Expertos HC

Los retos del vehículo conectado y el 5G: comunicaciones C-V2X

Más pronto que tarde, los coches podrán comunicarse con su entorno. Algo que será fundamental para que lleguen los vehículos autónomos. Y el 5G será la tecnología que más papeletas tiene para hacer esto posible.

Imagen de una ciudad con varias señales de conexión uniendo diversos puntos de la misma
Foto: Piqsels.

Ya no hay lugar a dudas: la industria de la automoción está inmersa en una gran revolución tecnológica. Cada vez más fabricantes incorporan en sus modelos tecnologías y sistemas de comunicación avanzados.

A pesar de las dificultades tanto del 2020 -digno de olvidar por todo lo que sucedió- como del 2021, la tecnología 5G ha conseguido abrirse hueco y empezar a llegar a los usuarios. Los operadores han comenzado a desplegar sus redes comerciales. Se estima que, más pronto que tarde, podremos ver alguna innovación relacionada con el 5G aplicada a los vehículos.

Pero, como es habitual, siempre nos preguntamos, ¿a qué retos se enfrentan los vehículos con la incorporación del 5G a su tecnología?

Las comunicaciones del futuro en el vehículo conectado

En la nueva generación de vehículos conectados, el gran reto de la movilidad se llama V2X -con sus diferentes variantes-, o lo que es lo mismo, «vehicle to everything». Esta tecnología permitirá que el vehículo hable con todo lo que tiene a su alrededor: infraestructura de carreteras, señales, otros vehículos, peatones, etc.

El 5G viene apostando fuerte por convertirse en el estándar para las comunicaciones V2X. Y es que, tecnológicamente, puede dar respuesta a todas las necesidades que requieren este tipo de vehículo

Hoy en día no hay ninguna tecnología estandarizada para este tipo de comunicaciones, pero, como en otros ámbitos, el 5G viene apostando fuerte por convertirse en el estándar para las comunicaciones V2X. Y es que, tecnológicamente, puede dar respuesta a todas las necesidades que requieren este tipo de vehículos.

Por esta razón se cree que las redes 5G serán clave para proporcionar conectividad para las comunicaciones de los próximos vehículos conectados, dando respuesta a las necesidades de conectividad V2V -vehículo a vehículo-, V2I -vehículo a infraestructura-, etc.

Qué es V2X, la conexión inalámbrica diseñada para los vehículos conectados del futuro

C-V2X es un sistema de comunicaciones optimizado para vehículos autónomos. La descripción del término, como ya apuntábamos al principio del artículo, significa «comunicaciones del vehículo con todo el mundo«, lo que significa que el vehículo llevará embarcado un sistema de comunicaciones inalámbrico, muy seguramente con 5G, que permitirá al vehículo interactuar con casi cualquier cosa que se ponga a su alcance en su recorrido: otros vehículos, personas -a través del móvil-, carretera, señales, semáforos, etc.

Si los sensores de los vehículos conectados serían el equivalente a la «vista», este sistema de comunicaciones sería como los oídos del vehículo. Se complementa, además, con información adicional a los datos recibidos por el resto de los sensores incluidos en el vehículo.

Situación actual del 5G-V2X

En España tenemos el laboratorio de I+D, impulsado por Telefónica y Dekra, que está situado en Málaga y constituye un excelente banco de pruebas para este tipo de tecnología.

Su objetivo es claro, mejorar la conducción en los vehículos del futuro. ¿Cómo? Pues con acciones tan complejas, pero tan esperanzadoras, como avisar en caso de peligro en intersecciones, facilitar el paso de vehículos de emergencias o realizar un análisis en tiempo real de las constantes vitales del conductor para prevenir accidentes derivados de una indisposición de este, entre otros muchos casos de uso.

El campo de pruebas de este tipo de sistemas se encuentra en un corredor inteligente 5G que se ha creado entre Galicia y Portugal. Este corredor sirve como banco de pruebas de este tipo de iniciativas tan innovadoras.

Conclusiones

Aún nos quedan unos cuantos años para que gran parte de los vehículos incorporen esta tecnología.

Mientras llega ese momento, hay que concienciar a todos los actores involucrados en estas novedades tecnológicas de la importancia de la seguridad desde el diseño -«security by design»-. Y es que, a la hora de desarrollar de estas tecnologías, la ciberseguridad debe ser un pilar fundamental del diseño. Es una necesidad indispensable, y más aún con la incorporación del 5G que abre un universo de ventajas en el ámbito de la seguridad vial, pero también puede suponer un aumento de la superficie de exposición y, por tanto, mayor probabilidad de poder ser ciberatacado.

Especializado en la gestión de la seguridad, tanto desde el punto de vista tecnológico como desde el punto de vista estratégico. Con más de 15 años de experiencia, ha ayudado a las empresas en las que ha ejercido como responsable, en el análisis, gestión y mitigación de los riesgos en las TIC, aplicando siempre las mejores prácticas y controles para aportar siempre una protección adecuada a la información, servicios y sistemas que posee la organización. Desde 2017, compagina su actividad profesional con la docencia en diversos masters de ciberseguridad.; recientemente colabora de forma altruista con itSMF España en el grupo de trabajo ITSM4Security en la elaboración de buenas prácticas para la gestión de los servicios de ciberseguridad. En el 2019 también participó como mentor en la I Liga Nacional de Ciberseguridad de la Guardia Civil

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.