo a estte modelo en penúltima posición entre los nuevos vehículos menos fiables y no dudó en posicionar al fabricante californiano entre los peores dentro del mercado norteamericano. Los problemas más comunes que fueron reportados por los conductores hacían referencia a fallos con el exterior del vehículo; de hechi, el 5% informó que tenían problemas con la pintura, las manijas de las puertas exteriores y las cerraduras. El 3,9% informó de que no había podido conseguir que sus Teslas se pusieran en marcha.

En las unidades más veteranas, más del 50% de sus propietarios han tenido que visitar un taller. Esto ha otorgado a la empresa de Elon Mask el dudoso récord de convertirse en el fabricante de vehículos con el mayor número de coches que han tenido que pasar por el taller. Las puertas y cierres exteriores, la suspensión, problemas con el sistema de airbags, las baterías, la carga y la dirección son los fallos más comunes en sus modelos cuando comienzan a acumular unos años.

El ser pionero y mediático tiene sus riesgos

Ningún ingeniero te puede negar que Tesla está definitivamente a la cabeza en los avances tecnológicos; de hecho, puedes encontrar hasta 900 solicitudes de patentes por parte de Tesla. Su sistema Autopilot es uno de los más avanzados de conducción autónoma, sus baterías las que más autonomía ofrecen, y disponen de un sistema de actualizaciones remotas que mejoran continuamente las funcionalidades del coche. Y luego hay cosas que están por venir, como el sistema que permite limpiar superficies de cristal con rayos láser, paneles solares en el techo de vehículos o nuevos modelos de baterías eléctricas.

Esta tecnología puede ser difícil de reparar y cara de reemplazar. Además, tanta nueva tecnología también se presta a ser más problemática y, por lo tanto, hay más posibilidades de que falle, lo que no ayuda a mejorar la fiabilidad del producto.

Soy graduado en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y en Marketing y Publicidad en Capítol Empresa en Valencia, quiero dedicar mi carrera profesional al sector de la comunicación, sobre todo a la comunicación institucional, también me encantan las relaciones publicas y organización de eventos. Entre mis pasiones personales se encuentran viajar, la música, entre lo que destaco que soy dj por diversión, también me encanta mucho la geopolítica y la historia, considero que son dos campos esenciales para entender la realidad actual de lo que sucede en la política internacional de los países.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.